Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

Los dioses aztecas

Las creencias religiosas de los aztecas estaban íntimamente relacionadas con la guerra. Muchos de sus dioses demandaban sacrificios humanos en reciprocidad a los beneficios que entregaban a los hombres.

Tlaloc Tlaloc
 Xipe Totec
Xipe Totec
 Tezcatlipoca
Tezcatlipoca
 Quetzalcoatl
Quetzalcoatl
 Uitzilopochtli
Uitzilopochtli


La religión azteca

Los aztecas eran politeístas, lo que significa que creían en muchos dioses. Estos estaban divididos en dos: los dioses del cielo y de la tierra. Los primeros eran los más antiguos y entre ellos encontramos a:

•    Uitzilopochtli: El más importante, dios del sol y de la guerra. El conquistador del medio día.
•    Tezcatlipoca: dios del cielo nocturno y protector de los jóvenes guerreros.
•    Quetzalcóatl: dios del viento y de la fertilidad, la serpiente emplumada, de origen teotihuacano.
       
En las divinidades terrestres encontramos a Tláloc, dios tolteca de la lluvia, trueno y rayo que fue adoptado por los aztecas.

Otros dioses son:
•    Otontecuhtli: dios del fuego.
•    Tlazolteotl: diosa del amor.
•    Xipe Totec: señor de la primavera, la fertilidad y protector de los orfebres.

Para ellos, habían existido cuatro períodos o soles, en las cuales hubo humanidades anteriores a la propia, las cuales fueron destruidas de forma catastrófica por acción de algunas divinidades. La época más antigua era conocida como 4 jaguar y terminó al ser destruida la humanidad por jaguares. La segunda era se llamó 4 viento y terminó cuando Quetzalcóatl arrasó el mundo y convirtió a los hombres en monos. El tercer sol se llamó 4 lluvia y finalizó cuando Tláloc, dios del trueno, aniquiló a los hombres con una lluvia de fuego. El último período, el cuarto sol, se conoce como 4 agua y tuvo su fin con una gran inundación, a la cual sobrevivió solo un hombre y una mujer. La era en la cual se encontraban los aztecas a la llegada de los españoles se denominaba 4 temblor de la tierra y sucumbiría durante un inmenso terremoto, en el cual unos monstruos llegados del occidente matarían a los humanos.

Los sacrificios humanos


En la creencia azteca, el sol y la luna (del quinto período) fueron creados por el sacrificio de dos dioses, quienes fueron arrojados a una fogata encendida en la antigua ciudad de Teotihuacán, de la cual salieron convertidos en sol y luna. Por esta razón, los aztecas sentían la obligación de pagar a los dioses por su sacrificio, entregándoles su alimento –el cuerpo y sangre humana– para vencer la oscuridad.


Baja aquí el archivo:

Mesoamérica y la cultura azteca ícono PPT

preparado por el Museo Chileno de Arte Precolombino, con mapas e imágenes para aprender más sobre la civilización azteca.

Las personas usadas en estos rituales, eran prisioneros de guerra, esclavos comprados para este fin e incluso existieron voluntarios, ya que una muerte así aseguraba una feliz vida eterna. Otra forma era competir en el juego de la pelota. Este juego constaba de dos equipos, que competían en una cancha de altos muros, en cuyos lados había dos argollas de piedra. La idea era hacer pasar una pelota de caucho por esas argollas, golpeándola sólo con las caderas. Existen dos versiones, aquella que dice que los ganadores eran sacrificados y otra que cuenta que los perdedores eran los inmolados.

La importancia de la guerra

La expansión del imperio Azteca se basó en una serie de guerras de conquista. Su triunfo fue posible gracias al talento de este pueblo para la guerra, y a la valentía y la habilidad de sus hombres para organizar un ejército perfectamente disciplinado. Así, los soldados y guerreros eran importantes dentro de la sociedad, ubicándose en las esferas más altas.
   
Los guerreros se organizaban en dos grupos: guerreros-jaguares, soldados del sol, y guerreros-águila, soldados de Tezcatlipoca, dios del cielo. Entre las armas que utilizaban se encuentra la maza de madera con inserciones de láminas de obsidiana; las flechas y los dardos de puntas de piedra, lanzados por arcos o con un lanzador manual llamado atlatl. Para defenderse usaban una armadura hecha de tela y rellena con algodón (muy eficaz contra las armas locales) y escudos de madera.

La guerra no sólo tuvo fines expansivos. Hacia la época más tardía de los aztecas, también tuvo carácter ritual. Las llamadas guerras floridas eran encuentros bélicos entre los aztecas y sus vecinos, organizados para conseguir prisioneros para los sacrificios, sin comprometer el territorio.

Conocimiento, escritura y calendario

Los mayas desarrollaron una escritura con la cual escribieron los códices, libros que contaban sus mitos y su historia, presentaban a sus dioses y donde llevaban las cuentas del Imperio. Estos fueron fundamentales en el control y la expansión de la cultura y el poder azteca.

Los aztecas –como otras culturas de Mesoamérica– desarrollaron un calendario que regía sus ceremonias, rituales, ciclos agrícolas, etc. El calendario azteca está formado por dos partes: un calendario ritual y de adivinación de 260 días que marcaba paralelamente al calendario cotidiano de 365 días. Este último está divido en 18 ciclos de 20 días cada uno. Al llegar al final se celebraba un tiempo de ritos, que eran cinco días nefastos y peligrosos. Cada día tenía un número y un nombre representado por un símbolo. En el calendario azteca se encuentran representados los cuatro soles o épocas antiguas, los ciclos de renovación de 52 años y el año de 365 días.


El presente artículo es parte de un material educativo más extenso, facilitado por el Museo Chileno de Arte Precolombino. Continúa aquí:

Información

Técnica

Descripción BreveLas creencias religiosas de los aztecas estaban íntimamente relacionadas con la guerra. Muchos de sus dioses demandaban sacrificios humanos en reciprocidad a los beneficios que entregaban a los hombres.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile
Clasificación Curricular
NivelSectorUnidad o eje
2° medioHistoria, geografía y ciencias socialesPersistencia de pueblos y culturas indígenas
4° básicoHistoria, Geografía y Ciencias SocialesHistoria

Queremos tu

Opinión