Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

Criterios de evaluación

¿Cómo evaluar? ¿Cuál es la mejor manera de calificar el aprendizaje de un alumno? A estas alturas del semestre el tema vuelve a estar en la primera línea de la preocupación docente.

La evaluación basada en normas tiene que ver con el resultado del curso. Si el alumno recibe un 4,2 sabrá que le fue mejor que a tal o peor que a cual compañero pero no sabrá por qué.

Cuando el profesor y el alumno tienen en sus manos la misma pauta de evaluación, ambos hablan abiertamente de los aspectos mejorables y de los aspectos correctamente desarrollados, creándose entre ellos un lenguaje común.

Evaluar es buscar información acerca de lo que el alumno ha aprendido y sobre qué tan comprensibles han sido los contenidos entregados en clase.

¿Qué significa que alguien se saque un 4,2 en una prueba o un trabajo? El dato indica aprobación, pero no muestra al estudiante qué áreas de su aprendizaje debe desarrollar, ni las razones de ello. A menos que vaya acompañado de la explicitación de los criterios utilizados para la evaluación. Sin esos criterios -que alumnos y profesor pueden compartir de antemano- estamos ante una evaluación tradicional basada en normas, cuya escasa transparencia convierte su aprendizaje en algo misterioso e inalcanzable.

La evaluación basada en normas tiene que ver con el resultado del curso. El profesor hace una tabla que indica las notas según sea el desempeño de la clase. La escala irá de 7 a 1, de mejor a peor desempeño. Si el alumno recibe un 4,2 sabrá que le fue mejor que a tal o peor que a cual compañero pero no sabrá por qué.

Al contrario, la evaluación basada en criterios se refiere a la puesta en común del profesor y los alumnos sobre cuáles van a ser los aspectos a evaluar en el trabajo. Estos criterios tendrán que explicitar qué indicadores se van a observar para evaluar el desempeño de los criterios y qué ponderaciones van a tener estos indicadores:

  • Por ejemplo, en Física de NM1, los planes y programas sugieren tres criterios para la evaluación de las actividades:
    • conceptos científicos y manejo de contenidos,
    • comunicación oral y escrita, utilizando lenguaje apropiado y
    • recolección y procesamiento de la información.

      En el primero de ellos, si el alumno no conoce los conceptos y contenidos relacionados con el tema tendrá puntaje 0; 1 a 2 si maneja algunos conceptos y contenidos, pero no logra relacionarlos para aplicarlos a situaciones que requieran un enfoque más global; 3 a 4 puntos si es capaz de manejar los conceptos y contenidos aplicándolos en forma apropiada a la situación problemática; y 5 a 6 si demuestra comprensión de conceptos y contenidos, y es capaz de seleccionar información y métodos apropiados para resolver situaciones complejas.

REQUISITOS DE LA EVALUACIÓN POR CRITERIOS

  • Compartir la pauta de evaluación:
    Como el profesor y el alumno tienen en sus manos la misma pauta de evaluación, ambos hablan abiertamente de los aspectos que se pueden mejorar y de los aspectos correctamente desarrollados, utilizando un lenguaje común.

  • Informe de su desempeño:
    Si, por adecuación de los criterios al sistema de notas del 1 al 7, el alumno se saca un 4,2 en el trabajo, esta nota va acompañada de un informe de su desempeño según los criterios de la asignatura, por lo que realmente está informando acerca de lo que el alumno sabe (aprendió) o no sabe. El informe no sólo entrega información al alumno, sino que también es útil para los padres o para los otros profesores, porque favorece que todo el mundo empuje en una misma dirección.

  • Corrección de errores:
    La corrección de errores debe realizarse en un encuentro directo con el alumno y también debe utilizarse la hora de clases para reforzar los buenos desempeños. Por ejemplo, aprovechar la discusión que se produce en la clase para recalcar un buen manejo de conceptos o alguna relación establecida por el alumno a partir de sus propias observaciones. Se aplauden los aciertos y se apunta a lo que le falta al alumno.

EVALUAR ES OBTENER INFORMACIÓN

Cuando están claros los objetivos que se pretenden cumplir en la asignatura, el joven puede ir paso a paso mejorando las destrezas que tiene menos desarrolladas. En cambio cuando el alumno no conoce por qué tiene esa nota, el aprendizaje se vuelve algo más misterioso e inalcanzable. Ahora bien, la evaluación es una herramienta valiosísima también para el profesor. Con la evaluación encontrará información acerca de lo que sus alumnos han aprendido en sus clases y sobre qué tan comprensibles han sido los contenidos trabajados en clase.

Para el docente una evaluación abierta es vital para conocer si el rumbo que ha tomado el curso en su materia es el que se deseaba. Si no es así, puede nuevamente tomar el timón y retomar la dirección buscada. Así entendido, la evaluación es una carta de navegación en el aula. ¿Quién quiere navegar a oscuras?

 

Información

Técnica

Descripción BreveAquí encontrarás las diferencias entre una evaluación basada en normas y una basada en criterios, con un ejemplo muy claro y práctico de esta última.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile

Queremos tu

Opinión