Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

Planificación escolar: una estrategia de enseñanza efectiva.

Investigaciones recientes plantean que uno de los factores relevantes para mejorar los aprendizajes es la planificación.

Los profesores que preparan bien sus clases desarrollan una enseñanza más desafiante y demuestran seguridad en su quehacer pedagógico. Esta seguridad les permite mantener una buena comunicación con sus alumnos y darse cuenta de los tiempos reales que ellos requieren para que se produzcan los aprendizajes deseados.

Ir al sitio de la revista Aula Creativa.

Es necesario que el docente tome en cuenta: ¿Qué conocimientos tiene acerca de cómo aprenden los niños? ¿Quiénes son sus alumnos y alumnas? ¿Qué aprendizajes esperados seleccionará?

El tema pedagógico más importante que nos llama a la reflexión en la actualidad tiene relación con la necesidad urgente de mejorar los aprendizajes de los alumnos, especialmente en los primeros niveles, que es donde se sustentan los aprendizajes posteriores. Algunos autores señalan que "el aprendizaje puede ser exitoso en la medida que esté cuidadosamente planificado."

Esto significa tomar decisiones bien fundamentadas acerca de:

  • Lo que deben aprender los niños y las niñas.
  • Las actividades a desarrollar para que se produzcan los aprendizajes esperados.
  • Los materiales necesarios para realizar las actividades.
  • Las evaluaciones que se realizarán.

Cuando se planifica se asegura un uso efectivo del tiempo, priorizando la tarea pedagógica por encima de actividades administrativas que interrumpen el proceso y dispersan el trabajo escolar. Se intencionan también una serie de rutinas pedagógicas necesarias para sistematizar permanentemente los aprendizajes que el docente desea lograr con sus alumnos, agilizando asimismo los ritmos con que estos aprendizajes se producen.

Clases bien estructuradas, con momentos de inicio, desarrollo y cierre claramente establecidos y con un buen ritmo de enseñanza, tomando en cuenta las características personales de niños y niñas y estableciendo estrategias tanto de trabajo individual como grupal, aseguran mejores niveles de logro. Si estas acciones han sido debidamente anticipadas, el trabajo escolar puede ser óptimo.

Los profesores que preparan bien sus clases desarrollan una enseñanza más desafiante y demuestran seguridad en su quehacer pedagógico. Esta seguridad les permite mantener una buena comunicación con sus alumnos y darse cuenta de los tiempos reales que ellos requieren para que se produzcan los aprendizajes deseados.

Las nuevas propuestas curriculares del Ministerio de Educación, para NB1 Y NB2, constituyen un desafío para la organización de los aprendizajes que es necesario lograr en cada curso. La forma o modelo de planificación que adopte cada escuela o colegio dependerá de sus intereses y necesidades. También es importante tener presente que hay diferencias si se trata de planificaciones semestrales, trimestrales o del plan de clase. Estas consideraciones permitirán saber con qué nivel de especificidad se registrarán los aprendizajes esperados, los ejemplos de actividades, el tipo de evaluación, etc.

Para llevar a cabo esta acción es muy importante que el docente dé respuesta a las siguientes interrogantes:

  • ¿Qué estructura tienen los nuevos programas de estudio?
  • ¿Qué conocimientos tengo acerca de cómo aprenden los niños?
  • ¿Qué conocimientos conceptuales tengo en los distintos subsectores en que me desempeño?
  • ¿Qué conocimientos tengo acerca de la didáctica de cada subsector?

Asimismo, es necesario que el docente tome en cuenta: ·

  • ¿Qué tiempo de duración abarcará la planificación?
  • ¿Quiénes son mis alumnos y alumnas?
  • ¿Qué aprendizajes esperados seleccionaré?
  • ¿Qué ejemplos de actividades permitirán que los niños y niñas logren los aprendizajes esperados?
  • ¿Cómo organizaré estas actividades?
  • ¿Cuáles de ellas se trabajarán en grupos, cuáles en forma individual o con todo el curso?
  • ¿Son estas actividades motivadoras y posibles de desarrollar con mis estudiantes?
  • ¿Qué otras actividades incorporaría tomando en cuenta la realidad y necesidades de mis alumnos y de la escuela?
  • ¿Qué materiales se necesitan para realizar las distintas actividades?
  • ¿Es posible obtenerlos? Si no es así, ¿por cuáles puedo reemplazarlos para lograr los aprendizajes que se esperan?
  • ¿Qué actividades de evaluación realizaré durante el tiempo que dure la unidad y cuáles al final de ella?
  • ¿Qué acciones de apoyo consideraré para aquellos estudiantes que no logren los aprendizajes esperados en el tiempo establecido?

Dependiendo de las características de cada subsector, toda esta información puede estar incorporada en un cuadro que permita visualizar claramente los aprendizajes esperados, ejemplos de actividades, recursos o materiales y evaluación. A partir de este esquema se pueden proponer diversas formas de trabajo. El subsector de Lenguaje y Comunicación, por ejemplo, propone como estrategia didáctica, unidades que articulan los cuatro ejes indicados en el Marco Curricular , como forma de organizar coherentemente las actividades. Estas unidades pueden ser adaptadas por el docente de acuerdo a su realidad.

Puede haber diversas maneras de enfrentar la planificación. Lo relevante es tomar conciencia de que la preparación de la enseñanza es primordial para realizar clases efectivas. Con el fin de contribuir a este propósito, en el número 10 de la revista Aula Creativa, de Marzo 2005, encontrará más sobre cómo planificar y también, planificaciones ya hechas que le pueden servir como modelo.


En Aula Creativa N° 10, de marzo del 2005, se incorporan unidades planificadas de Lenguaje y Comunicación, para NB1 y NB2.

Información

Técnica

Descripción BreveArtículo de la revista Aula Creativa, sobre la importancia de planificar las clases.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Relacionados

Palabras Clave

Queremos tu

Opinión