Loading

compartir

Artículo

Estudios revelan detalles de usos y competencias TICs de estudiantes chilenos

Dos estudios que abordan entre otras cosas el nivel de acceso a computadores, conectividad, usos y competencias tecnológicas de nuestros jóvenes, conforman una interesante radiografía del panorama de las TICs y educación en Chile.

imagen icono RSS


El seminario internacional de educación, tecnologías y aprendizajes "De la tiza al clic", realizado en Santiago en junio recién pasado, fue el contexto para presentar los resultados de dos estudios, uno de ellos preliminar, enfocados en los jóvenes, los usos y competencias tecnológicas, que dejan de manifiesto los esfuerzos por estudiar y comprender qué sucede hoy en materia de TICs en Chile y los desafíos que restan para avanzar.

Uno de ellos, y quizás el más novedoso, es la investigación desarrollada por un equipo interdisciplinario del Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación (CEPPE) y el Centro de Medición MIDE UC, ambos pertenecientes a la Pontificia Universidad Católica de Chile, llamado "Competencias TIC Siglo XXI: primeros resultados de un estudio en estudiantes chilenos", estudio pionero en medir el grado de manejo con que estudiantes chilenos son capaces de desarrollar actividades avanzadas con el uso de tecnología. La medición, de la cual ya se conocían avances en la prensa, fue presentada en extenso por Ignacio Jara y Magdalena Claro, investigadores del CEPPE.

Como se muestra en el gráfico, el estudio develó que, a medida que las tareas demandaban mayor complejidad cognitiva, menor porcentaje de alumnos lograba desarrollarlas correctamente.

GRÁFICO DE COMPETENCIAS

imagen gráfico de competencias y número de alumnos que contestaron la tarea asociada correctamente

En el gráfico, las tareas están ordenadas de menor a mayor complejidad de abajo hacia arriba.

En la oportunidad, Jara resaltó además los hitos de la investigación y el interesante aporte en materia de definiciones, tales como la identificación del tipo de competencias TICs que nuestros jóvenes debieran manejar para una correcta inserción en el mundo laboral.

"Hemos definido un marco conceptual sobre lo que son estas competencias y hemos desarrollado y validado un instrumento para medirlas", expresó Jara. La prueba, hasta ahora aplicada en forma inédita a más de mil alumnos de 15 años del sistema educativo chileno, de las regiones Metropolitana, de Valparaíso y del Bío Bío, es una respuesta a una necesidad concreta, según Jara: "Las políticas en educación requieren ponerle más foco, y por lo tanto distinguir con mayor claridad y métrica, aquellas competencias que esperamos los jóvenes desarrollen respecto de las nuevas tecnologías. Por eso el foco del estudio es medir esas competencias que los jóvenes tienen que desarrollar para desenvolverse en el Siglo XXI, y que se desarrollan en el espacio digital", indicó.

"En la actualidad lo que se mide en pruebas como el SIMCE, tiene que ver con los aprendizajes de las asignaturas (Lenguaje, Matemáticas, Ciencias). Pero sabemos que la relación entre el uso de la tecnología y los aprendizajes esperados, es esquiva y está mediada por otro conjunto de factores más importantes, como el apoyo docente", explicó.

"También, se busca que los jóvenes adquieran destrezas de manejo del computador con cierta fluidez. Pero la verdad es que, mirando hacia delante, esto cada vez resulta menos relevante como objeto de atención, pues los jóvenes las están adquiriendo de forma natural, producto de su manejo diario de la tecnología, fundamentalmente en el hogar. Por lo tanto, este estudio intenta ir un poco más allá y medir lo que denominamos las 'competencias del Siglo XXI', que también se denominan en la literatura 'competencias TIC para el aprendizaje''', recalcó.

De acuerdo a lo planteado por el investigador, la riqueza de este estudio surge precisamente de la respuesta a la pregunta inicial respecto a cuáles son las competencias vinculadas que se aprenden y se desarrollan en el nuevo espacio digital, y que permitirán a los jóvenes desenvolverse como estudiantes, ciudadanos y trabajadores efectivos, en la emergente sociedad del conocimiento, en este nuevo siglo.

En este sentido, en el estudio se establecen las habilidades mínimas para que los jóvenes puedan resolver problemas de manejo de información, comunicación, colaboración en un espacio digital, con herramientas tecnológicas y que se resumen en el estudio como:

  • Buscar y seleccionar información en fuentes digitales
  • Organizar y administrar información digital
  • Analizar, interpretar y representar información digital
  • Integrar, combinar y refinar información digital
  • Colaborar en ambientes digitales
  • Seguir reglas de conducta en ambientes digitales (saber comportarse)

"Los problemas planteados en el examen pueden no sonar como nuevos, como por ejemplo, desarrollar una presentación sobre las especies en extinción. Sin embargo, tenemos la oportunidad y la necesidad de que las nuevas generaciones aprendan a abordar los problemas de maneras nuevas, porque los contextos son nuevos", sostuvo Jara.

Según el estudio, debiéramos esperar que los alumnos de hoy sean capaces de desarrollar un conjunto de acciones, pensamientos y disquisiciones exigentes, como:

  • Plantear las preguntas que les ayudan a orientar la resolución del problema.
  • Saber cómo y con qué palabras clave buscar información.
  • Ser capaces de guardar, almacenar, combinar, estructurar y re-mirar la información recopilada para poder abordar las tareas.
  • Decidir qué herramientas y representaciones digitales van a usar para comunicar y representar las soluciones a los problemas planteados.
  • Trabajar en colaboración, como grupo, con quienes deben ser capaces de trabajar con efectividad, comunicarse, opinar, avanzar a través de medios digitales de comunicación que no existían.

Otros resultados:

El 60% de los alumnos contestó bien tareas relacionadas con la evaluación de información digital.
El 16% de los jóvenes evaluados fueron capaces de analizar correctamente información y crear una representación, que implicaba:

  • abrir un archivo con tabla
  • revisar y analizar tabla
  • seleccionar tipo de gráfico más adecuado
  • crear un gráfico sobre diferentes causas de extinción de animales
  • guardar el archivo

Resultado preliminar

De acuerdo a los datos entregados, un 50% de los estudiantes evaluados pudieron contestar entre 13 y 24 preguntas, de un total de 48. Un 21% hizo menos de 13 y un 25% realizó más de 24. En ese sentido, tenemos que una proporción importantes de jóvenes realizó el grueso de las actividades. Sin embargo, ningún estudiante alcanzó el puntaje máximo de 48.

"¿Cómo se interpretan estos resultados? Hay que tomarlo con cautela, porque recién estamos entendiendo lo que estamos haciendo, dado que estas habilidades no están presentes ni trabajadas en el currículum"

"Una primera cosa que sí se puede señalar, es que los estudiantes están siendo capaces de realizar un grueso de estas actividades. En este sentido, los resultados muestran que ha valido la pena lo hecho en política de informática educativa. Sin embargo, por otra parte, también nos presenta lo que falta. Nos presenta que todavía queda un desafío por hacer, un esfuerzo por desarrollar estas competencias que faltan, con acciones específicas orientadas a trabajar estas habilidades, tanto en el currículum como en el trabajo escolar", indicó Magdalena Claro, investigadora del CEPPE.

De acuerdo a lo planteado por los investigadores, entre los factores que podrían incidir en la diferencia de los puntajes se encontrarían:

  • La variable de grupo socioeconómico, relacionada positivamente con los puntajes, es decir, a mayor posición socioeconómica, mejor puntaje en esta prueba.
  • El acceso a las tecnologías en el hogar
  • Frecuencia de uso
  • El lugar de uso (casa o liceo)
  • La autopercepción de confianza en tareas simples, es decir, esto se refiere a hacer una carta usando Word, enviar un correo electrónico o tomar fotos.

"El acceso a la tecnología, un uso cotidiano de ellas y la confianza, están relacionadas con los puntajes, es decir, niños que tienen más acceso, que hacen un uso más frecuente de la tecnología y tienen mayor confianza en el uso, tienden a tener buenos resultados", explicó Magdalena Claro.

Según la investigadora, los resultados dan cuenta de un desarrollo parcial de las competencias establecidas como básicas para desempeñarse óptimamente en un contexto de masificación tecnológica y estableció el desarrollo de un currículum específicamente orientado a desarrollar estas habilidades, como una de las principales tareas a trabajar en el futuro inmediato.

Caracterización de acceso, conectividad y usos de los estudiantes

Según la investigadora Marthita Kluttig del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, que estuvo a cargo de presentar ¿Qué dice PISA 2006 sobre impacto de las TICs en Chile?, el acceso a computadores en los establecimientos educativos y en el hogar son dos aspectos bastante distintos y que se deben tratar por separado.

A este respecto, Kluttig afirmó que se ha avanzado significativamente en el acceso a computadores en el hogar. Sin ir más lejos, entre el 2000  y el 2006 el porcentaje había crecido un 77%, lo que nos quiere decir que en el 2006 el 50% de nuestros alumnos tenía acceso a un computador en sus casas. Según explica Kluttig, esta cifra, que sigue en alza, se debe principalmente a que los jóvenes están influenciando en las decisiones de sus padres para invertir en tecnología.

Descargue presentación estudio ¿Qué dice PISA 2006 sobre impacto de las TICs en Chile?imagen ícono presentación Powerpoint

Sin embargo, según Marthita Kluttig, frente a este panorama auspicioso, los resultados referidos a Chile de PISA 2006 muestran que no todas son buenas noticias. Según la experta, existen aún tres brechas evidentes e importantes por derribar y que tienen que ver con el acceso a la tecnología, el tipo de uso que hacen los escolares y la frecuencia con que se relacionan con los dispositivos.

Brecha: acceso

De acuerdo a los datos obtenidos, un tercio de los jóvenes chilenos tiene acceso a un computador conectado en su hogar. Sólo los grupos socioeconómicos más aventajados tienen un acceso comparativo a países de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OECD, sigla en inglés), consideradas potencias a nivel mundial. En tanto, sólo el 3% de los estudiantes de estrato social bajo tienen acceso a un computador con Internet.

ACCESO A COMPUTADOR

imagen recuadro que indica computadores por alumno en el establecimiento y en el hogar

De acuerdo al recuadro, si una clase de computación estuviera al máximo de su rendimiento, un alumno podría tener un acceso máximo de una hora de clases pedagógica a la semana.

"Estamos hablando de que, de todo el universo de alumnos de 15 años de nuestro país, sólo un tercio de ellos cuenta con un computador conectado a Internet . Y si decimos que en sus establecimientos, los estudiantes tienen acceso a 1 hora pedagógica con TICs, entonces, es discutible el impacto que pudiera tener su uso", sostuvo Kluttig.

"Si bien hemos avanzado positivamente en términos de facilitar el acceso, estamos muy retrasados del promedio en los países de la OECD", indicó la experta.

Brecha: tipo de uso

"Tenemos una brecha digital como país, en que nuestros alumnos, potenciales trabajadores, se muestran menos competitivos frente al resto del mundo. También tenemos una brecha de bajo acceso. Pero, pese a que tenemos menos acceso, somos más intensos en el uso, pero no en el uso adecuado", enfatizó Kluttig, dando cuenta de un segundo tipo de brecha que tiene que ver con para qué ocupan la tecnología los escolares.

"Lamentablemente no son los usos que nosotros deberíamos potenciar. Los jóvenes se sientan a un computador y hacen lo que les parece más atractivo. Sus usos están relacionados con entretención, chateo, email, más allá de realizar actividades que potencien sus aprendizajes", indicó Kluttig.

Brecha: tiempo de uso de un computador

Según el estudio, más de un tercio de nuestros alumnos lleva ocupando un computador entre 5 y más años y el 36% de los alumnos han usado el computador en edades previas a los 10 años (52% OECD). "Esto suena nuevamente bastante bien, pero estamos retrasados en comparación con la OECD. De acuerdo a las cifras, el 20% de nuestros alumnos lleva menos de un año en contacto con un computador, lo cual puede significar que nuestros alumnos sean muy prematuros o muy iniciales en lo que pueden lograr con el computador y a esto también le llamamos brecha digital, porque se trata de usuarios menos preparados y confiados en sus habilidades con computadores", explicó.

Para la investigadora, la importancia de aumentar la frecuencia de uso, radica en que este factor es una aproximación a la familiaridad que tiene el alumno con el computador.

PATRÓN DE USO DEL COMPUTADOR

imagen gráfico patrón de uso del computador

En el gráfico, mientras más afuera, el alumno tiene más experiencia y saca mejor partido de la herramienta.

"Yo insisto en que tenemos que enfrentar 3 brechas distintas: la brecha que tiene que ver con el acceso, tanto al computador como a Internet. Una segunda brecha que dice relación con el tipo de uso; y una tercera, que nos dice que tenemos alumnos (experiencia de uso es confianza) que están mucho menos preparados, mucho menos confiados que los alumnos del resto del mundo", enfatizó.

BRECHAS DE USO DE TICs EN CHILE

imagen de los 3 tipos de brecha que nos afectan

Otras conclusiones

  • El acceso a un computador en el hogar tendría un impacto positivo en los aprendizajes.
  • No se observó la misma relación con el acceso en los establecimientos. "Esto podría ser el reflejo de que estamos muy lejos de lograr una infraestructura mínima, que nos permita efectivamente ocupar tecnología como una forma de alcanzar los aprendizajes".
  • A mayor experiencia de uso, mayor es el impacto en el rendimiento escolar. "Es decir que, a medida que el alumno se vuelve más confiado en el uso, es más probable que tenga un mayor impacto en los aprendizajes".
  • Se observó que la relación entre aprendizajes y tecnología, depende del tipo de uso
  • Lo más importante es hace cuánto tiempo que la usa y cuán familiarizado está con la tecnología.

Información

Técnica

Fecha de Modificación07/07/2010
Descripción BreveDos estudios que abordan entre otras cosas el nivel de acceso a computadores, conectividad, usos y competencias tecnológicas de nuestros jóvenes, conforman una interesante radiografía del panorama de las TICs y educación en Chile.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Queremos tu

Opinión