Loading

compartir

Artículo

Entrevista a Mónica Garuti y Carlo Gallucci: “un niño que lee es un adulto que piensa”

Pasando por fomento lector, literatura infantil y la oportunidad de que niños y niñas accedan desde sus primeros años al mundo de la lectura, todo esto y más conversamos con Mónica Garutti y Carlo Galluci, quienes visitaron Chile en el marco de la exitosa Fería Internacional del Libro de Santiago, FILSA.

Mónica Garuti, representante de la Feria del Libro Infantil de Bolonia, Italia, y el editor independiente Carlo Gallucci, de la editorial de literatura infantil y juvenil Gallucci Editore.


Italia fue el país invitado a la FILSA 2017 y la programación estuvo cargada de sus representantes más destacados, oportunidad que desde el portal educativo educarchile aprovechamos para conversar con dos exponentes de la literatura infantil y juvenil: Mónica Garuti, representante de la Feria del Libro Infantil de Bolonia, Italia, y el editor independiente Carlo Gallucci, de la editorial de literatura infantil y juvenil Gallucci Editore.

Una conversación que se realizó luego de la presentación de los invitados en la Jornadas profesionales sobre ilustración y literatura infantil y juvenil de FILSA, donde abordaron las tendencias actuales sobre las temáticas, con la presencia de docentes, estdiantes y profesionales de la ilustración.Representantes de la literatura infantil que conversaron con educarchile sobre fomento lector, los próximos desafíos de la Feria de Bolonia y la importancia de interesar a las niñas y niños desde pequeños en el valor de un libro.

¿Cuál es la situación de la lectura en niños y niñas en Italia?

Carlo: la situación de la lectura para niños, niñas y jóvenes es muy buena en Italia y en el mundo, y eso se debe a que la calidad de la ilustración para la literatura para niños y jóvenes es superior y ha crecido mucho en los últimos años. La Feria de Bolonia es otro impulso a la lectura, donde hay una atención específica a la creatividad literaria y no sólo a los negocios. Hay mucha riqueza, muchas iniciativas nuevas y es el único mercado de los libros donde hay mucha oferta pero también hay mucha demanda, es el único que está creciendo. En el caso del mercado de libros para adultos estos sufren la competencia del mundo digital, y no en el sentido de los libros digitales, sino en todo lo que es la utilización de Internet, el uso de los dispositivos móviles, las aplicaciones, juegos de las redes sociales que quitan tiempo para la lectura.

¿Cuáles son los próximos desafíos de la Feria de Bolonia?

Mónica: en mayo próximo vamos a tener una feria en Nueva York, coincidiendo con Book Expo, donde se organizan actividades similares y con las editoriales para jóvenes. Es un gran desafíos porque nosotros hemos dialogado especialmente con el oriente, entonces este es un intento por introducirnos más en el mundo norteamericano y hasta ahora hemos sido bien recibidos.

¿Cuáles son las estrategias de fomento a la lectura?

Carlo: en primer lugar tratamos de publicar libros estimulantes, que sean interesantes. Toda nuestra atención va hacia la calidad, ¡y todo nuestro dinero! La calidad de los materiales, del papel, de la gráficas, del texto y la retribución justa a quienes trabajan. En Italia desafortunadamente hay menos librerías, están cerrando las librerías más tradicionales y se están afirmando las grandes cadenas, las franquicias de los libros que tiene un enfoque más comercial y eso le quita espacio a la calidad en general. Tratamos de acercar los libros a las personas aun donde no hay librerías y para hacer eso utilizamos justamente el digital; tenemos una tienda online que entrega libros sin gastos de envío para que cada uno pueda tener una librería cerca de su casa,

Según su experiencia, ¿cuáles son las claves para el fomento lectura en la escuela?

Mónica: sin duda los profesores tienen que ser siempre parte de un proceso de competencias, de capacitaciones, ellos necesitan habilidades y destrezas específicas para involucrar a los niños en la lectura. Hace poco en Italia salió un libro que se llama “El primer libro nunca se olvida” de la autora Carla Ida Salviati, enfocado a niños de 5 a 11 años, es un libro muy bueno donde hay muchos consejos y estrategias para estar más cerca de los niños y ayudarlos a descubrir el mundo de la lectura. Desde mi experiencia puedo decir que una de las claves es estar cerca del niño, acompañarlo en lecturas participativas, colectivas.

En Italia esto funciona bien, hay organizaciones que planifican estas iniciativas además de cursos de capacitación para los profesores. Para fascinar a una persona con la lectura hay que adquirir competencias específicas; hay que saber elegir el libro correcto el que sea capaz de encantar al niño y probar la situación correcta. Un espacio más íntimo donde el niño sienta que le están dedicando atención y también hay que ayudarlo pero dejarle la libertad de encontrar sus propios temas.

¿Cuán importante es que los niños y niñas se interesen por los libros desde la primera infancia? Por ejemplo, apreciando las ilustraciones cuando no saben leer y, ya más grandes, comprender los textos.


Carlo: es muy importante impulsar la lectura de los niños y niñas en los primero años. En Italia hay una organización que impulsa la lectura desde los primero meses de vida que se llama “Nacidos para leer” es una asociación de pediatras, bibliotecarios, profesores para que se les lea a los niños cuando están en la panza de la mamá para que se acostumbren a escuchar la voz de su padre y de su madre escuchando una historia, de esa forma desarrollan una relación cálida sentimental con la narración.

Por otro lado, en nuestra editorial hacemos libros objetos de materiales como tela o plástica con el que se puede jugar, apretar, incluso meterlo al agua y tiene muy pocos dibujos con figuras contrastantes que puede ser entendido por los niños más pequeños, aunque siempre tienen una narración, no es sólo una secuencia de imágenes, aunque sea una narración sencilla como “el pato se mete al agua” pero es una historia. Es muy importante que este trabajo de interés por la lectura lo hagan las familias de manera espontánea dependiendo de su cultura y su economía porque los libros cuestan dinero.

¿Cuál es el papel de las editoriales independientes en el fomento lector frente a la las grandes editoriales en Italia?

Carlo: sin los grandes editores se caería el mercado de los libros porque son ellos quienes hacen más inversiones en libros, pueden pagar a profesionales del área (gráficos, ilustradores, autores) impulsan más a la lectura. No los puedo criticar. Los pequeños editores tienen un rol distinto. Se tienen que dedicar a la investigación de nuevos temas, nuevos autores, nuevos estilos y presentar algo distinto,original. Es típico de empresa pequeña donde el director y el editor son la misma persona. Ojalá que no sean aplastado por el mercado actual que tiene la tendencia a concentrar todo en las manos de pocas personas.

En Italia hay muchos pequeños y medianos editores, tienen un rol muy importante en el mercado italiano en la literatura en general y eso justamente puede ser por este rol de innovación e investigación que tienen.

¿Cuánto de un niño que tuvo acceso a la lectura hay en un adulto amante de la lectura?

Carlo: un niño que lee es un adulto que piensa. Piensa en general, en la vida, no es un adulto que toma las decisiones importantes de la vida de manera impulsiva. Un adulto que no lee es difícil que aprenda cuando grande; es difícil de grande que aprendas a andar en bicicleta, son cuestiones que se aprenden cuando eres niño.

¿Qué libros podrías recomendar a un adulto no lector?

Carlo: a un adulto que no lee primero le preguntaría qué le gusta, porque todos tenemos algo que nos gusta. ¿Cuál es su pasión? Desde aquí le recomendaría leer algo que tiene relación con el tema, que sea estimulante y divertido. Le diría que hay libros que tratan estos temas y ahí le aconsejaría empezar a leer con el libro más entretenido, más famoso, que le ha gustado a mucha gente, que trata de estos temas que son de su interés.Tiene que ser el libro que encuentra al lector, que se mueve al lector, no hay que esforzar el lector hacia el libro.


¿Cómo ha sido la experiencia de estar presente en la Feria Internacional del Libro de Santiago, FILSA, siendo Italia el país invitado?


Mónica: para mí ha sido muy interesante estar aquí, he conocido a la galerista Isabel Molina con quien vamos a organizar un taller con algunos ilustradores de Chile y he podido ver editores de ilustración y libros para jóvenes, algunos de ellos participaron en la Feria de Bolonia. Una de las diferencias con la feria de Bolonia es que acá está abierta al público, en cambio en Bolonia hay un perfil más profesional, entonces no hay tanto intercambio como pasa aquí, pues están invitados los jóvenes, estudiantes, es otro tipo de perfil.

Información

Técnica

Fecha de Modificación15/11/2017
Descripción BrevePasando por fomento lector, literatura infantil y la oportunidad de que niños y niñas accedan desde sus primeros años al mundo de la lectura, todo esto y más conversamos con Mónica Garuti y Carlo Galluci, quienes visitaron Chile en el marco de la exitosa Fería Internacional del Libro de Santiago, FILSA.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Queremos tu

Opinión