¿Qué te parece la nueva web de educarchile?
Estado
Cuéntamos tu experiencia ....

¿Sabías que los estudiantes chilenos se muestran favorables hacia la equidad de género y migración?

Diversidad e inclusión en el aula

De acuerdo con el primer estudio nacional de Formación Ciudadana, que se dio a conocer junto a los resultados del Simce 2018, el 80% de los alumnos de octavo básico también se muestra favorable hacia los grupos étnicos minoritarios y a la diversidad sexual.

La diversidad escolar es valorada por los estudiantes de 8°básico.
Fotografía de lápices de colores.

En mayo, el Ministerio de Educación dio a conocer - junto a los resultados del Simce 2018- el Primer Estudio Nacional de Formación Ciudadana. Éste fue aplicado en alumnos de 8° básico y constó de tres dimensiones: conocimiento cívico, actitudes y valores democráticos y disposición a participar en una democracia.


En actitudes y valores democráticos, 8 de cada 10 estudiantes presenta actitudes favorables hacia la equidad de género y hacia inmigrantes, grupos étnicos minoritarios, y de la diversidad sexual. Cabe resaltar, que la gran mayoría de jóvenes de 8º básico respetan y valoran la diversidad en una sociedad democrática.


Con respecto a la valoración de la democracia, la mayoría de los jóvenes está de acuerdo con sus principios, como la libertad de expresión, el fomento de la igualdad entre personas y la creencia de que las democracias son la mejor forma de gobierno porque aseguran la participación. En torno a la resolución pacífica de conflictos en una sociedad democrática, la mayoría cree que la paz se logra por medio del diálogo y la negociación. Sin embargo, aproximadamente 1 de cada 3 estudiantes está en desacuerdo con esa afirmación y considera que la violencia o la fuerza física son medios para lograr lo que uno quiere.

 

Ciudadanía

En conocimiento cívico, 7 de cada 10 estudiantes logra reconocer que votar de manera informada es parte de la participación responsable y que la directiva de curso es una organización democrática representativa. En esta dimensión, las mujeres obtienen 506 puntos promedio en la prueba, mientras que los hombres 465, lo que da cuenta de una brecha que se debe trabajar. Asimismo, alumnos de establecimientos del grupo socioeconómico (GSE) alto obtienen 532 puntos promedio, mientras que estudiantes de colegios de GSE bajo obtienen 433 puntos promedio.


En disposición a participar, los estudiantes de 8° básico presentan una alta disposición, si se compara con la participación de sus apoderados y las tasas de participación. En términos de participación formal, 7 de cada 10 estudiantes señalan que cuando adultos probablemente o de seguro votarán en elecciones municipales o presidenciales.


A pesar de esta alta expectativa de participación, en esta dimensión de la formación ciudadana también se observan brechas según GSE, especialmente con relación a las expectativas de participación formal. Por ejemplo, 9 de cada 10 estudiantes de establecimientos de GSE alto señalan que es probable que cuando adultos voten en elecciones presidenciales, mientras que solo 6 de cada 10 estudiantes de establecimientos de GSE bajo tiene esa expectativa.

 

Simce: El valor al esfuerzo

En relación al Simce 2018, se puede observar que los estudiantes que se reconocen como alguien que se esfuerza, alcanzan mejores resultados de aprendizaje: en 6° básico, obtienen hasta 21 puntos más en Lectura y hasta 18 puntos más en Matemática.


Las altas expectativas de padres y profesores también repercuten positivamente en los resultados de aprendizaje de los niños y jóvenes. Por ejemplo, en Matemática 4° básico obtienen hasta 19 puntos más; en 6° básico hasta 23 puntos más y en II medio hasta 39 puntos más.


En definitiva, el estudiante que alcanza mejores resultados de aprendizaje y desarrollo integral es aquel que tiene altas expectativas respecto a su educación y que recibe la confianza y el refuerzo positivo de su familia y de sus profesores.

 

Artículo
Autor
educarchile
Fecha de publicación
Te puede interesar...

Recursos, artículos, innovaciones, y alianzas estratégicas que están contribuyendo a la mejora educativa para el siglo XXI.