Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

Tips para una buena planificación

Calificada como el corazón de una buena clase, la planificación entrega el mapa de las actividades a realizar en función de los objetivos de aprendizaje buscados. Seguidamente, los profesores ganadores del concurso Planificacción de educarchile, nos dan sus recetas.

Profesora Carmen Gloria Lienlaf: "soy profesora de educación religiosa y católica, los planes y programas no me sirven, lo único que me sirve son los objetivos, nada más”.

 Ponerse en el lugar de los alumnos es el factor esencial que considera Verónica Álvarez.

Sebastián Soto: "al hacer la evaluación es necesario volver a contrastarla con los objetivos y las actividades, y ahí uno se da cuenta de que el objetivo se transforma casi automáticamente en la actividad, y esta en la evaluación y todo se da naturalmente”.

Carmen Gloria Lienlaf Fernández, profesora de religión del colegio José Artigas, de Recoleta; Verónica Álvarez Sepúlveda, colegio Capitán Pastene, de la comuna de La Florida; y el profesor de educación artística, Sebastián Soto, saben cómo preparar una clase. Sus planificaciones fueron escogidas como las mejores entre las más de 120 que fueron enviadas el concurso Planificacción de educarchile. Hoy comparten con nosotros sus ideas sobre lo que debe incluir una buena planificación.

Ponerse en el lugar de los alumnos es el factor esencial que considera Verónica Álvarez; de acuerdo a su perspectiva, es muy importante saber a quiénes va dirigida la clase que se está preparando. En base a esa premisa, sigue en importancia realizar una buena selección de estrategias, en el sentido de trabajar el conjunto de las habilidades del pensamiento con los alumnos. “Por ejemplo -agrega- en lenguaje busco articular los cuatro ejes del lenguaje, sin quedarme solamente con lectura; trato de que los niños comprendan, hagan parafraseo, trabajen vocabulario y produzcan un pequeño texto.

Para el profesor Sebastián Soto surge primero la inquietud sobre lo que se quiere lograr con la planificación, y a partir de eso se construye el resto, buscando alinear los elementos. “Siempre que avanzo vuelvo atrás y reviso si está todo en la misma línea, para que no se pierda el objetivo inicial declarado.

Un error común, según el docente, es que el objetivo que tenemos difiere del que se declara. Por eso es necesario tratar de ser congruentes. “Yo paso las actividades y vuelvo atrás -dice-, porque uno tiende a pensar en algo, meterse y dejarse llevar por una actividad maravillosa pero que persigue otro objetivo”. Lo anterior, aclara, genera una poco deseable discordancia con la evaluación. “Cuando uno se da el trabajo de organizar bien la planificación y seguir un rumbo, aunque sea poco ambicioso, resulta natural y se ve que en la práctica resulta. Al hacer la evaluación es necesario volver a contrastarla con los objetivos y las actividades, y ahí uno se da cuenta de que el objetivo se transforma casi automáticamente en la actividad y esta en la evaluación y todo se da naturalmente”, concluye.

“A mí me pasa algo muy raro -señala la profesora Carmen Gloria Lienlaf-, porque en todos los subsectores están los planes y programas y la gran mayoría de los profesores trabaja con eso, pero en mi caso soy profesora de educación religiosa y católica, los planes y programas no me sirven, lo único que me sirve son los objetivos, nada más”. Para Carmen Gloria el resto de las actividades genéricas que se manejan en los otros subsectores no resultan útiles, y eso la obliga a planificar de manera diferente de un año para otro. “Las planificaciones de 2009 no son las mismas de 2010 -continúa-, trabajo en base a resultados, en base a la crítica reflexiva, en la sala de clases: el 5º A no es igual que el 5º B, por tanto trabajar en paralelo con esos dos cursos no conviene, la actividad que me da resultado con uno, no da resultado con el otro”. Como un constante trabajar y reflexionar acerca de lo que los niños necesitan, define esta docente el trabajo de preparar las clases: “conoces a tus niños, conoces su entorno, y sabes cómo va a llegar a ellos la clase”.

Información

Técnica

Descripción BreveCalificada como el corazón de una buena clase, la planificación entrega el mapa de las actividades a realizar en función de los objetivos de aprendizaje buscados. Seguidamente, los profesores ganadores del concurso Planificacción de educarchile, nos dan sus recetas.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Queremos tu

Opinión