Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

Tipos de narrador

Hay diferentes tipos de narrador en cada historia, puede tratarse de alguien que está dentro del relato y entrega su testimonio a medida los hechos ocurren, o bien de una persona que recuerda algo que ya sucedió.

"Pero no le escribo por eso, esta carta se la envío a causa de los conejitos, me parece justo enterarla; y porque me gusta escribir cartas, y tal vez porque llueve.” Julio Cortázar usa magistralmente la segunda persona en "Cartas a una señorita en París".

Las obras literarias del género narrativo pueden relatar hechos reales o ficticios, pero en definitiva se caracterizan por representar un mundo, es decir, un espacio y un tiempo en que se desenvuelven los personajes y los acontecimientos. Todo esto, se da a conocer al lector por medio de la voz de uno o más narradores, es decir por medio de uno o más discursos que construyen (describen y caracterizan) y articulan cada uno de los elementos que conforman el relato.

Existen diferentes tipos de narrador. Un primer aspecto que debemos reconocer, es si el narrador de encuentra dentro o fuera de la historia, es decir, si presencia los hechos o participa de ellos, o bien, si narra desde fuera de la acción. Lo importante es siempre recordar, que el narrador es una figura igualmente ficticia, es decir, no es lo mismo que el autor real de la obra, y por lo tanto tiene características propias (género, edad, ocupación, nacionalidad, etc.), las cuales a veces se revelan, a veces debemos intuirlas y a veces simplemente desconocemos.

El narrador que se encuentra fuera del relato o diégesis, se llama narrador heterodigético.
  • Hetero, palabra de origen griego que significa: “otro”, “diferente”.
  • Diégesis, palabra de origen griego que significa: “narración”, “relato”.
El narrador que se encuentra dentro del relato se llama narrador homodiegético.
  • Homo, palabra de origen griego que significa: “igual”
  • Diégesis: “narración”, “relato”.
Ahora bien, dentro de estas dos distinciones, existen otras categorías:

Narradores Heterodiegéticos


Estos narradores hablan en 3º persona. (Ej. “Él dijo…”; “Lo siguió…”; “Los vieron irse…”; “Cuando llegaron…”; etc.).

-    Narrador omnisciente, es aquel que conoce todo sobre los hechos y personajes. Conoce los acontecimientos pasados presentes y futuros, así como lo que sucede al mismo tiempo en lugares diferentes. Sabe todo sobre los personajes, incluyendo elementos de su interioridad, como pensamientos, sensaciones y emociones. 
  • Omnia, palabra en latín que significa: “todo”   
  • Scire, verbo en latín que significa: “conocer”.
Ejemplo:

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. Todos los años, por el mes de marzo, una familia de gitanos desarrapados plantaba su carpa cerca de la aldea y con un grande alboroto de pitos y timbales daban a conocer los nuevos inventos.”

(Fragmento de la novela Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, colombiano).

-    Narrador objetivo o narrador observador, es aquel que sólo puede dar a conocer lo que ve, es decir, el aspecto y las acciones de los personajes, pero no sus pensamientos ni emociones, así como los hechos que suceden en un lugar a la vez. Su punto de vista asemeja el lente de una cámara fotográfica o cinematográfica.

Ejemplo:

“El hombre aquel que hablaba se quedó callado un rato, mirando hacia afuera.

Hasta ellos llegaba el sonido del río pasando sus crecidas aguas por las ramas de los camichines, el rumor del aire moviendo suavemente las hojas de los almendros, y los gritos de los niños jugando en el pequeño espacio iluminado por la luz que salía de la tienda.

Los comejenes entraban y rebotaban contra la lámpara de petróleo, cayendo al suelo con las alas chamuscadas.

Y afuera seguía avanzando la noche.

!Oye, Camilo, mándanos otras dos cervezas más! -volvió a decir el hombre. Después añadió: Otra cosa, señor. Nunca verá usted un cielo azul en Luvina. Allí todo el horizonte está desteñido…”

Fragmento del cuento Luvina de Juan Rulfo, mexicano.

Narradores Homodiegéticos
 
-    Narrador protagonista, el narrador es a la vez el personaje principal de la historia. Al relatar los hechos que ha vivido, está haciendo una narración autobiográfica y habla principalmente en 1º persona (Ej. “Para entonces, yo aún no sabía…”; “Cuando la conocí…”).

Ejemplo:

“¿Cómo y por qué llegué hasta allí? Por los mismos motivos por los que he llegado a tantas partes. Es una historia larga y, lo que es peor, confusa. La culpa es mía: nunca he podido pensar como pudiera hacerlo un metro, línea tras línea, centímetro tras centímetro, hasta llegar a ciento o a mil; y mi memoria no es mucho mejor…”

Fragmento de la novela Hijo de ladrón de Manuel Rojas, chileno.

-    Narrador testigo o personaje secundario, es aquel que ha presenciado directamente los acontecimientos narrados o ha participado de ellos como personaje secundario. Puede introducir elementos de su propia subjetividad al relato y su conocimiento de los personajes principales depende de su grado de cercanía o bien de la medida en que interactúa con ellos. Emplea tanto la 1º como la 3º persona.

Ejemplo:

“El caso del Ojo es paradigmático y ejemplar y tal vez no sea ocioso volver a recordarlo, sobre todo cuando ya han pasado tantos años.
En enero de 1974, cuatro meses después del golpe de Estado, el Ojo Silva se marchó de Chile. Primero estuvo en Buenos Aires, luego los malos vientos que soplaban en la vecina república lo llevaron a México en donde vivió un par de años y en donde lo conocí.”

Fragmento del cuento El Ojo Silva de Roberto Bolaño, chileno.

-    Narrador en 2º persona. Es poco común. Al hacer su relato en 2º persona crea la sensación de estar hablándose a sí mismo (Ej. “Irás hacia ella…”), o bien, de estar escribiendo una carta (género epistolar).

Ejemplo 1:

“Lees ese anuncio (…) Recojes tu portafolio y dejas la propina. Piensas que otro historiador joven, en condiciones semejantes a las tuyas, ya ha leído ese mismo aviso, tomando la delantera, ocupando el puesto. Tratas de olvidar mientras caminas a la esquina.”

Fragmento de la novela Aura de Carlos Fuentes, mexicano.

Ejemplo 2:

“Usted sabe por qué vine a su casa, a su quieto salón solicitado de mediodía. Todo parece tan natural, como siempre que no se sabe la verdad. Usted se ha ido a París, yo me quedé con el departamento de la calle Suipacha, elaboramos un simple y satisfactorio plan de mutua convivencia hasta que septiembre la traiga de nuevo a Buenos Aires y me lance a mí a alguna otra casa donde quizá... Pero no le escribo por eso, esta carta se la envío a causa de los conejitos, me parece justo enterarla; y porque me gusta escribir cartas, y tal vez porque llueve.”

Fragmento del cuento Carta a una señorita en París de Julio Cortázar, argentino.


Información

Técnica

Descripción BreveHay diferentes tipos de narrador en cada historia, puede tratarse de alguien que está dentro del relato y entrega su testimonio a medida los hechos ocurren, o bien de una persona que recuerda algo que ya sucedió.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Relacionados

Palabras Clave

Queremos tu

Opinión