Loading

compartir

Artículo

Inventaron aplicación para ayudar a enfermos de Alzheimer

La aplicación "Aquí estoy", desarrollado por estudiantes de 6° a 8° básico del taller de robótica, es gratuita y permite rastrear el paradero de personas extraviadas.

"Mi experiencia me dice que es el camino correcto, pues Chile es un país con niños con mucha creatividad y propuestas innovadoras", dice la profesora Carole Benassi.

Hace cuatro días se logró un nuevo récord histórico de recaudación en la Teletón y en Concepción, los alumnos del Colegio Saint John’s School están también a horas de hacer un gran aporte solidario al país y al mundo: la publicación de "Aquí estoy", una aplicación gratuita para móviles con sistema Android que busca ayudar a personas con Alzheimer. Esta enfermedad, que se caracteriza por la pérdida progresiva de la memoria, afecta a uno de cada 20 adultos mayores de 65 años y a uno de cada 2 mayores de 85.

"La idea es que los abuelitos tengan esta aplicación en su celular, pues con solo apretar el ícono en la pantalla de su móvil se envía automáticamente un mensaje, con las coordenadas exactas de su ubicación, al teléfono de tres contactos deseados. Esto le permite a familiares y/o cercanos acudir en su ayuda ", explica Carole Benassi Monroy.

Ella es profesora de ciencias naturales y biología, a cargo del taller de robótica, que comenzó de manera exploratoria en 2011 y que actualmente forma parte de la Red de Robótica Educativa de la Universidad de Concepción, constituyéndose en un punto de encuentro de sueños, habilidades y trabajo en equipo de nueve alumnos desde 6° a 8° básico.

alumnos taller de robótica

Según cuenta la profesora, desde los orígenes del proyecto el foco de sus estudiantes estuvo en ayudar: "Comenzamos por estudiar qué enfermedades o dolencias afectaban a los abuelitos y cómo podíamos ayudarlos. Ahí nos dimos cuenta de que Chile tiene una población de adultos mayores que aumenta cada año y que una de las enfermedades más comunes en rangos de edad avanzada es el Alzheimer. Nos informamos en libros, en internet, acudimos a profesionales y rescatamos experiencias personales del equipo. Para entonces estábamos plenamente conscientes de lo compleja, dolorosa y costosa que es esta dolencia y quisimos hacer algo que aportara en pequeña medida a las familias que la padecían, procurando desarrollar una aplicación de real utilidad en etapas más tempranas de la enfermedad".

Con la idea clara, la profesora y su equipo de estudiantes buscaron la asesoría del profesor Nicolás Molina, ingeniero en computación del mismo colegio. Y comenzaron a investigar los fundamentos básicos de la programación computacional y de los sistemas operativos de los celulares. Así nació "Aquí estoy".

Pese al reconocimiento que ha recibido este pequeño grupo de robótica –como su excelente participación en la Feria de Robótica de la U. de Concepción 2012 y su paso a la final nacional del torneo "First Lego League"-, la profesora resalta que los logros personales de los alumnos son los que la han marcado fuertemente como docente. "Es muy motivador ver cómo los miembros del equipo se desarrollan intelectual y socialmente. Han generado lazos de amistad y han sido capaces de trabajar en equipo, aceptando las diferencias, potenciándose para lograr el mejor trabajo posible", dice. Y añade que la robótica tiene "un potencial educativo enorme (ver recuadro) porque promueve estudiantes comprometidos y motivados por su aprendizaje con capacidad de imaginar y de poner en ejecución sus propias ideas. Mi experiencia me dice
que es el camino correcto, pues Chile es un país con niños con mucha creatividad y propuestas innovadoras"

 

LA ROBÓTICA EDUCATIVA


• Desarrolla y potencia habilidades cognitivas y sociales.
• Deja aflorar las ideas y creatividad de los estudiantes, pudiendo materializar sus propuestas.
• Permite que los niños trabajen en equipo, compartiendo, tolerando y consiguiendo un producto final que nace del trabajo de todos.
• Favorece el aprendizaje basado en problemas. Ellos deben resolver conflictos para llegar a un fin.
• Permite trabajar en terreno la metodología constructivista del verdadero "aprender haciendo".

(Fuente: Carole Benassi, profesora).

Este artículo es parte de la serie que el Área de Educación de Fundación Chile publica semanalmente en el diario Las Ultimas Noticias.

Queremos tu

Opinión