¿Qué te parece la nueva web de educarchile?
Estado
Cuéntamos tu experiencia ....

¿Cómo evaluar las metas de aprendizajes en el contexto actual?

Reflexión pedagógica

Esta es una pregunta recurrente de las y los docentes que han debido enfrentar el desafío de la enseñanza en pandemia, cuestionándose sus prácticas y buscando nuevas alternativas de evaluación. Para reflexionar sobre esta temática, revisamos los principios del actual marco normativo de la evaluación y conversamos con una Educadora Diferencial y Coordinadora del programa PIE de la Escuela Ejército Libertador de Puente Alto ¡te invitamos a leer y compartir con tus colegas!

La intempestiva suspensión de clases presenciales, durante la primera quincena de marzo, trajo consigo la búsqueda de nuevas formas de enseñanza por parte de las y los docentes, que además tuvieron que resolver cómo evidenciar los aprendizajes, diseñando los mecanismos y las herramientas para evaluar las metas de aprendizaje de forma creativa con la utilización de tecnologías y aplicaciones.

Sin duda alguna, el desafío de enseñar a distancia ha implicado grandes desafíos sobre todo en cuanto a la retroalimentación de los procesos de enseñanza de los estudiantes, junto con la constatación de su desarrollo individual, ya sea con relación a una habilidad, conocimiento o actitud. Esto se ha transformado en una invitación para el profesorado a innovar en la evaluación.

Para que ocurra una innovación debe existir flexibilidad y, justamente, este es uno de los principios que entrega el actual marco normativo para la evaluación a través del Decreto 67, de Evaluación, Calificación y Promoción Escolar; el Decreto 170, de Proceso de Diagnóstico Integral; y el Decreto 83, de Diversificación de la Enseñanza y Adecuaciones Curriculares.

¿Qué es evaluación?
¿Qué es evaluación?

En el Decreto 67 de Evaluación, Calificación y Promoción Escolar, se establece que la evaluación “es el conjunto de acciones lideradas por los profesionales de la educación para que tanto ellos como los alumnos puedan obtener e interpretar la información sobre el aprendizaje, con el objeto de adoptar decisiones que permitan promover el progreso del aprendizaje y retroalimentar los procesos de enseñanza”. 

Flexibilidad y priorización

Para Francisca Cabrera, Educadora Diferencial y Coordinadora del programa PIE de la Escuela Ejército Libertador ubicada en Puente Alto, "el marco legal vigente resulta ser el mejor paraguas para poder enfrentar la educación en pandemia, ya que permite reestructurar el rol de los docentes y sus prácticas con la mayor flexibilización posible”

Cabe señalar, que dentro de las atribuciones de los directivos está el diseño de los mecanismos de evaluación bajo los principios de flexibilidad. El artículo n°3 del Decreto 67 establece que “los establecimientos educacionales reconocidos oficialmente deberán elaborar o ajustar sus respectivos reglamentos de evaluación, calificación y promoción a las normas mínimas establecidas en este decreto…”.

En tanto, el artículo 16, indica que “el proceso de elaboración y modificación del Reglamento deberá ser liderado por el equipo directivo y técnico-pedagógico, considerando mecanismos que garanticen la participación del Consejo de Profesores y los demás miembros de la comunidad escolar”. 

Así, cada comunidad educativa debe definir los mecanismos que utilizará para evaluar los aprendizajes, considerando, en el diseño de estos, las metas de aprendizaje que evaluará, el tipo de evaluación, la estrategia evaluativa y las maneras en que las y los estudiantes puedan acceder (uso de plataformas, en papel, vía WhatsApp, otros).

Otro principio presente en el marco normativo es la priorización. En julio de este año, el Ministerio de Educación (Mineduc), difundió una propuesta de priorización curricular como respuesta a las necesidades educativas de niños y jóvenes en el contexto de la pandemia por coronavirus que, sumada a otras medidas, descomprimió la exigencia que tenían las y los docentes con un currículum considerado, para muchos, extenso. 

En este proceso de priorización es central identificar los indicadores de evaluación para el diseño de las tareas o actividades que permitirán evaluar el dominio de los aprendizajes.  Frente a esto, la educadora apunta que “en las orientaciones del decreto 67 aparecen criterios mínimos de calidad en el diseño de estrategias evaluativas que permiten que podamos alinearlas con los aprendizajes y que a su vez resulten relevantes y motivantes”.
 

Coordinadora del programa PIE de la Escuela Ejército Libertador, en Puente Alto:
Francisca Cabrera, Coordinadora del programa PIE de la Escuela Ejército Libertador

"Es importante tomar esto como una oportunidad, de operacionalizar el currículum, analizar la funcionalidad de los OA, sacar los estigmas de la evaluación y ver el proceso como algo natural que permite que el estudiante demuestre lo que tuvo oportunidad de aprender y no que sea un mecanismo de control y castigo. Creo fehacientemente en que no hay nadie que conozca más la realidad de su contexto que los y las docentes del país y por eso mismo vuelvo a mencionar que el marco legal es fundamental, ya que en los niveles de concreción curricular planteados en el decreto 83 se menciona la importancia de contextualizar el currículum a cada realidad”. 

Colaboración, diversificación, y confianza

La evaluación también tiene los principios de colaboración, diversificación y confianza:

  • Colaboración: Los mecanismos de evaluación pueden ser definidos de manera más clara y contextualizada cuando lo hacemos de forma colaborativa. Francisca Cabrera explica que “con el decreto 170 podemos intencionar el trabajo colaborativo o aprovechar la cultura de colaboración que se ha ido desarrollando desde su implementación, pensando en la importancia que ha adquirido en estos tiempos el realizar de manera conjunta diferentes acciones, el distribuir tareas y el compartir algunos roles.  La colaboración en las escuelas no es uso exclusivo de los equipos de aula o de quienes trabajan con profesionales del PIE, sino de todas las personas que son parte de la comunidad educativa”.
  • Diversificación: Una de las principales barreras de acceso educativo ha sido la enseñanza de forma homogénea. Cada vez somos más conscientes sobre la existencia de ritmos, intereses y estilos de aprendizaje. En este sentido, la Coordinadora PIE asegura que: “el decreto 83 nos da el marco para diversificar la enseñanza en general, al mismo tiempo valida la acción realizada por el Mineduc de priorizar el currículum, en base a esto se pueden identificar aquellos objetivos de aprendizaje que son prioritarios y que son abordables según el contexto. Esto hay que aprovecharlo para poder comenzar a integrarlo con la evaluación de los aprendizajes”.
  • Confianza: Otro principio que si bien, puede ser considerado transversal o actitudinal y para todo el sistema educativo, es la confianza. Francisca nos señala que “las escuelas son microsistemas y es por esto que la confianza es la clave, el Mineduc debe confiar en los docentes y directivos, los equipos directivos deben confiar en sus docentes y acompañar los procesos para que estos, en conjunto con asistentes de la educación, puedan dar respuesta a todas las necesidades que desbordan en los establecimientos”, asevera.
     

¿Cómo implementar un mecanismo de evaluación en pandemia?

Por todo lo anterior, es necesario tener en cuenta dos pasos:

  1. Priorizar: Escoger indicadores de evaluación que aseguren que se esté evaluando algo relevante, y que lo se esté evaluando permita desarrollar habilidades y conocimientos que servirán de base para otros objetivos.
  2. Diseñar: Diseñar una estrategia de evaluación que permita que las y los estudiantes puedan responder a ella, diversificando (tal como lo menciona el decreto 83) la forma de respuesta, esto quiere decir que pueda ser respondida de diversas maneras, en una guía, en un video, en un audio, en un email por escrito, en un dibujo, sitio interactivo, etc. Es decir, que se ajuste a todas las realidades que estamos atendiendo en este momento, adecuándose la evaluación al contexto y a los recursos de cada estudiante y no al revés. Esto les permitirá demostrar todo lo que han tenido oportunidad de aprender, y se darán cuenta del sentido, la relevancia y utilidad de este aprendizaje, lo cual se traducirá en motivación para seguir aprendiendo.

Esperamos que junto a tus colegas puedan reflexionar sobre la relevancia de la colaboración radical al interior y entre las comunidades educativas y que juntos encuentren soluciones creativas sobre cómo enseñar y cómo evaluar ¡comparte tus innovaciones y experiencias con nosotros! escríbenos a contacto@educarchile.cl 

Artículo
Autor
educarchile
Fecha de publicación
Te puede interesar...

Recursos, artículos, innovaciones, y alianzas estratégicas que están contribuyendo a la mejora educativa para el siglo XXI.