compartir

Artículo

La ciencia como eje articulador en el currículum de la educación básica

A través de campamentos astronómicos, el rescate de las raíces ancestrales y actividades transversales al currículum, el profesor Mauricio González del Liceo Técnico Profesional de Colchane lleva la ciencia al altiplano chileno.

Taller de astronomía Liceo Técnico Profesional de Colchane

Los habitantes del pueblo de Colchane tienen cuatro horas de electricidad al día, no cuentan con radioemisoras y los canales de televisión funcionan intermitentemente. Lo anterior contrasta con el desarrollo de la ciencia que lidera el Liceo Técnico Profesional de Colchane (Tarapacá), donde la identidad local se fortalece con actividades como la observación astronómica, la electrónica y la integración de asignaturas curriculares.

En esta comuna de poco menos de 2 mil habitantes (todos de etnia aymara) ubicada en pleno altiplano chileno, es Mauricio González, uno de los cinco finalistas de la versión chilena de Global Teacher Prize 2017, quien da vida a un proyecto educativo que entrega autonomía a los docentes para disponer los medios pedagógicos más pertinentes a sus estudiantes, incluyendo la promoción de la metodología de proyectos y el trabajo interdisciplinario.

Con 28 años enseñando en la comuna, este profesor de educación general básica y jefe del departamento de ciencias del liceo es un referente en esta pequeña comunidad cerca de la frontera con Bolivia, que tiene el doble desafío de educar a los estudiantes para el siglo 21 y preservar un legado ancestral que se ve amenazado por el recambio generacional, el progreso y la alta emigración de la población hacia ciudades como Iquique y Alto Hospicio, en búsqueda de oportunidades laborales.

Es en este contexto que el “profe Mauricio” decidió trabajar con la integración de asignaturas tales como lenguaje, historia y artes, con el eje conductor de las ciencias naturales, aprovechando los espacios que entrega para esto la educación básica. “La ciencia y la tecnología me permiten poner en práctica los conocimientos adquiridos en las otras asignaturas. Mis alumnos son aymara y una de las características de los aymara es su pragmatismo. Lo que enseño tiene que servir y se tiene que ver para qué sirve; si no, no tiene sentido”, acota González


Menú de navegación



Actividades con integración curricular:

  1. Microcuentos: se pide a los estudiantes redactar textos cortos sobre su entorno local usando procesadores de texto. La actividad permite integrar las asignaturas de lenguaje y tecnología, promoviendo al mismo tiempo la cultura local.

    “Pedí a mis estudiantes escribir sobre el altiplano y lo condicioné que sea en 100 palabras. Mis alumnos escribieron historias interesantes, y uno de ellos fue ganador de la categoría infantil de Iquique en 100 palabras. Te podrás imaginar el impacto que causo en sus compañeros”, explica Mauricio González.

  2. Experimentar y elaborar: Se pide a los estudiantes calentar y moldear chocolate, para demostrar el cambio de los estados de la materia. En la asignatura de artes se crea una caja y en lenguaje se escribe un poema. El producto final se entrega para el día de la madre.

  3. La actividad es de bajo costo y abarca los objetivos transversales, así como las asignaturas de lenguaje, artes visuales y tecnología.


Proyectos:

  1. Campamento de astronomía.

    Uno de los desafíos que ha supuesto la modernización y la alta migración hacia otras ciudades es la pérdida del conocimiento de los antepasados. Ésta es una de las ideas que inspiró a Mauricio González a crear el proyecto Wara Wara (“estrellas” en aymara) en 2017, que con el aporte de Explora Conicyt busca cotejar conocimientos de la cosmovisión aymara presentes en la comunidad local con la astronomía moderna. “Nos dimos cuenta de que muchos abuelos habían partido y que el conocimiento ancestral se estaba perdiendo. Logramos que los chicos fueran a preguntar a sus abuelos y hubo una toma de conciencia”, destaca González.

    El proyecto terminó con un campamento de tres días en Aguas calientes de Enquelga, a casi 4 mil metros de altura, en el que participaron 15 integrantes del taller de astronomía y otros 40 estudiantes de escuelas y liceos de la comuna. La actividad matizó instancias de observación astronómica con telescopio (manchas solares de día y estrellas de noche), presentaciones en un planetario móvil facilitado por la Universidad de Tarapacá, instancias de reflexión sobre valores universales y talleres de formación en habilidades transversales y técnicas de campismo.

    “Se empezaron a sumar distintos colegios que querían estar presentes, además de Explora Conicyt y la Universidad Arturo Prat, y así llegamos a cerca de 90 personas. Hicimos redes de apoyo con la Municipalidad de Colchane, Senda, Conaf y Servicio País y fue tan exitoso que se repetirá nuevamente el próximo año”, relata el profesor.

    Ir a materiales


  2. Introducción a la electrónica:

    Para Mauricio González, la educación básica es el espacio propicio para motivar a los estudiantes a adquirir conceptos básicos de electrónica, que puedan servir de iniciación a la robótica y como base para trayectorias de educación media¬. Esto es algo que logra a través del taller extraprogramático de ciencias, donde los estudiantes construyen productos tecnológicos como interruptores solares, medidores de humedad y alarmas.

    Mauricio realiza esta unidad desde que conoció una revista educativa en la que se presentan modelos de armado de productos electrónicos, prototipos que hoy pueden encontrarse haciendo una búsqueda a través de Internet. Es un modo, dice el profesor, de trabajar el circuito eléctrico simple que establecen las bases curriculares de Ciencias Naturales, pero llevándolo un paso más allá. El costo de la iniciativa se remite a la compra de protoboards o “placas de pruebas”, además de sensores, pilas y otros elementos que pueden encontrarse a bajo costo en el comercio.

    “Ellos van desarrollando esa destreza motriz y discriminación visual. Aunque no soy electrónico, sí puedo decir que soy un motivador en electrónica, y eso es básico para enseñarles robótica. Veo cómo esto impacta a los niños y su capacidad de asombro. Sus ojitos brillan al ver que su proyecto funcionó”, comenta Mauricio.


Factores habilitantes:

  1. Desarrollar una cultura escolar: al proponer la realización de experiencias de aprendizaje en terreno como los campamentos de astronomía, es común encontrarse con dificultades. Para ello, según Mauricio González, es fundamental la exhibición de resultados, la relación con los apoderados y la confianza del equipo directivo.

    “Yo muestro los trabajos. Invito a los apoderados y a la Unidad Técnico Pedagógica a ver resultados, y eso es lo que ha provocado, por así decirlo, que tengan que ceder. Porque muchas veces te dicen que no, pero los profesores tienen que salir del aula. También te dicen que tienes que trabajar y completar una cantidad de horas, por lo que tienes que planificar muy bien la salida de aula”, recomienda el profesor.

  2. Vincularse con instituciones en las temáticas de interés de la comunidad: para la experiencia de Mauricio González, quien lleva 15 años realizando campamentos de astronomía, ha sido clave la vinculación con iniciativas como Explora y Profísica (hoy desaparecido), entre otras, así como con universidades como Arturo Prat, de Tarapacá y La Serena, que cuentan con recursos y programas de astronomía escolar.

    “Hay que atreverse, nada más que atreverse. Hay instituciones como el Observatorio Europeo Austral, ALMA y las diferentes universidades que pueden apoyar. No todo nos resulta, pero hay que golpear puertas, y algunas se abren”, aconseja Mauricio González.

    Según el profesor, otro de los factores clave es el trabajo en red, que funciona como bola de nieve. “Nos llegó una invitación a participar en 2003 con Una actividad para explorar de Explora. Nosotros ganamos y tuvimos que ir a defender el proyecto a Santiago. Ahí comienza el contacto con Explora, que tenía redes con Profísica, que entre otras cosas nos invitó a medir el perímetro de la Tierra y la radiación solar”, narra.

  3. Persistir en el propósito:

    Relata Mauricio González que hace unos años, cuando se cambió de establecimiento, perdió un proyecto que había ganado por la imposibilidad de transferirlo a la nueva escuela. Fue tanta la insistencia de hacer la actividad, que consiguió con Profísica que lo pusieron en contacto con el Instituto Max Planck de Alemania, que ha sido uno de sus principales aliados. Gracias a eso han contado con el apoyo de numerosos astrónomos y astrofísicos de distintas partes del mundo, además del primer telescopio que obtuvieron.


Materiales de la experiencia:

Este espacio busca entregar algunos de los materiales con los que se implementaron las metodologías descritas en este artículo y que puedan resultar útiles para facilitar la transferencia o inspirar nuevas ideas. A continuación, compartimos algunos de los documentos facilitados por Mauricio González.

  1. Modelo de presentación de proyecto de campamento astronómico: el documento corresponde a la actividad de cierre de la iniciativa Wara wara. Incluye objetivos general y específicos, así como beneficiarios, insumos, equipamiento y planificación del campamento. Algunos datos fueron eliminados por consideraciones de privacidad.

  2. Modelo de formulario de postulación a congreso regional Conicyt: el documento presenta el proyecto Wara wara, incluidos sus fundamentos y actividades asociadas. Algunos datos fueron eliminados por consideraciones de privacidad.

Para más consultas, puedes escribir directamente al profesor a: mauriciogonco@hotmail.com


En educarchile…

Sitio “Astronomía en Chile”: el espacio contiene artículos sobre distintos temas relacionados con esta ciencia y la actividad astronómica nacional, además de contenidos de apoyo a actividades de aula, en el marco de ciencias integradas.

http://www.astronomiaenchile.cl

Sitio “Aprende con Energía”: podrás encontrar temas de interés asociados a la generación, transporte y consumo eficiente de energía y el contexto y la infraestructura energética de Chile, además de herramientas educativas, experiencias y material de apoyo docente.

http://www.aprendeconenergia.cl

Serie “Cazadores de ciencia” (vía Novasur): el espacio recorre el patrimonio científico nacional, a través de seis capítulos que abordan cielo, tierra, naturaleza, cultura, agua y ser humano. Realizado por Cábala Producciones y financiado por el Consejo Nacional de Televisión.

Ir al sitio en Educarchile


Información

Técnica

Fecha de Modificación02/01/2018
Descripción BreveA través de campamentos astronómicos, el rescate de las raíces ancestrales y actividades transversales al currículum, el profesor Mauricio González del Liceo Técnico Profesional de Colchane lleva la ciencia al altiplano chileno.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile