Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

Asistencia técnica a escuelas pobres

La ayuda se tiene que adaptar a la combinación única de factores complejos que enfrenta una escuela en particular.

Sue Swaffield es experta en liderazgo y mejora educativa de la Universidad de Cambridge.

Encuentra toda la información que buscas sobre liderazgo escolar en Pasión x  Liderar

Por Sue Swaffield   

Todas las escuelas se benefician con la ayuda externa y para algunas puede ser más necesaria que para otras. ¿Qué sabemos sobre esas escuelas y el apoyo que puede ayudarlas a entregar una educación de calidad a todos los alumnos?

Las características específicas de las escuelas "pobres" varían de un lugar a otro y si bien cada escuela es única, por lo general comparten aspectos parecidos. En Inglaterra (el contexto para los proyectos de investigación a los que se recurre aquí) la frase "escuelas que enfrentan circunstancias desafiantes" se ha utilizado para describir a aquellas que están ubicadas en áreas de carencia social, que tienen también altos niveles de movilidad estudiantil y de personal. Puesto que son escuelas que alcanzan un bajo nivel, se las pone bajo una presión adicional a través de sistemas de inspección y responsabilidad.

La ayuda externa o la asistencia técnica a las escuelas pobres o que enfrentan desafíos puede venir en una variedad de formas, que abarcan desde programas amplios que abordan varios aspectos del mejoramiento escolar en forma simultánea, hasta un consultor individual o "amigo crítico". La persona que ofrece asistencia técnica podría ser un especialista contratado a través de una entidad local, u otro director que trabaje como parte de un programa de apoyo escolar transversal o sobre una base colegiada informal. Del estudio de situaciones distintas hemos aprendido una serie de lecciones clave que se pueden aplicar cualesquiera sean los elementos específicos de apoyo para las escuelas con dificultades.

La asistencia se tiene que adaptar a la combinación única de factores complejos que enfrenta una escuela en particular. Cualquier programa a nivel de sistema debería ser sensible a las condiciones y problemas locales, y los individuos tienen que entender las circunstancias de las escuelas.

Luego está el tema de los enfoques y experiencia apropiados. ¿Las estrategias de intervención propuestas son sólidas, están basadas en investigación y dirigidas hacia instrumentos clave para el mejoramiento, tales como el desarrollo de capacidades del personal, la creación de una cultura de colaboración, el aumento del aprendizaje estudiantil y la educación de calidad? ¿Se integran bien con otras iniciativas que ya están funcionando en la escuela?

¿Los individuos involucrados tienen la experiencia técnica e interpersonal necesaria? No es posible que un "amigo crítico" sepa todas las respuestas; más bien debería ser experto en hacer preguntas potentes y entregar luego lo que se ha visto y escuchado, permitiendo que el personal de la escuela tome sus propias decisiones y haga los cambios clave. Preguntas de calidad y un buen diálogo generan pensamiento y resoluciones más bien que pánico o desesperación, o hacer que la gente se ponga a la defensiva.

El apoyo para un mejoramiento real generalmente está asociado a sistemas de rendición de cuentas. Las escuelas pobres están expuestas a una mayor inspección minuciosa y a objetivos múltiples, enfocados a menudo, desafortunadamente, en resultados mensurables de una forma burda que estimulan el cortoplacismo a expensas de la visión a más largo plazo que se necesita para un mejoramiento sostenible. Si bien es deseable lograr buenos resultados en los exámenes, éstos demoran en materializarse, y es probable que las tácticas para subir rápidamente las notas de las pruebas dañen el compromiso, la responsabilidad y la motivación del estudiante, cosas que son valiosas, pero difíciles de medir.

La confianza es esencial para la amistad crítica, por lo tanto no debe existir la exigencia de informar discusiones confidenciales, tampoco debe haber agendas incompatibles o inquietud con respecto a revelar información en un ambiente competitivo. Todo esto tiene consecuencias para los sistemas y las personas que asisten a las escuelas.

Los temas que se plantearon aquí deberían ser de interés para todos aquellos que quieran ver un mejoramiento en las escuelas pobres, sean éstos los que están a cargo de las políticas, los directores de escuela, los profesores, los padres, los miembros de la comunidad, la ciudadanía en general o los amigos críticos. No obstante, por difíciles que sean los problemas, tenemos que aprender mucho, y seguir aprendiendo, sobre el trabajo vital de ayudar a las escuelas que enfrentan circunstancias desafiantes. La buena noticia es que hacer esto produce múltiples beneficios, no sólo para la escuela en cuestión, sino también para aquellos que proporcionan la asistencia, para el sistema en general, para las comunidades locales y, de forma crucial, para los jóvenes que reciben la instrucción que imparten las escuelas.

Información

Técnica

Descripción BreveLa ayuda se tiene que adaptar a la combinación única de factores complejos que enfrenta una escuela en particular.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Relacionados

Palabras Clave

Queremos tu

Opinión