Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

La Ilíada: guía de lectura en ocho capítulos (fin)

El clímax de La Ilíada llega con la simbólica destrucción de Troya en el canto de la muerte de Héctor. Pero Príamo, el viejo rey, cambia el destino del cuerpo de su hijo, besando la mano de su asesino, Aquiles. Lee a continuación los últimos seis capítulos destacados por el profesor Patricio Serrano.

3) CANTO VI: Los tres encuentros de Héctor.

Es importante que el profesor y el niño lean estos tres encuentros porque Homero da a conocer aspectos de la vida de Héctor a través de tres mujeres:

Primero se encuentra con su madre Hécuba, quien le ofrece vino y él le dice "no, madre, porque el vino me puede relajar los miembros y puedo perder la fuerza guerrera" y rechaza a su madre. 254-262.

Después se encuentra con Helena y ella le dice "todos los demás dicen que soy una perra, tú jamás has tenido una mala palabra". Y sigue diciendo "yo soy la culpable...". La culpa y el sufrimiento, tiene plena conciencia de lo que está sucediendo. 344-368.

Después se encuentra con su mujer, Andrómaca, y ella le pide que no salga al campo porque lo van a matar: "-¡Desgraciado, tu valor te perderá!", le dice. (407 – 494). Pero Héctor le dice que más que morir le preocupa que a ella y a su hijo los hagan esclavos.


4) CANTO XVI (versos 684 – 867)

Se queda. No vuelve al campo de batalla. Y siguen muriendo héroes aqueos. El gran campeón de los troyanos que es Héctor llega hasta las naves aqueas. O sea ya no les queda nada, si les queman las naves ¿ cómo regresarán a sus tierras? Entonces Patroclo, el gran conmilitón de Aquiles, su compañero de armas querido, le dice: "Tú, Aquiles, eres un insensible. Tú ves que estamos muriendo, que estamos perdiendo y tú no haces nada. Tú me vas a dar la coraza y yo voy a salir".

Aquiles le acepta, pero le da cierta indicación. Le dice: "No pases de esta línea porque te puede ir mal". Patroclo se pone las armas de Aquiles y entra al campo debatalla. Mata a muchos troyanos hasta que combate con Héctor. Y Héctor lo mata. Ése es el gran primer dolor de la ira de Aquiles porque nunca previó la muerte de su amigo.

Antes de morir, Patroclo le dice a Héctor: "Aquiles te va a matar" – "Y ¿cómo sabes tú si yo lo mato primero?", responde Héctor. Con esta respuesta está demostrando que Héctor no tiene conciencia de sí mismo. Los héroes no saben de su destino trágico. Ni siquiera lo intuyen.

  • Homero sólo vuelca la conciencia de su propia historicidad y de su potencia como personaje en dos únicos protagonistas. El único personaje que lo tiene absolutamente claro es una mujer, Helena. Eso siempre me ha parecido extrañísimo. En los evangelios quien primero toma la noticia de la resurrección son las mujeres, eso es muy importante. En cualquier sociedad la mujer es un factor fundamental. Los hombres siempre se corrompen pero cuando una mujer se corrompe, se corrompe todo, porque la mujer pareciera tener algo que la hace superior al hombre. Esto es muy importante y Homero lo entiende, porque es Helena la que tiene la conciencia plena de que es trágica, de que sufre, pero también de la culpabilidad, porque sabe que se agarraron por ella, por su belleza, ahí está el problema.

  • Con Helena se teje la historia: En Canto III, verso 120 –128, Helena estaba tejiendo, como toda mujer en Grecia, que según cuentan todos los poetas hacían unos tejidos maravillosos. Ella está bordando la guerra de Troya. ¿Por qué no borda un tejido de pájaros y flores? Ése es el gran poeta Homero, en ese detalle explica que por causa suya estaban sufriendo a manos de Ares: "Entretejía muchos trabajos que los troyanos, domadores de caballos, y los aqueos, de broncíneas corazas, habían padecido por ella por mano de Ares".

    ¿Te fijas que dice que "estaban padeciendo en la guerra"?, no dice "están glorificando" sino "padeciendo" a causa de ella, por ella estaban matándose. Tiene plena conciencia como materia de canto futuro de La Ilíada, sabe que es materia de historia y que va a pasar de generación en generación. Hasta nosotros y que le hacen película y todo. Porque tiene conciencia histórica. El tejido de Helena es el tejido de la historia. Así se teje la historia.

  • Aquiles va a morir:Helena tiene la intuición perfecta. Quien tiene otra intuición de su heroica muerte y de su destino trágico es Aquiles. En la batalla, Licaón, uno de los hijos de Príamo, le pide clemencia y le dice que por él pueden pagar buenos rescates. "No", le dice Aquiles: "¿No ves cuán gallardo y alto de cuerpo soy yo, a quien engendró un padre ilustre y dio a luz una diosa? Pues también me aguardan la muerte y el hado cruel. Vendrá una mañana, una tarde o un mediodía en que alguien me quitará la vida en el combate…" (XXI, 99 – 114)

    En ese momento Aquiles tiene un destello acerca de cuál es su papel, su rol. Tiene conciencia, pero es corta porque está en relación con una vida breve, pero gloriosa.

5) CANTO XVIII

Aquiles es informado de la muerte de Patroclo y viene la debacle. Se tira al suelo, se echa ceniza encima. Esto es una anagnórisis, en el cadáver de su amigo reconoció la muerte de los demás conmilitones. Tuvo que pasarle esta desgracia para entender lo que estaba sucediendo. Y fue por la vía más trágica. Con la muerte del hombre que más quería. En él reconoce lo que estaba haciendo: estaba matando a sus propios ejércitos.

Y ¿qué pasa ahora?, ahora hay un tema paralelo en el poema: la venganza. La ira que Aquiles siente contra el atrida Agamenón va a sufrir una mutación. Aquiles sólo va a vivir para vengarse en Héctor por la muerte de su amigo Patroclo. Una vengaza despiadada... porque aquí se va a mostrar Aquiles, el de pies ligeros.

  • La importancia de ser "de pies ligeros". Es una cosa técnica de la guerra. En combate, el guererro tiene que ser muy rápido de pies, tanto para atacar como para retroceder. Y en el punto más alto del héroe, lo que ellos llaman la furia de la guerra, ese hombre se vuelve muy peligroso. Porque, como es tan rápido, nadie se le escapa y los mata. Pero también le sirve para la defensa, para retroceder más rápido cuando vienen muchos.

  • Los héroes, son similares a dioses. Eso tiene que ver con la finitud del hombre. Llega un momento en que el héroe es igual a un dios, pero muere y eso le hace profundamente humano. Ésa es la luz que da Homero. Eleva al héroe a la categoría de un dios, pero cuando muere, muere como humano, porque ése es su destimo, morir. Y en plena juventud. Porque los guerreros / héroes del poema son muy jovencitos, entre 18 a 20 años. En el esplendor de su belleza, de su cuerpo, de su potencia guerrera.

  • Retumban las armas. Por eso que cuando caen a tierra caen como un álamo, o como un roble cae al suelo; no caen como un musgo. Caen como una torre. Al caer el héroe da su último destello. Cuando cae retumban las armas. En el fondo, el sonido broncíneo del arma es el sonido del esplendor de la caída de un héroe. La anunciación de que un héroe cayó. Y en su muerte le dio la gloria al otro. Es por eso que los más amargos combates se dan en torno a una cadáver, porque lo quieren despojar de la coraza y de sus armas. Tiene el valor intrínseco de lo que cuesta la armadura (su precio), y su valor honorífico (simbólico: dar la gloria a otro).

Aquiles va a vengar a "su cabeza querida" (que en Homero la palabra cabeza es lo más cercano a lo que en la actualidad sería persona. La cabeza es la parte más noble del cuerpo). Y vuelve a la batalla. Pero antes su madre Tetis le manda a hacer una nueva armadura, ya que la anterior está en manos troyanas, cubriendo el cadáver de Patroclo. Tetis manda a hacer la armadura al dios Hefesto y él forja la armadura más hermosa que puede tener un héroe, porque ahora la armadura simboliza un nuevo estado psíquico de Aquiles, la venganza. Todo es transformado.

El escudo representa el cosmos (478 - 609): unos hombres discutiendo por la justitica; dos ciudades que se atacan; arriba el sol y las estrellas; abajo la tierra, los sembradíos, etc. Todo el mundo se encuentra en el escudo. Esto es una éxfrasis: la representación de un paisaje o del mundo en su más mínimo detalle, de manera que el observador entre en una contemplación de lo que está viendo. Lo que está describiendo allí en el escudo es una verdadera cosmología.

  • En La Ilíada no hay nada mágico. Las armas son de origen divino, pero son concretas. En La Odisea sí hay magia, incluso tú puedes comparar el poema con todas las sagas, por ejmplo, el ciclo artúrico, que sí tiene magia. Pero en La Ilíada todo es concreto. Por ejemplo, el único que podía manejar la lanza de Aquiles era él. No la pudo manejar Patroclo, porque ésa se la había regalado el centauro Quirón que había educado a Aquiles que lo había regalado a Peleo y éste a su hijo. Sólo la puede manejar Aquiles porque es legendaria, pero no mágica. La lanza no se dispara sola, la lanza no se restaura sola si se quiebra. Sin embargo, es tan pesada que sólo un héroe de la talla de Aquiles puede manejarla. Con esto Homero da cuenta de que no todo lo de un héroe puede tomarlo otro.


6) CANTO XXII: La muerte de Héctor, el clímax de La Ilíada.

Héctor era el único gran capitán defensor de Troya. Él encarna todas las virtudes de un hombre recto. Ama su ciudad, es buen esposo, buen padre, buen hijo. Es piadoso, de hecho, Zeus lo amaba y se duele cuando va a morir. No tiene la potencia de Aquiles, pero es perfecto por sus virtudes humanas. Es el héroe nacional frente a Aquiles que es el héroe individual. Héctor defiende y protege a Troya y es amado por su pueblo. En cambio Aquiles va a ganar gloria para él.

En este canto La Ilíada llega a su clímax, porque, aunque simbólica, se encuentra la caída de Troya. Es fundamental que el profesor explique a los niños este texto simbólico: "El padre suspiraba lastimeramente, y alrededor de él y por la ciudad el pueblo gemía y se lamentaba. No parecía sino que la excelsa Ilión fuese desde su cumbre devorada por el fuego ." (405 - 416)

Con esto se dice que Troya va a caer. Ésta es la Troya Sexta que descubrió Schliemann, la que se había quemado. En La Ilíada no hay otro fin de Troya. El poema acaba con los funerales de Héctor. No existe la caída de Troya ni el caballo en ninguna parte. Virgilio nombra el caballo de Troya en La Eneida, en el siglo I a. C. Es decir, 700 años después de que viviera Homero.


7) CANTO XXIII: Ritos funerarios de Patroclo

Los juegos olímpicos tienen su inicio en los juegos funerarios, no en juegos de celebración. Aquí se hacen carreras, saltos, lanzamiento de un metal, se dispara la flecha, se corre en carros. El juego olímpico es un lamento pero a la vez es glorioso porque se dan premios al que gana. Y luego, siguiendo un estricto ritual funerario indoeuropeo, se crema el cadáver del héroe.


8) CANTO XXIV: Con sufrimiento y belleza

Con sufrimiento y belleza puede ser el título de la parte que viene, que es la más interesante. Aquiles todavía está airado y comete un error muy grave y muy tremendo ante los ojos de los dioses. Cortó con su espada la piel detrás de los tendones del cadáver de Héctor, les pasó una correa por detrás y lo ató al carro de guerra, para arrastrar el cuerpo y mutilarlo.

  • La importancia del cuerpo: el más grande temor que tenía un héroe era que no le rindieran los ritos funerarios, porque si llegaba al Hades no podría ingresar a la sociedad de los muertos y su alma no descansaría. Necesita que los suyos tengan su cuerpo, que lo cremen y que se sepa que ése es su cuerpo. La lección de Homero es que no se puede mancillar el cuerpo, es muy importante. Puede ser trasladada a nuestro país para comprender el problema de los detenidos desaparecidos: ¿Dónde está el cuerpo?, lo necesito.

  • El majalismó: tradición oriental que consistía en cortar y separar las partes del cuerpo para que no volviera a vivir más. Aquiles quería mutilar el cuerpo, siguiendo esta tradición para asegurarse que Héctor nunca más volviera a vivir como héroe. Era una forma de matarlo para siempre.

Aquiles estaba haciendo algo espantoso y los dioses se molestan con él y le dicen a Zeus que no lo permita, por lo mismo dejan que uno de los dioses le ponga una ambrosía que impide la descomposición del cadáver de Héctor.

Un héroe puede perder la razón por un momento, es lo que se llama el ate o la ofuscación de la mente. Generalmente el hombre le echa la culpa a los dioses, pero ellos saben que no es así, porque después lo reconocen. Homero persevera en la libertad de sus héroes. No son monigotes de los dioses.

  • Los dioses representan el discernimiento del hombre. Los dioses, aunque en el poema combaten y todo, no son vistos. El único que vio a la diosa Atenea fue Aquiles, pero curiosamente sólo él la ve. Aquiles quería matar a Agamenón. Homero dice que "de repente le tiraron del pelo y lo echaron para atrás" y que por el fulgor de sus ojos reconoció a Atenea. Esto es pura metáfora. Atenea le dice a Aquiles: "cálmate, insúltalo, pero no lo mates". Pero ésa no es Atenea, ésa es la propia conciencia de Aquiles. ¿Qué representa, entonces? En el fondo es el discernimiento. Por eso es interesante que en la película no aparezcan los dioses, pero si no se reemplazara en la película a los dioses, por impulsos internos de la conciencia, entonces la película no responde a la importancia de la divinidad.

  • Importancia de los dioses. Los dioses son muy importantes en La Ilíada, porque le marcan el límite al hombre. Le están diciendo al hombre que es mortal. Los hombres se reconocen en los dioses como mortales y los dioses se reconocen en los hombres como inmortales. Ése es el juego que hay. Los dioses son el límite de la vida humana. En ellos los hombres reconocen su fragilidad y mortalidad. Y, al revés, los dioses reconocen su inmortalidad y en sus dolores, reconocen la inmortalidad también. Eso es lo trágico del poema de Homero: la finitud del hombre.

Príamo sabe la noticia de la muerte y está loco de dolor, le van a entregar el cadáver de su hijo a las aves y los cuervos. Está sufriendo; Zeus lo ve y manda a Iris, que es su mensajera. Ella llega al lado de él y le dice: "vengo aquí porque Zeus se compadece y se preocupa por ti". ¿Qué pasa aquí? El gran movimiento de la divinidad hacia los hombres es a través del sufrimiento. ¿Cuál es el contacto más profundo que la divinidad tiene con el hombre? Precisamente con el que más sufre. Esto es un punto de vista genuinamente trágico porque precisamente es aquí cuando la divinidad vuelve sus ojos compasivos hacia el hombre porque sabe que el hombre está condenado a sufrir y a morir.

Príamo y Aquiles (485 – 533)

Príamo llega al campamento de Aquiles y el héroe se compadece del padre que sufre. Ahí empieza la grandiosidad de La Ilíada, porque el padre besa la mano del que mató a su hijo. Ésta es una lección trascendental de Homero. Príamo debiera haber vivido 11 siglos antes de Cristo. No conoció el mensaje evangélico. Sin embargo, ¿cuántos cristianos hoy le besan la mano al asesino de su hijo? Hay otra lección: lo pasado, pasado está. Ya no te pueden devolver la vida de tus hijos, pero sí devolverte su cadáver para sus ritos funerarios.

Aquiles podría no haberle retribuido el cadáver a Príamo. Sin embargo, Príamo le habla de su padre, Peleo, que viejo como el propio Príamo, espera a Aquiles, su único hijo en Ftía : "Mientras siga oyendo que tú estás vivo se alegra en el alma y espera a su hijo que vuelva de Troya".

  • En la sociedad griega el hombre era muy importante. El hombre defendía a la mujer, si no la mujer podía quedar como esclava, así como los hijos pequeños. Lo mismo ocurría con los ancianos. El padre tenía a sus hijos para que le defendieran cuando viejo.

Aquiles ve a su padre en Príamo y se pone a llorar porque se acuerda de él, porque Peleo, como Príamo, no tiene hijo que lo defienda. Príamo llora por Héctor y Aquiles por su padre y también por Patroclo. Ambos comparten el dolor. Y Aquiles le restituye a Príamo el cuerpo de su hijo Héctor.

Nuevamente Homero propone un punto de vista distinto de un héroe: ¿Cómo es posible que los héroes lloren? Sin embargo, Aquiles llora.

En el clímax del encuentro entre Príamo y Aquiles, Homero pone en boca de Aquiles el primer texto filosófico universal sobre el dolor: "Dos toneles están fijos en el suelo en la mansión de Zeus. Uno contiene los males, otro los bienes que nos obsequian". (518 - 548.)

Homero eleva este tema a la categoría divina porque no depende de los hombres. Si el hombre pudiera escoger escogería sólo el tonel de los bienes, sin embargo el destino del hombre es sufrir. En su vida va a beber de los dos toneles. "Lo lógico es la mezcla", dice Aquiles, porque el dolor no tiene selección, nos toca a todos. Una vez más corroboramos que La Ilíada es el poema del sufrimiento humano.

La Ilíada pudo haber terminado con la muerte de Héctor, sin embargo pone un elemento más: cuando se quedaron "secos de llanto" Aquiles le dice a Príamo que tienen que comer, como invitación a vivir. La comida, símbolo de la unidad humana. (628-632).

Comieron brochetas. " Automedonte cogió el pan y lo distribuyó en hermosas canastillas". ¿Cómo unos guerreros se fijan en que una canastilla se vea bella?

Más adelante el dardánida Príamo se quedó mirando a Aquiles: "admirado de lo alto y hermoso que era. Y Aquiles admiraba al anciano". Aquí se puede corroborar la, tan griega, sensibilidad por la belleza. Incluso en un momento tan trágico como éste la belleza también surge del sufrimiento y del dolor. A través de la belleza se comunican intuitivamente dos almas nobles.

Termina el canto XXIV con los funerales de Héctor en Troya. Termina el poema. No muere Menelao. No matan a Agamenón. No se escapa Helena. Ni entra el caballo a Troya.


VER MÁS

Información

Técnica

Descripción BreveEl profesor Patricio Serrano resume la importancia y el contenido de los cantos VI, XVI, XVIII, XXII, XXIII y XXIV de la Ilíada. Un enlace te permite también revisar la reseña que hace de los cantos I y IX de esta obra atribuida a Homero.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Clasificación Curricular
NivelSectorUnidad o eje
3° medioLenguaje y comunicaciónLectura

Queremos tu

Opinión