Loading

compartir

Artículo

Programa de orientación vocacional temprana reduce deserción escolar en la Araucanía

La iniciativa “Proyecto de vida Cunco Chico”, que se desarrolla en una escuela rural cercana a Temuco, fue una de las ganadoras del concurso de innovación escolar “La Otra Reforma”, convocado por Fundación Chile y Fundación Colunga.

A través de diversas actividades, los estudiantes de la escuela rural San Francisco de Cunco Chico (IX Región), comienzan a definir proyectos de vida y la continuidad de sus estudios de educación media.

¿Qué quieres ser a los 25 años? No es una pregunta fácil de responder, especialmente para un estudiante de enseñanza básica. Sin embargo, en la escuela rural San Francisco de Cunco Chico se atrevieron a plantearla a sus alumnos. Y se trata solo del punto de partida de un desafío más ambicioso: lograr que los estudiantes diseñen su propio proyecto de vida.

Es la apuesta del homónimo “Proyecto de Vida Cunco Chico”, desarrollado en esta escuela por la Fundación Educaraucanía. La iniciativa busca apoyar la continuidad de estudios de los niños que egresan del establecimiento y deben trasladarse a otros para seguir adelante con su enseñanza media. Un momento clave para los estudiantes en una escuela donde la deserción escolar luego de octavo básico alcanzaba el 40%.

Esta iniciativa fue una de las cuatro ganadoras del concurso de innovación educativa “La Otra Reforma”, organizado por Fundación Chile y Fundación Colunga. Un total de 141 proyectos fueron presentados a este concurso por escuelas, ONGs y emprendedores sin fines de lucro. “La orientación vocacional en sí misma no es novedosa, pero este proyecto nos pareció muy innovadora porque lleva la orientación vocacional a la enseñanza básica, donde usualmente no se realiza, y promueve el desarrollo de las habilidades del siglo XXI desde muy temprano en los estudiantes”, destaca Ana María Raad, gerente del Centro de Innovación en Educación de Fundación Chile.

Para cumplir estos propósitos, el modelo de “Proyecto de Vida Cunco Chico” propone a los estudiantes tres ejes: abrirse al mundo a través de experiencias donde los escolares descubren espacios más allá de su entorno cercano; conocerse a sí mismos, reconociendo sus habilidades y potencialidades; y visualizar posibilidades, de modo que vean distintos ámbitos en los que pueden desarrollarse en la adultez. Para esto, son acompañados por un tutor que los guía.

Al cabo de este proceso, los estudiantes deciden el liceo en el que quieren continuar sus estudios. El proceso ha sido clave para reducir a un 9% la deserción escolar en una escuela donde el 94% de los estudiantes pertenece a familias en condición de vulnerabilidad y cuyos miembros tienen en promedio solo ocho años de escolaridad. "Queremos generar conciencia, anhelos y entregar herramientas concretas para que los alumnos puedan continuar de manera exitosa la educación media. Queremos que los niños tengan un sueño y para eso deben conocer más", explica Valeska Véliz, directora ejecutiva de Educaraucanía.

El reconocimiento alcanzado en el concurso La Otra Reforma por esa iniciativa implica al entrega de recursos económicos y una mentoría especializada por parte de Fundación Chile y Fundación Colunga. Con este apoyo, los encargados de la iniciativa pretenden sistematizar su modelo y transferirlo a otras escuelas rurales.

Información

Técnica

Fecha de Modificación06/11/2015
Descripción BreveLa iniciativa “Proyecto de vida Cunco Chico”, que se desarrolla en una escuela rural cercana a Temuco, fue una de las ganadoras del concurso de innovación escolar “La Otra Reforma”, convocado por Fundación Chile y Fundación Colunga.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Relacionados

Palabras Clave

Queremos tu

Opinión