compartir

Artículo

Humor en el aula: un buen compañero

El humor es en sí mismo, un buen acompañante en la vida y también en la educación, porque mejora el clima escolar y estimula el desarrollo cognitivo de los estudiantes.

Pepito es el personaje principal de una serie de publicaciones de Pepe Pelayo. Autor que se ha especializado en la temática que fusiona la literatura con el humor infantil y que puede ser una interesante herramienta pedagógica.

Una clase donde el profesor o los alumnos están malhumorados, simplemente, no funciona. Para hacer clases más entretenidas, más amables, y que capten más la atención de los alumnos, es altamente recomendable aplicar cierta dosis de humor en el aula.

La sonrisa crea, indiscutiblemente, un mejor clima de trabajo. No solamente en la educación, sino que en la vida misma: ayuda a romper el hielo, relaja y desestresa.  

La risa se convierte así, en un interesante puente de acercamiento entre profesores y estudiantes y un buen articulador en el aula. Con el humor los niños tienen mejor disposición al aprendizaje, dado que despliegan emociones positivas que fortalecen su autoestima. En ese sentido es útil a la hora de introducir contenidos más densos o para enlazar relatos más complejos.

"El chiste desarrolla el sentido del humor del niño. Con el sentido del humor desarrollado, el niño vivirá con un estado de ánimo positivo, con buen humor, con buena disposición y viceversa, porque es un círculo virtuoso. Con ese talante positivo, el niño estará más dispuesto a entregarse a cualquier actividad placentera, lúdica. Con el sentido del humor desarrollado, también el niño desarrollará su sentido crítico, su sentido común, su imaginación, su creatividad y mejorará su personalidad", quien afirma esto es una voz autorizada en la materia: Pepe Pelayo.

Humor, educación y literatura pueden producir resultados sumamente positivos si se tiene la capacidad de saber fusionarlos. Y en esa línea, precisamente, está el trabajo de Pepe Pelayo. Un hombre multifacético: actor, comediante, humorista, guionista y director escénico, entre otras cosas. Pero con un tacto especial y un énfasis en la literatura y el humor infantil. Nació en Cuba, pero lleva más de una década en nuestro país.

Pepe es creador del popular personaje "Pepito", protagonista de una serie de libros infantiles relacionados a la temática educativa-humorística. El autor cree que el humor es importante, principalmente a la hora de iniciar un amor por la lectura.

"Yo vivo convencido de que “la letra con risa entra”. Por tanto, sólo puedo aconsejar que practiquen mi programa, que consiste en trabajar con un libro de chistes y juegos de palabras, luego con un libro con una historia corta comiquísima y así hasta lograr que se enamoren de la lectura, mordiendo el anzuelo del humor. Pero también estoy convencido que existen muchos otros métodos, que son también muy efectivos y todo suma", afirma con humildad el autor.

Y aunque no se trata de agarrar todo a la chacota. Hay que saber en qué momentos se hacen clases más entretenidas y en qué momento se aplica seriedad. No es tan difícil. Se requiere criterio y sentido común y establecer reglas, disciplina y parámetros de respeto.

DIMENSIÓN COGNITIVA

El humor permite o facilita el conocimiento. Hay una serie de estudios que así lo demuestran. Por ejemplo "El humor como medio cognitivo", de la docente catalana Eva Aladro, sostiene que "el humor implica necesariamente más de un plano de significancia". Hablamos del verdadero humor y no del chiste más burdo. Es similar a lo que ocurre con las metáforas u otras figuras en el caso de la poesía, el ir más allá de lo superficial.

Los esquemas cognitivos, donde asociamos e integramos conceptos, son básicos para el funcionamiento de nuetra mente, ya que además de asociar e integrar, crean formas y son la base en nuestro entendimiento del mundo. El humor está lleno de estos esquemas, tipificaciones y formalizaciones rituales, así como se da en la religión, los rituales sociales o la familia. Por lo mismo, el humor nos hace interpretar de una forma más amplia la realidad, observando y descubriendo cosas que de otra manera quizás no lograríamos. Para profundizar más en este estudio, hacer click acá.

¿Más?, sí. Según el sociólogo estadounidense Peter Berger, famoso por coescribir junto a Thomas Luckman "La construcción social de la realidad: un tratado en la sociología del conocimiento", "el humor develaría aspectos de la realidad que cuestionan los prejuicios o puntos de vista subjetivos del observador. Además, esta perspectiva permitiría captar aspectos de la realidad ocultos desde una más visión "seria". Así, tanto la superación de la subjetividad como el descubrimiento de otras perspectivas de la realidad tienen una importancia fundamental en el mundo educativo, ya que son condiciones imprescindibles para cualquier aprendizaje creativo y liberador"

Existen dos formas en que el humor puede ser altamente beneficioso para ser trabajado en el aula. Una tiene que ver con una actitud más bien general, de distención del ambiente, de entrar en confianza y de acercar más al alumno con el docente. Por otra parte y quizás más interesante aún, está el tema de plantear el humor como una forma de enseñar. A través de ejemplos divertidos, de historietas, de gags o situaciones cómicas en general.

 Concurso Pepito 2010

Pepe Pelayo, la señal VTR y la editorial Alfaguara, convocan este año al concurso de humor infantil "Pepito 2010", puedes encontrar el formulario de inscrición para participar aquí y las bases, acá.

El concurso está dirigido a alumnos entre 4 y 12 años para que participen enviando sus diálocos. ¿Dialocos? sí, diálocos. Una mezcla entre diálogos y locuras, es decir, conversaciones disparatadas, locas, chistosas, que nacen a partir de unir chistes (mínimo de tres y máximo de 10). Más información de cómo armar un dialoco, acá.

La idea es incentivar la lectura, la escritura y el humor en los más pequeños. Y por lo mismo te instamos a motivar a tus alumnos a participar, ya que el plazo es hasta el próximo 9 de septiembre.

Información

Técnica

Fecha de Modificación03/09/2010
Descripción BreveEl humor es en sí mismo, un buen acompañante en la vida y también en la educación, porque mejora el clima escolar y estimula el desarrollo cognitivo de los estudiantes.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile