¿Qué te parece la nueva web de educarchile?
Estado
Cuéntamos tu experiencia ....
Loris Malaguzzzi
Loris Malaguzzi

“Es necesario que creamos que los niños son muy inteligentes, fuertes y hermosos, que tienen muchos deseos y requerimientos ambiciosos. Esta es la imagen de los niños que necesitamos tener”

Loris Malaguzzi

Loris Malaguzzi (1920-1994), fue el fundador de la filosofía educacional Reggio Emilia, la cual se basa en la imagen del niño como poseedor de un fuerte potencial para el desarrollo y como sujeto de derechos, que aprende y crece en relación con otros. 

Malaguzzi se graduó de Pedagogía y comenzó su carrera como profesor de educación primaria en 1946. Cuatro años después fundó el Centro Médico Psicopedagógico de Reggio Emilia, una ciudad ubicada en el norte de Italia. 

Luego de la devastación producida por la Segunda Guerra Mundial, algunos padres, madres y maestros decidieron comenzar a trabajar juntos para crear un nuevo sistema educativo. En este contexto, el Centro Médico Pedagógico fue donde se comenzó a incubar un nuevo enfoque educativo que, en la actualidad, se encuentra extendido en todo el mundo.

El enfoque Reggio Emilia

Esta es una filosofía educacional basada en la figura de los niños, que como seres humanos, poseen fuertes potenciales para desarrollarse como sujetos de derecho, quienes aprenden y crecen en relación con otros.

Su visión ha sido caracterizada como una educación basada en relaciones, enfocada en cada niño en relación con sus pares y busca activar y apoyar su relacionamiento con otros niños, su familia, profesores, la sociedad y el medio ambiente.

“Debemos dejar que los niños sean niños. Ellos aprenden un montón de sus pares, y los adultos aprenden de los niños estando con ellos. Los niños aman aprender entre ellos y aprenden cosas que no sería posible aprender de interacciones con adultos”, señaló Mallaguzzi en 1993.

Este modelo, implementado en los centros preescolares y salas cuna de Reggio Emilia, Italia, ha inspirado a otras escuelas alrededor del mundo, debido a sus particulares características:

  • La participación de las familias
  • El trabajo colegiado de todos los funcionarios
  • La importancia del ambiente educativo
  • La presencia del atelier y la figura del attelierista, un docente con formación artística que apoya a los profesores a desarrollar la expresión artística en la sala de clases.
  • La cocina en la escuela

Reggio Emilia no es un modelo educativo formal, como lo son los enfoques Waldorf y Montessori, con métodos definidos, estándares de certificación docente y procesos de acreditación. En contraste, los educadores Reggio Emilia hablan de una experiencia en evolución y se perciben a sí mismos como provocadores y punto de referencia para el diálogo, a partir de una visión muy rica de los niños.

Referencias bibliográficas
Te puede interesar...

Conoce nuestra oferta de contenidos pensados para ti.