Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

Derechos y Deberes en la comunidad educativa

La Convención sobre los Derechos de los Niños reconoce a los niños y niñas como sujetos de derecho.

Niños, niñas y jóvenes son sujetos de protección especial ante la ley, en cambio los adultos responden penalmente por sus actos.  Por lo tanto, no se puede sancionar de la misma manera una falta cometida por un niño/a o joven de la misma manera que la cometida por un adulto.

Reconocer los derechos implica asumir los deberes que se deben cumplir para garantizar que los derechos efectivamente se pueden ejercer.

niños hospitalizado

Cada uno de los integrantes de la comunidad educativa –estudiantes, asistentes de la educación, docentes, directivos y sostenedor/a-, es sujeto de derecho.  Esto implica reconocer sus derechos individuales y también sus deberes.  Los derechos son inherentes al ser humano y le permiten vivir como tal. Se fundamentan en la dignidad humana, que implica reconocer y respetar las máximas posibilidades de desarrollo dentro de un sistema social orientado al bien común.  Los derechos permiten desarrollar y emplear cabalmente todas las capacidades y potencialidades humanas.  La Ley General de Educación, en el artículo 10 especifica los derechos y deberes de cada uno de los miembros de la comunidad educativa.

Los estudiantes como sujetos de derecho

Los derechos han sido reconocidos y legitimados progresivamente en la historia de la humanidad.  Cuarenta y un años después del reconocimiento de los Derechos Humanos, se aprobó, por la Asamblea de las Naciones Unidas la Convención sobre los Derechos del Niño.  Este reconocimiento marcó un hito en la historia de la infancia, por cuanto se reconoció a niños, niñas y jóvenes como actores sociales –hasta entonces invisibilizados o considerados “inferiores”- y se legitimó la existencia de condiciones, necesidades y requerimientos particulares que los posiciona como sujetos de derecho frente a los padres, madres, la sociedad y al Estado, los que están obligados a satisfacer, proteger y garantizar tales derechos.

Reconocer que niñas y niños son sujetos de derecho le tomó mucho tiempo a la humanidad.

Por lo tanto, el conjunto de derechos establecidos en la Convención, ratificada por nuestro país, les son reconocidos a todos/as los y las estudiantes sin ninguna distinción, y en el mismo sentido en que es sugerido por la Convención.

Las escuelas y liceos deben hacer el máximo esfuerzo no sólo d respetarlos en su integridad, sino también hacerlos respetar y ponerlos en práctica por todos los miembros de la comunidad educativa.

Derechos y Deberes

Reconocer los derechos implica asumir los deberes que se deben cumplir para garantizar que los derechos efectivamente se pueden ejercer.

·         Es importante tener presente que los derechos son anteriores a los deberes.  Como ejemplo, el derecho a la protección o a la seguridad de los niños y niñas requiere que los adultos cumplan con los derechos de protegerlos y cuidarlos.

·         Desde una perspectiva formativa, es necesario verificar si todos los adultos de la comunidad educativa están dando cumplimiento cabal de sus derechos y sus deberes; además, reconocer que si bien todos –adultos, jóvenes y niños/as – somos sujetos  en formación permanente, los y las estudiantes tienen diferente nivel de autonomía y autodeterminación, por lo que los sitúa en una etapa de especial importancia para su formación personal y social.

Ojo con las diferencias!

Todos los miembros de la comunidad educativa son sujetos de derecho. Sin embargo, no debemos olvidar que existen diferencias entre niños, niñas, jóvenes y adultos/as:

·         Niños, niñas y jóvenes están en una etapa de desarrollo diferente que los adultos, por lo que necesitan ser orientados y acompañados por los adultos.  La diferencia y juventud son etapas en las que se pueden cometer errores.

·         Niños, niñas y jóvenes son sujetos de protección especial ante la ley, en cambio los adultos responden penalmente por sus actos.  Por lo tanto, no se puede sancionar de la misma manera una falta cometida por un niño/a o joven de la misma manera que la cometida por un adulto.

Los adultos tienen la responsabilidad de proteger y orientar a los niños, niñas y jóvenes, por lo que éstos tienen el derecho a ser protegidos.

Información

Técnica

Descripción BreveLa Convención sobre los Derechos de los Niños reconoce a los niños y niñas como sujetos de derecho.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Relacionados

Palabras Clave

Queremos tu

Opinión