compartir

Artículo

Literatura juvenil: cómo los libros lograron hacerse un lugar

En un mundo con más y más información disponible a través de una gran variedad de canales, parecería que el libro pudiese tener los días contados. No obstante, hoy los jóvenes sí están leyendo, y lo que los motiva a abrir páginas son ciertas temáticas bastante particulares.


Es cada vez más común encontrarse con personas de todas las edades inmersas en el mundo virtual. Estos encuentros pueden darse en todas partes, ya sea en el transporte público, caminando por la calle, en restaurantes o incluso durante reuniones con amigos. Los jóvenes no son ajenos a este cambio social e incluso cultural. Y así como la información fluye más rápido, las formas tradicionales de enseñanza se ven obsoletas. Según el estudio “Comportamiento lector y hábitos de lectura” realizado por la CERLALC en 2012, un 35% de estudiantes consideran una obligación toda lectura realizada en el colegio, perdiendo interés en seguir más allá con los libros. Entonces, ¿es descabellado pensar que el libro como lo conocemos hoy perderá arrastre entre las nuevas generaciones?

Pese a cualquier pronóstico oscuro, desde hace algunos años la literatura juvenil está viviendo un renacer de la mano de temáticas marcadas que tienen en común el fuerte interés, incluso fanatismo, que generan sobre el público joven. Esto es algo que podría parecer obvio, pero al parecer no lo es tanto, ya que según el estudio “Esto no es un cuento” realizado por fundación La Fuente, un 63% de niños de cuarto básico se identifican como interesados en la lectura y que no encuentran libros de su interés. Este porcentaje baja a 35% en jóvenes de sexto básico. Y el mercado literario está reaccionando llevando el libro como una plataforma más de una experiencia multimedia.

El amor en internet

John Green es un conocido escritor de novelas románticas para público juvenil. Una de las más reconocidas en la actualidad es “Bajo la misma estrella”, que cuenta la historia de una joven enferma de cáncer pulmonar que se enamora de otro joven con la misma enfermedad mientras participan de un grupo de apoyo. Además de esto, es un reconocido youtuber, en el canal vlogbrothers, y cada uno de sus vídeos tiene más de un millón de reproducciones. Es esta vitrina la que le permite conectarse con su público objetivo y luego poder traspasar lo recibido a libros que son un éxito de ventas (más de 10 millones de libros vendidos hasta la fecha). También se encuentran libros como el de Germán Garmendia, “#ChupaElPerro”, donde se narra, de forma autobiográfica, episodios de su vida que puede dejar alguna enseñanza a los lectores, pero siempre siguiendo el mismo estilo del de los vídeos de su canal. Como éste también hay otros autores, por ejemplo los youtubers Dross, el Rubius o Valentina Villagra, que a través de relatos de sus vidas, temas paranormales o incluso a través de videojuegos, han sabido hacerse parte de un mercado bastante específico y algunas veces mirado en menos.

Las dos temáticas mencionadas anteriormente han sido éxitos de ventas, sólo basta mirar semana a semana los rankings de ventas de El Mercurio o La Tercera. Y algo importante de hacer notar es que los libros leídos por los jóvenes son sobre temas de los que tienen interés de saber fuera de los libros. Por ejemplo, las novelas de John Green “Bajo la misma estrella” y “Ciudades de papel” han sido adaptados al cine, siendo número uno de taquilla en países como España y Estados Unidos, entre otros. Los libros vendrían siendo una extensión de la experiencia virtual que los jóvenes ya tenían previo al libro, al ser seguidores de los vídeos que se publican semana a semana. De esta forma, el libro sería un medio más en el que los autores puedan llevar una experiencia multimedia con sus lectores, pudiendo incluso crear o fomentar el desarrollo de comunidades, sacando la literatura de su encierro y expandiéndola a nuevos formatos, abriendo camino también a los libros en formato digital, que según el estudio “¿Dónde lees tú?”, del Observatorio del Libro y la Lectura, tiene un 89% de penetración en jóvenes de 13 a 17 años.

Fuentes:

  • (2016). Literatura juvenil: un boom que se potencia al calor de las nuevas tecnologías. El día, recuperado desde El Día, el 2 de enero 2016. 
  • García, J. (2014). Nuevo boom: El triunfo de la literatura juvenil. La Tercera, 2 de enero de 2016.
  • Fundación La Fuente. (2013). Esto no es un cuento, Datos lectores de Fundación La Fuente. Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc). (2012). Comportamiento y hábitos y lectura.
  • Observatorio del Libro y la Lectura. (2013). ¿Dónde lees tú?

Información

Técnica

Fecha de Modificación27/12/2016
Descripción BreveEn un mundo con más y más información disponible a través de una gran variedad de canales, parecería que el libro pudiese tener los días contados. No obstante, hoy los jóvenes sí están leyendo, y lo que los motiva a abrir páginas son ciertas temáticas bastante particulares.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Relacionados

Palabras Clave