Loading

compartir

Artículo

Sacar los pañales y el chupete

Artículo que nos habla el control de esfínter y cuando sacar el chupete.


Control de esfínter

Alrededor de los 18 meses de edad, el desarrollo neurológico y muscular le permite iniciar, el control voluntario de sus esfínteres. Descubre con placer que puede aliviar instantáneamente, la tensión producida  por la necesidad de orinar o de defecar, o bien sostenerla brevemente. Tanto una como la otra son agradables y placenteras y además constituyen un punto fijo en la constancia de las atenciones de su madre hacia él.

Si bien el desarrollo neurológico permitiría, desde el año y medio  el establecimiento más o menos definitivo, de unos hábitos de limpieza, la particular posición psicológica en la que se encuentra todo lo relativo a los excrementos, puede determinar importantes variaciones de un niño a otro en la adquisición de tales hábitos.

De ahí la insistencia de los psicólogos en aconsejar que los padres no sean demasiado rígidos al respecto, un adiestramiento precoz impuesto priva al niño de un paso necesario en su evolución afectiva y del placer que del obtiene. Por paradójico que parezca el niño de dieciocho meses  hace de sus excrementos un objeto de amor, y debe permitírsele antes de obligarlo a una nueva y , por supuesto tan deseable como necesaria perdida, disfrutar de él.

Sacar el chupete como y cuando quitarlo


La edad en que se estima que el niño debe abandonar el chupete, se estima alrededor de los dos años, ya que a partir de entonces su uso prolongado puede producir malformaciones en la dentición. Sin embargo para que el pequeño acepte prescindir  de este elemento de satisfacción, ha de haber alcanzado una etapa en la cual habrá desarrollado la posibilidad de poder obtener los mismos resultados placenteros por otros procedimientos más elaborados.

En este proceso de deshabituación, el papel y la astucia de los padres, son imprescindibles. Difícilmente el niño va a dejar un objeto que ha sido su compañero de vida. Los padres pueden ayudar por ejemplo dejando el chupete en casa cuando salen de compras, ya que al tener otros estímulos, será más fácil que se vaya desprendiendo de él, quitárselo de la boca una vez que se quede dormido, conversar con el sobre lo dañino para sus dientes que es, hacerle notar que ya es grande y no necesita usar chupete.

Pero el secreto para lograr que el niño abandone el chupete, radica básicamente en el apoyo afectivo que el pequeño encuentre en su entorno. Lo que muchas veces ocurre es que los primeros que han de mentalizarse son los propios adultos, acostumbrados a recurrir al chupete para cortar con el llanto del niño o solucionarle rápidamente cualquier problema de adaptación.

Información

Técnica

Fecha de Modificación18/12/2014
Descripción BreveArtículo que nos habla el control de esfínter y cuando sacar el chupete.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile

Queremos tu

Opinión