¿Qué te parece la nueva web de educarchile?
Estado
Cuéntamos tu experiencia ....

“Para enseñar a distancia, un elemento clave es entrar al núcleo familiar”

Cristian Rivas, docente del Colegio PuenteMaipo:

Tras 24 años enseñando a leer a estudiantes de primero básico, y junto a la implementación de las clases a distancia, el profesor pudo comprobar que una de las herramientas claves para motivar y lograr el aprendizaje es brindar apoyo emocional a sus estudiantes y familias.

Cristian Rivas, docente del Colegio PuenteMaipo
Cristian Rivas

Uno de los aprendizajes esperados más relevantes para los niños de primero básico es la lectura. El trabajo de los profesores de este nivel es arduo, ya que el proceso de lectura es tan diferente como diferente es cada niña y niño en su singularidad. Si con clases presenciales es un desafío importante para los docentes, entonces ¿cómo resolverlo con clases a distancia?

El profesor Cristian Rivas del colegio PuenteMaipo, ubicado en la comuna de Puente Alto,  lleva 24 años desarrollando la docencia en primeros básicos, y detectó que una de las claves es mantener el vínculo emocional con los estudiantes. “Ahí fue cuando pensé que para enseñar, primero hay que entrar al núcleo familiar, lo que se podía hacer con un simple llamado telefónico”, relata.

El contacto se ha mantenido y día a día el docente llama a sus estudiantes para saber cómo están las familias, qué necesitan, si están pasando por un momento difícil y al final del contacto telefónico, si el ambiente es propicio, pasa a la parte académica. Así, ha brindado apoyo emocional a las familias de su curso, y se ha preparado para escuchar frases que dan cuenta de realidades adversas, como “profe, perdí mi trabajo” o “no tenemos mercadería”.

Los apoderados están muy agradecidos por el apoyo y la entrega del profesor. Zulema, madre de Thomás, comenta: “Si tengo alguna dificultad lo llamo y siempre me contesta, porque él trata de estar un 100% con los niños y también con nosotros.” Por otra parte, Jeanette, mamá de Samyr, complementa: “El profesor llama por Whatsapp o teléfono todos los días, nos pregunta cómo estamos, si estamos sanos y si nos falta algo, yo me siento muy apoyada. A mi hijo le gusta hablar por video llamada, dice ¡ahí está el profesor! y se siente súper motivado”.

 

La vocación a distancia

  • ¿Cómo fue el proceso de pasar a enseñar en una sala de clases a realizar clases virtuales?

Inicialmente fue un cambio de paradigma y un signo de interrogación. De estar en contacto personal las primeras semanas de marzo, pasamos a que los niños ya no están, las salas están vacías y ahora la contención y el desarrollo de los objetivos en las distintas asignaturas tendrá que ser desde un celular o de un aparato electrónico. Pero pudimos vencer esa adversidad y logramos entrar al corazón de cada hogar para contener en lo emocional y ser un soporte en las actividades escolares en esta nueva modalidad.

  • ¿Cuáles son los pasos para la educación a distancia que están aplicando en el establecimiento?

Primero, explicamos mediante un modelo de instrucciones que llegaban a todas las familias de nuestro colegio a través de una libreta electrónica: las indicaciones de lo que debían hacer, un horario sugerido para cada asignatura, lista de tareas día a día para no generar una carga excesiva, videos de retroalimentación para que los niños puedan observar el método de trabajo. Además, agregamos una lista de teléfono de todos los profesores del colegio para aclarar dudas y nos permitía a los docentes estar en mayor contacto con las familias. Con estos primeros elementos dimos comienzo a esta educación a distancia, mucho más preparados y con la claridad de haber sacado lo mejor de nosotros en todo sentido.

  • De acuerdo con su experiencia ¿qué es fundamental para que este proceso sea exitoso?

Es fundamental tener la real y sincera convicción de sacar adelante esto con mucho corazón, pasión, empatía y profesionalismo. Así, este nuevo paradigma de educar en teletrabajo y sus distintas formas de enseñar con el uso de la tecnología, planillas de seguimiento, videollamadas de apoyo a los padres para contener las emociones y miedos, valga la pena. Por último, y muy importante, tener evidencia del proceso de enseñanza y aprendizaje para ir retroalimentando periódicamente a los niños y sus familias, con el fin de decir: ¡querida familia vuestras tareas están logradas, un 7!

 

Apoderada de primero básico del establecimiento PuenteMaipo
Apoderada del Colegio Puente Maipo junto a su hijo que asiste a primero básico, junto al profesor Cristian Rivas
Artículo
Habilidad / Actitud asociada
Autor
educarchile
Fecha de publicación
Te puede interesar...

Recursos, artículos, innovaciones, y alianzas estratégicas que están contribuyendo a la mejora educativa para el siglo XXI.