¿Qué te parece la nueva herramienta CreatiMat?
Estado
Cuéntamos tu experiencia ....

Detrás de la pantalla: ¿qué pasa con niñas, niños y adolescentes?

Bienestar estudiantil

Mucho se ha hablado de la salud mental en contexto de pandemia. Estrés, cansancio por labores domésticas y teletrabajo, bajo rendimiento en diversas áreas de nuestro desempeño. Pero ¿conocemos qué sucede con niñas y niños? Descubre algunas señales que alertan sobre su desarrollo socioemocional y qué recomiendan especialistas de la salud para ayudarles. 

En esta ocasión queremos visibilizar qué sucede con niñas, niños y jóvenes que a raíz del confinamiento prolongado han perdido gran parte de su rutina y que, sin duda, les afecta a nivel cognitivo y sobre todo emocional. Para conocer más sobre este fenómeno hemos conversado con dos especialistas de la salud mental: Tomás Miño, psicólogo de la Universidad Católica, experto en TOC y Elizabeth Vega, psicóloga educacional del Colegio Eliodoro Matte Ossa ubicado en San Bernardo. De acuerdo con estas miradas esperamos contribuir a una visión más amplia sobre la salud mental de los estudiantes.

Salud Mental
Salud Mental

Antecedentes y estudios

Es necesario comprender que en la infancia y adolescencia el desarrollo socioemocional es clave para la formación de adultos con herramientas para enfrentar de forma positiva su mundo interior y la vida en sociedad. Al respecto, destacan Lizondo-Valencia, R., Silva, D., Arancibia, D., Cortés, F. & Muñoz-Marín, D. (2021) que “la infancia temprana es el momento en que el niño desarrolla hábitos y estilos de vida, y dado que uno de los pilares para el desarrollo óptimo es la interacción social, es importante evaluar el impacto del aislamiento en los menores”. Este impacto es mucho más potente en aquellos que nacieron o han pasado más de la mitad de su vida en pandemia, los efectos de esta realidad aún no se pueden dimensionar por completo. 

En esta misma publicación se hace mención de que “el proceso de confinamiento prolongado por el Covid19 ha llevado a que los niños presenten un 89% de alteraciones conductuales o emocionales, destacando entre estas: problemas de concentración e irritabilidad, depresión, estrés, malestar psicológico y aumento de los niveles de ansiedad (Sánchez, 2020)”, cifra que permite sentenciar que no debemos olvidar o pasar por alto lo que sucede con la población infantil, y que la salud mental en este escenario es una prioridad. 

Al mismo tiempo, destaca y es consecuente la preocupación docente que se refleja en la 2° encuesta Vinculando Aprendizajes aplicada por nuestro portal educarchile, donde se evidencia que un 64% considera necesaria una mayor formación en Desarrollo Socioemocional, misma muestra que manifiesta en un 59% como un desafío para este año 2021 poder contener emocionalmente a sus estudiantes. De acuerdo con lo anterior, es posible concluir que hay un reconocimiento desde la escuela de las necesidades emocionales de sus estudiantes, por lo tanto, es necesario apoyar este requerimiento. Es por ello, que desde educarchile queremos brindar apoyo a familias, cuidadores, docentes y profesionales de la educación, desde la mirada de dos entendidos de la salud mental que nos orientarán para enfrentar de mejor forma esta crisis.

2° encuesta Vinculando Aprendizajes
2° encuesta Vinculando Aprendizajes

La escuela, un espacio social para el aprendizaje y las emociones

Dentro del núcleo escolar la salud mental tiene un espacio. La participación de profesionales de esta área, así como de integración han sido claves en el proceso de adaptación a las clases remotas. Elizabeth Vega Sandoval, psicóloga de programa de integración escolar del Colegio Eliodoro Matte Ossa, ubicado en la comuna de San Bernardo, comenta que en su establecimiento toda el área de psicología educativa han realizado una ardua labor para contener a sus estudiantes, además de realizar charlas y cursos para que apoderados puedan apoyar a las y los estudiantes que se encuentren a su cargo. Sin embargo, menciona que la participación de los apoderados en estas instancias no ha sido muy alta, probablemente debido a las responsabilidades laborales o la carga que cada quien pueda tener a nivel familiar, laboral, económico e incluso de salud.

Le entrevistada menciona que “las y los estudiantes son seres íntegros, por lo que necesitan un equilibrio en su área emocional para la adquisición de sus aprendizajes. Por lo tanto, no podemos obviar el contexto en el cual se desenvuelven, estamos intentando entregar contenidos cuando detrás de cada estudiante que está intentando aprender hay un sin fin de variables que pueden estar incidiendo”. Esta reflexión apunta a que la salud mental es prioritaria si se desea generar aprendizajes profundos, por consiguiente, es una variable que debe ser considerada con la misma importancia que se le otorga a la entrega de contenidos curriculares.

La creencia de Elizabeth coincide con la preocupación docente, que solicita mayor apoyo y formación en educación socioemocional, para lograr aprendizajes con sentido, que a largo plazo puedan convertirse en herramientas y habilidades para el futuro y no sean olvidados. Es por ello, que la profesional concluye enfatizando que “se requiere poner atención a este llamado de alerta y darle la prioridad que se merece. Por ello me pregunto ¿cómo enseñar y esperar buenas notas sin educar las emociones, sin saber qué pasa por la mente de cada estudiante?, ¿qué le afecta, por qué no le motiva el colegio?”.

Este llamado de atención no es exclusivo de este año, ya el 2020, en la primera encuesta Vinculando aprendizajes, un 78% de docentes presentaba como preocupación central la situación emocional, económica y social de sus estudiantes. Esto no desmerece ni le resta importancia al curriculum académico, pero sí es posible comprender que, en una situación de estrés, depresión, angustia y/o ansiedad, el aprendizaje de contenidos se torna mucho más complejo, y considerando los altos porcentajes de estudiantes que no se sienten a gusto con las clases, que han bajado su rendimiento o tienen sentimientos negativos como tristeza, enojo o frustración, se requiere prestar atención a la salud mental de niños, niñas y jóvenes como lo expresa la psicóloga Elizabeth Vega.

Elizabeth Vega Sandoval, psicóloga de programa de integración escolar del Colegio Eliodoro Matte Ossa
Elizabeth Vega Sandoval, psicóloga de programa de integración escolar del Colegio Eliodoro Matte Ossa

Recomendaciones para mejorar la salud mental

Indiscutiblemente la salud mental es un tema que ha brotado a raíz de la pandemia y sus efectos, sobre esta realidad conversamos con Tomás Miño, Psicólogo Clínico Infanto Juvenil y experto en TOC. En su página “hablemos de TOC” intenta democratizar la salud mental, con espacios donde puedes encontrar información gratuita sobre este tema y generar redes a lo largo del país para que cada día más personas puedan reconocer y trabajar en su propia salud mental.

Actualmente, las consultas para los profesionales de la salud mental han aumentado críticamente, a lo que el entrevistado agrega que “lo que más nos preocupa es la cantidad de patologías en niños cada vez más pequeños. En su mayoría, los casos que se han presentado son cuadros ansiosos, depresivos y de estrés, incluso en preescolares”. Según Tomás, esto se debe a que muchos colegios están exigiendo a sus estudiantes como si no estuvieran en pandemia, generando un alto estrés, que además tiene implicancias en la concentración, en la capacidad de poder descansar, de estar tranquilos, ya que están todo el día bombardeados de preocupaciones y obligaciones que les generan un alto nivel de ansiedad.

De acuerdo con lo anterior, el especialista hace énfasis en que se requiere más psicoeducación, ya que estamos hipotecando la salud mental de niñas, niños y adolescentes. Hay muchos estudiantes sobrepasados con las tareas del colegio, que han vuelto a clases presenciales y no pueden rendir, por lo que se ha optado por sacarlos del sistema escolar, comenta basado en su labor y los casos que ha tratado.

Para mejorar la realidad es necesario entender que la salud mental es transversal a todas las áreas de la vida y que no hay salud si no nos ocupamos de ella. Al respecto, desde su formación Tomás cree que “la educación emocional debe partir en la primera infancia, para que se puedan reconocer emociones, saber qué nos pasa y romper el prejuicio sobre los problemas mentales, para que la gente se acerque más a las consultas y no llegue cuando la crisis es demasiado grande”.

En este contexto, también es imprescindible entender que quienes tienen que contener tampoco están adecuadamente contenidos, por lo tanto es necesario ver este aspecto de forma realista, ya que muchas familias no tienen el tiempo necesario para brindar un apoyo efectivo, por lo que el psicólogo aconseja que “el tiempo que les puedan entregar sea de calidad, donde puedan realizar alguna actividad que saque al niño o niña del encierro y donde además se sienta escuchado, ya que muchas veces los niños nos hablan lo que les pasa, lo dibujan o lo evidencian a través de juegos, pero no siempre estamos atentos”.

Es importante entonces que también los padres, cuidadores o profesionales de la educación se den un tiempo para saber cómo se sienten, como están manejando el estrés, el cansancio. Ya que, para poder contener, los adultos deben estar en un buen estado anímico y emocional.

Tomás señala que para reconocer cuando un problema de salud mental debe ser consultado a un especialista se debe considerar que los síntomas que son esperables en una situación como la que estamos viviendo actualmente, se tornan crónicos, esa es una señal de alerta. ¿Qué quiere decir esto? Que las dificultades que pueda manifestar una niña, niño o adolescente se mantengan durante un tiempo prolongado (un mes, por ejemplo) y que no se pueda mejorar con la contención que en otras ocasiones daba resultado para solucionar el conflicto.

Algunos de lo síntomas que se pueden presentar son: estar en hiperalerta, hipersensible, constantemente irritable y con comportamientos obsesivos. Es preciso aclarar que estas conductas pueden ser comunes en el contexto actual, pero si afectan el rendimiento, la calidad de vida, se mantienen en el tiempo y van en aumento es necesario buscar ayuda.

Uno de los consejos que nos entrega el especialista es el facilitar la conversación emocional, ayudar, sobre todo en la etapa preescolar, donde el lenguaje es más limitado, a poner en palabras lo que tal vez al niño o niña le está pasando, explicar “tal vez estás nervioso por salir a la calle y contagiarte”, “estás enojado porque no puedes ver a tus amigos” o “estás triste porque ya no puedes hacer tus actividades favoritas”. Esta recomendación es clave, ya que nos ayuda a acercarnos y también a que la infancia sea un espacio donde se reconozcan las emociones y se validen: punto de partida para desarrollar una emocionalidad sana y acorde con la vida cotidiana. 

Tomás Miño, Psicólogo Clínico Infanto Juvenil y experto en TOC

Cursos de formación gratuitos

Esta temporada en educarchile continuamos entregando herramientas para el desarrollo profesional de docentes y profesionales de la educación. En relación con el cuidado de la salud mental de las y los estudiantes, hemos preparado dos cursos: ¿Cómo potenciar el desarrollo socioemocional de nuestros estudiantes? El Desafío del Aprendizaje Socioemocional desde la Implementación del Currículum de Orientación.

El desarrollo socioemocional es parte de todo proceso de aprendizaje, más aún de los procesos formativos que se orientan a preparar a estudiantes para el sigo XXI. La crisis sanitaria y el impacto de la suspensión de clases presenciales, ha permitido visibilizar el rol que la escuela cumple como un espacio de contención, apoyo y fortalecimiento de habilidades sociales y emocionales de los integrantes de la comunidad educativa, sumado al desarrollo cognitivo y curricular. Dado lo anterior, para apoyar a las comunidades educativas, esta instancia formativa tiene el objetivo de conocer los fundamentos del desarrollo socioemocional en estudiantes, considerando las etapas del ciclo vital y brindar algunas estrategias para potenciar dichas habilidades en el proceso de enseñanza- aprendizaje.

Estos cursos se encontrarán disponibles a partir del 22 de julio hasta el 30 de septiembre, tiempo en el que podrás inscribirte y desarrollar las actividades a tu ritmo, y completando alguno de los cursos recibirás un certificado de participación con tu nombre, el nombre del curso y el logo de educarchile. No pierdas la oportunidad de avanzar en tu desarrollo profesional y comprometerte con la salud mental de tus estudiantes, para lograr mejores aprendizajes y formar ciudadanos íntegros desde lo cognitivo hasta lo emocional.
 

Curso ¿Cómo potenciar el desarrollo socioemocional en nuestros estudiantes?
Curso ¿Cómo potenciar el desarrollo socioemocional en nuestros estudiantes?
Artículo
Habilidad / Actitud asociada
Autor
educarchile
Fecha de publicación
Te puede interesar...

Recursos, artículos, innovaciones, y alianzas estratégicas que están contribuyendo a la mejora educativa para el siglo XXI.