Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Ficha temática

Produce textos: planifica, escribe, revisa y reescribe

El ejercicio de escritura debe siempre ser contextualizado, y está sujeto a un constante proceso de corrección y cambio. El desarrollo de la escritura otorga a los niños amplias posibilidades de expresión, tanto de su conocimiento del mundo como de su mundo interior.

Produce textos: planifica, escribe, revisa y reescribe

Escribir

1. Descripción o definición
La escritura es una actividad compleja en la que se ponen en juego una serie de habilidades que incluyen el graficar, pero que va mucho más allá, involucrando la capacidad para, por ejemplo, planificar el escrito, seleccionando información de acuerdo a la audiencia o destinatarios, organizar ideas, sintetizarlas, y luego revisar o evaluar el proceso de escritura para reescribir.
Vigotsky hacía énfasis en el manejo deliberado del lenguaje que exige la lengua escrita, la reflexión sobre el lenguaje mismo que es necesario realizar al escribir un texto y en la proyección de los contextos posibles de los destinatarios del escrito. Mientras que el lenguaje oral se adquiere de manera natural por todos (o casi todos) los sujetos de la sociedad, la lengua escrita, en tanto Proceso Psicológico Superior avanzado, se adquiere a través de procesos instituidos de “socialización” específicos como el de escolarización.

El lenguaje escrito, en comparación al oral, exige un trabajo intelectual más elaborado. En el lenguaje escrito el pensamiento se expresa a través de los significados formales de las palabras, de los cuales depende mucho más que el lenguaje oral. Como el interlocutor está ausente, el mensaje debe ser totalmente explícito. Para Vigotsky la escritura es una compleja práctica cultural que exige formas lingüísticas específicas bajo reglas particulares, impuestas por su funcionalidad y su sistema de representación.
Proponer a los estudiantes, experiencias de escritura contextualizada, relacionadas con su vida diaria y que les permita comunicarse, se enmarca en la concepción del lenguaje como actividad social y cultural.

El dominio de la lengua escrita, por ejemplo, implica la abstracción del contexto inmediato y la recreación imaginaria del contexto de nuestro interlocutor, quien puede ser imaginario, desconocido o ideal. El aprendizaje escolar exige dominar sistemas de representación que permitan la creación y manipulación de contextos espacio-temporales remotos. Además, exige reflexionar sobre el propio proceso de escritura, viviendo la tarea de escribir un texto no como una situación que comporta diferentes etapas, una detrás de otra, sino como un proceso que permite la revisión continua del texto que se escribe. Durante la planificación, el escritor proyecta su texto; cuando está escribiendo introduce cambios en lo que había planificado y corrige términos utilizados, revisa la conexión entre las ideas o corrige errores ortográficos. Ello no quita que una vez finalizada la escritura del texto se vuelva a revisar para detectar su coherencia, cohesión y presentación formal.

Ya hace varias décadas Flower y Hayes (1980 y 1981, en Cassany, Luna & Sanz, 1997) plantearon tres procesos básicos  que se ponen en juego en la actividad de escritura: planificar, redactar y revisar el escrito; además incluían un mecanismo regulador llamado monitor quien decide en qué momento trabaja cada proceso, además de favorecer la recursividad e interacción entre los procesos mencionados. Más tarde este modelo fue revisado por el propio Hayes (1996), incluyendo elementos tales como el contexto, la motivación y la memoria que influyen en el proceso de escritura, apareciendo, además, nuevas propuestas en esta línea, como las de Scardamalia y Bereiter (1992). Estos autores proponen dos modelos, uno de ellos para escritores principiantes, decir el conocimiento, y el otro para los expertos, transformar el conocimiento. De forma muy sintética se puede decir que en el primer modelo el escritor utiliza sus conocimientos previos para producir su texto, mientras que en el segundo, el escritor está consciente de a quiénes va dirigido el texto y el objetivo de su escrito. Es decir, adecua sus conocimientos e información a dichos lectores, pero también tiene presente el efecto que quiere lograr en su(s) destinatarios.  En 1996 Kellogg plantea un nuevo modelo que incluye las fases de Formulación, Ejecución y Monitorización (en Arias-Gundín y García Sánchez, 2006 ).

El Marco Curricular de segundo ciclo de educación básica hace referencia a los procesos de planificación, escritura, revisión y reescritura de los textos escritos. Sin embargo, un aspecto central a considerar es que estas fases no se dan en forma lineal, sino más bien que son procesos recursivos e interactivos. Esto quiere decir que un buen escritor cuando está escribiendo un texto modifica información que había planificado como válida para su escrito, y va simultáneamente revisándolo, corrigiendo la redacción, los términos que utiliza, el tipo de registro, etc.

2. Sentido de su aprendizaje
Al escribir, los estudiantes de segundo ciclo básico tienen la oportunidad, por un lado, de expresar sus conocimientos del mundo, sus puntos de vista sobre temas de interés, el tipo de relación que establecen con otros y, por otro  lado,  de comunicar su mundo interior.
Interiorizar el proceso de escritura como una actividad de continua regulación y monitoreo durante sus diferentes momentos, promueve en los estudiantes, la autonomía en el aprendizaje, lo que involucra el desarrollo de la capacidad metacognitiva.
Por otro lado, cuando los estudiantes se enfrentan a tareas de escritura de ficción estimulantes, pueden expresarse con libertad, dando pie a los múltiples conocimientos adquiridos a través de la lectura de textos literarios, a la expresión de su creatividad y a la construcción de sentidos.

3. Niveles o ciclos en que se aborda
La producción de textos escritos está presente en todos los niveles del sistema escolar formal, de manera sistemática y transversal, desde 1° básico a 4° medio.

4. Contenidos y ejes curriculares al cual corresponde, según el Marco Curricular
En el eje de Escritura, la producción de textos se relaciona con los ámbitos de expresión de ideas, sentimientos y experiencias, manejo de los aspectos formales de la lengua, así como organización coherente y cohesionada de ideas.
La actividad propuesta más adelante, que es para estudiantes de 7° básico, se relaciona con variados contenidos del eje de Escritura, en primer lugar se señalarán aquellos contenidos que están directamente relacionados con la tarea. Los contenidos de séptimo básico asociados son:

Aplicación del proceso general de escritura (planificación, escritura, revisión, reescritura, edición) ajustándose al texto y a los requerimientos de la tarea, con énfasis en aspectos formales y temáticos propios del nivel.

Escritura individual y colectiva con énfasis en las capacidades de imaginar, expresar, organizar y comunicar a los demás diversas ideas y una visión personal del mundo.

También se  pueden asociar los siguientes contenidos:

Manejo, en los textos que escriben, en forma selectiva de palabras y expresiones nuevas, variadas y pertinentes al contenido, relacionadas con diversos temas.

Utilización adecuada, en los textos que escriben, de oraciones coordinadas y subordinadas, bien construidas, con variedad de conectores, respetando modos, tiempos verbales y concordancia, tanto dentro de la oración como en correferencias textuales, así como la ortografía necesaria para la adecuación del texto.

En segundo ciclo de educación básica los cuatro contenidos mencionados aparecen con ciertas variaciones en todos los niveles.

________________________________________________________________________________

  1. Arias-Gundín, O., García Sanchez, J. (2006) El papel de la revisión en los modelos de escritura. Revista Aula Abierta, N° 88, 37-52, ICE Universidad de Oviedo.

PRODUCCIÓN DE TEXTOS EN SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN BÁSICA: PLANIFICACIÓN, ESCRITURA, REVISIÓN Y REESCRITURA/EDICIÓN 

Ir a la actividad

Producción de textos en segundo ciclo de Educación Básica: planificación, escritura, revisión y reescritura/edición

Hoy en día, la sociedad requiere de personas con pensamiento divergente, que puedan dar soluciones diversas ante una misma situación, que analicen hechos desde diferentes perspectivas, que elaboren hipótesis a partir de determinadas circunstancias, en fin, que sean creativas. La escritura es una vía para el desarrollo de la imaginación y la creatividad. Sin embargo, no por ello se deja de valorar la escritura como vía de conocimiento sobre los diferentes tipos de textos y sus propósitos, considerando la situación comunicativa.
Los momentos de la escritura deben ser planteados a los estudiantes, explicando de manera sencilla su importancia. La actividad de escritura requiere que los estudiantes tomen conciencia de cómo planificar, escribir, revisar y reescribir los textos que producen. Los docentes pueden buscar diferentes estrategias para que los alumnos interioricen el proceso de escritura, por ejemplo, modelar cada vez que introducen un nuevo tipo de texto; pedir a los estudiantes que elaboren sus propias preguntas o formatos de planificación de su texto escrito, así como pauta de revisión; elaborar formatos digitales para escribir textos, de manera que los estudiantes trabajen directamente en el computador; construir tarjetas grandes con preguntas relacionadas con los diferentes momentos de la escritura y colocarlas en la pizarra cuando se proponen tareas de escritura.
Cree un ambiente y momento especial para cuando propone tareas de escritura, ello promoverá la valoración por la producción de textos. En ese marco puede denominarlos Talleres de Escritura.
SUGERENCIAS PARA ASEGURAR LA ADECUADA REALIZACIÓN DE ACTIVIDADES
1. Una práctica sistemática de la escritura debe ser incorporada al desarrollo de actividades en el aula. Ello no implica una tarea estructurada rígidamente y repetitiva en la aplicación de los momentos de planificación, escritura, revisión y reescritura, sino que el uso de estas estrategias debe ser flexible, recursivo y adaptado a la situación de escritura.
2. Promueva en sus alumnos de séptimo y octavo básico la producción de su biografía como escritores: ¿quién les enseñó a escribir?, ¿qué han escrito?, ¿para qué han escrito?, ¿cómo se han sentido al escribir?, ¿sobre qué les gustaría escribir?
3. Estimule la producción de textos colectivos. Los estudiantes pueden producir textos en grupo  a partir de situaciones imaginarias o reales, descritas verbalmente o presentadas en imágenes, por ejemplo:

 

 imagen2                        imagen3


http://www.culturaclasica.com/?q=node/2155   http://my.opera.com/ivandarioh/blog/show.dml/2668339                                                                                                                                      

4. Ana María Finocchio (2009) llama propuestas que “aflojan la mano” a aquellas actividades en las que interviene un sentido lúdico y creativo. Entre estas propuestas está la de expandir un texto  a partir de una oración inicial que se presenta. Esta oración es extraída literalmente de una novela, cuento, leyenda, etc. Otra propuesta puede ser otorgar un sentido inverso al contenido de un poema, por ejemplo si los versos realzan una situación, la consigna sería que los desvalorice, si están referidos a aspectos femeninos transformarlos a aspectos masculinos. 
5. Es posible promover aprendizajes significativos trabajando con proyectos de aula que integren los diferentes ejes del sector de Lenguaje y Comunicación. Si se aborda la escritura creativa, podría hacerse una integración con Artes viduales, de manera que se aprovechen todas las instancias para potenciar el desarrollo artístico de los estudiantes. Asimismo se pueden elaborar afiches que promuevan un Concurso de escritura de cuentos o poemas.

ALGUNOS TEXTOS PARA LEER

Cassany, D., Luna, M. & Sanz, G. (2002). Enseñar Lengua. Editorial Graó, Barcelona.
Condemarín, M., Medina, A. (2000) Evaluación de los Aprendizajes. Un medio para mejorar las competencias lingüísticas y comunicativas. Ministerio de Educación de Chile, Santiago de Chile.
Finocchio, A.M. (2009) Conquistar la escritura. Editorial Paidós, Buenos Aires.
Lomas, C. (2002) El aprendizaje de la comunicación en las aulas. Ediciones Paidós Ibérica, S.A. Barcelona.

ALGUNOS RECURSOS DE INTERNET
http://www.tallerdeescritura.com/
http://www.bibliotecas-cra.cl/recursos/recu_link.html#cuatro

Información

Técnica

Descripción BreveEl ejercicio de escritura debe siempre ser contextualizado, y está sujeto a un constante proceso de corrección y cambio. El desarrollo de la escritura otorga a los niños amplias posibilidades de expresión, tanto de su conocimiento del mundo como de su mundo interior.
Temas relacionados

>>Recurso interactivo: Los acentos

>>Recurso interactivo: Textos de Uso Cotidiano

>>Recurso interactivo: Para escribir mejor

IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile
Clasificación Curricular
NivelAsignaturaEje y habilidades
5° básicoLenguaje y comunicaciónEscritura
5° básicoLenguaje y comunicaciónLectura
6° básicoLenguaje y comunicaciónEscritura
6° básicoLenguaje y comunicaciónLectura
8° básicoLenguaje y comunicaciónEscritura
8° básicoLenguaje y comunicaciónLectura

Queremos tu

Opinión