Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

Reformas educativas, liderazgo y núcleo pedagógico

Las razones detrás del fracaso de las reformas educativas y el papel del "núcleo pedagógico", fueron algunos de los tópicos tratados durante la conferencia magistral con que Richard Elmore concluyó sus actividades en Chile.

Richard Elmore: "creo que el desafío que tenemos hoy es darnos cuenta de que las escuelas no son organizaciones aisladas ni tienen que inventar sus ideas de la enseñanza en forma independiente y aislada. Estamos enfrentando un desafio global”

Núcleo pedagógico: para mejorar el desempeño de las escuelas es necesario 1) mejorar conocimientos y habilidades del profesor, 2) subir el nivel de los contenidos, el nivel del trabajo intelectual que exigimos a los alumnos  y 3) asegurar el compromiso de los estudiantes.

Al finalizar la conferencia, un panel de expertos dialogó con Richard Elmore. Más de mil profesores y directores repletaron las instalaciones del centro de extensión de la Universidad Católica para seguir punto por punto las reflexiones del académico de Harvard.

Las conferencias magistrales y publicaciones en torno al liderazgo educativo son fruto del esfuerzo conjunto de Fundación CAP y del área de educación de Fundación Chile. La serie partió en 2008 con la visita de David Hopkins. En 2009 fue el turno de Kennet Leithwood y este año tuvimos el privilegio de contar con el profesor Richard Elmore.

Baja aquí la presentación de la clase magistral: Mejorando la escuela desde la sala de clases  ícono PPT

“Nuestro estándar de vida en el futuro cercano depende de nuestra capacidad de impartir enseñanza de alto nivel en todas las escuelas”. Con estas palabras Richard Elmore dio inicio a la conferencia magistral prevista como corolario de su visita a Chile. Más de mil profesores y directores repletaron las instalaciones del centro de extensión de la Universidad Católica para seguir punto por punto las reflexiones del académico de Harvard.

De acuerdo a Elmore, los países que prosperen en esta nueva economía serán los que desarrollen una comprensión más amplia de cómo impartir una enseñanza más eficaz en diferentes entornos. “No me preocupa plantear este argumento económico (aseveró) porque muchos países donde trabajo, son de los que tienen los más altos niveles de vida del mundo, y una de las cosas que he logrado comprender de estas sociedades es que ubican la educación en un sitial muy importante; ellos invierten en el conocimiento y habilidades de sus profesores y hacen responsables a las personas por la calidad de su trabajo”. En un mundo donde el bienestar individual depende en forma creciente del nivel educacional, es importante pensar en la calidad de la experiencia educativa en todos los contextos.

El éxito de una reforma educativa


¿Por qué fracasan las reformas educativas? La pregunta cobra particular relevancia en un país como el nuestro, cuyo sistema educativo es objeto de importantes reformas en la actualidad. La mayoría de las reformas no alcanzan a satisfacer la reivindicaciones iniciales, sostiene Elmore, porque subestiman las dificultades. Los requerimientos en materia de conocimientos y destrezas de las nuevas políticas no son tomados en serio: “pedimos a los colegios que hagan cosas que no saben cómo hacer, tareas para las cuales no han sido capacitados, y les pedimos que desarrollen habilidades a las que no tienen acceso en su lugar de trabajo, por lo que no tienen el apoyo debido”. Al mismo tiempo, las reformas fracasan cuando no consideran la resistencia al cambio de la cultura organizacional pre existente, y porque no mantienen la misma concentración en el tiempo.

“Uno puede notar que los formuladores de políticas públicas son gente muy nerviosa (continúa); se comportan así porque se les paga para eso, para prestar atención a cambios pequeñísimos en la percepción pública. Los requerimientos de un funcionario electo son muy diferentes a los de un profesor o director de colegio, para quienes lo más importante es mantener un ritmo estable de aprendizaje de los alumnos. Los políticos, por el contrario, deben ser sensibles y responder en el minuto para poder ser reelegidos. Por esta razón suele crearse una tensión entre el ritmo político que toman las reformas y el trabajo al interior de la escuela. Las sociedades tienen maneras particulares de administrar estas tensiones que están presentes en todas las reformas del sistema escolar, pero en general, “mantener un sistema estable en educación requiere de una profesión docente sólida, con personas dispuestas a responder a los políticos y ser responsables de su propio trabajo". Cuando los políticos presionan a las escuelas para aumentar su rendimiento deben estar dispuestos a entregar el apoyo necesario.

¿A que nos referimos al hablar de una reforma educativa exitosa? Richard Elmore comienza a contestar la pregunta subrayando el papel de la evaluación del desempeño escolar: para mejor o para peor, las escuelas serán juzgadas por su desempeño. “Podemos discutir los términos y condiciones en que se mide el desempeño de las escuelas (continuó), pero no tenemos posibilidad de elegir si serán o no evaluadas, porque esto ocurrirá de todas maneras”.

Una reforma es exitosa cuando alcanza mejoras medibles en los aprendizajes escolares; pero también cuando tiene  una menor variabilidad en las condiciones de aprendizaje y en los resultados escolares. Este último factor se relaciona con el trabajo docente. “Nos hemos acostumbrado a observar el papel de los docentes resaltando únicamente sus estilos personales, su forma personal de trabajar con los alumnos, su comprensión individual en el aula”, sostiene Elmore. Una consecuencia negativa de lo anterior es la gran variabilidad del aprendizaje de los alumnos, esto es, la diferencia entre los alumnos que aprenden más y los que aprenden menos. En Chile, por ejemplo, el 70% de la variabilidad de aprendizajes tiene lugar dentro de la escuela.

El núcleo pedagógico


Uno de los pilares del trabajo de Richard Elmore tiene que ver con lo que él llama el núcleo pedagógico, compuesto por tres elementos: el profesor, el alumno y los contenidos a impartir. Según el especialista, para mejorar el desempeño de las escuelas es necesario 1) mejorar conocimientos y habilidades del profesor, 2) subir el nivel de los contenidos, el nivel del trabajo intelectual que exigimos a los alumnos  y 3) asegurar el compromiso de los estudiantes.

Por lo tanto es preciso influir íntimamente en la clase, poniendo el énfasis, no en los atributos personales del profesor sino en la interacción de los tres factores que integran el núcleo pedagógico. Por otra parte, si uno se concentra  en uno de estos tres elementos tiene que concentrarse necesariamente en los otros dos, puesto que cambiar el contenido impartido a los alumnos es imposible sin alterar las habilidades del docente. La docencia, además, es un trabajo de altísima calificación, sostiene Elmore, uno de los de más calificación de la sociedad entera, sin embargo la formación docente no se extiende rigurosamente, más allá de la universidad, como sí sucede con otras carreras como la medicina. Un profesor que sale de la universidad estará bien preparado solamente para entrar en el sistema, pues luego debe especializarse continuamente.

Distribuir el liderazgo


El ciclo de mejora de los establecimientos escolares no es lineal, sino que va por etapas; y en algunos casos, incluso experimenta leves retrocesos producto del esfuerzo invertido en cambiar la cultura organizacional. Mientras más se asciende en la curva de la mejora del aprendizaje, más difícil resulta gestionar desde el centro, y se necesita distribuir el liderazgo, por lo que el docente adquiere mayor responsabilidad. Para esto se necesitan expectativas comunes respecto a lo que pueden hacer los alumnos.

Los profesores


Los profesores constituyen un especial foco de atención para Elmore, y en su conversación con educarchile queó más que claro: “el efecto principal (cuenta) de mi trabajo ha sido profundizar mi respeto por el trabajo de los docentes y las personas que encabezan los establecimientos".

¿Qué tienen en común los profesores que ha conocido en los lugares donde le ha tocado trabajar?
Los profesores que he visto están profundamente comprometidos con el aprendizaje de sus alumnos, y están frecuentemente frustrados por la falta de apoyo que tienen en la sala de clases. Pienso que aportan muchas habilidades y conocimiento al hacer su trabajo y creo que lo que tenemos que hacer ahora es apoyarnos en esas capacidades para desarrollar mejor la carrera docente.

¿Qué le han parecido los profesores chilenos?
He escuchado profesores muy inspirados con su trabajo, muy originales en su manera de pensar y con una gran vocación, lo que augura un buen futuro.

¿Tienen alguna impresión sobre los desafíos que esperan a nuestro país? 
Entregar tiempo para que los profesores aprendan durante la jornada escolar y crear organizaciones que apoyen ese aprendizaje, creo que ese es el gran desafío que tiene Chile.

Información

Técnica

Descripción BreveLas razones detrás del fracaso de las reformas educativas y el papel del "núcleo pedagógico", fueron algunos de los tópicos tratados durante la conferencia magistral con que Richard Elmore concluyó sus actividades en Chile.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile

Queremos tu

Opinión