Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

Algunas orientaciones para la elaboración de preguntas de selección múltiple

Las preguntas de selección múltiple son la mejor alternativa para lograr un muestreo de conocimientos y destrezas; por esto son muy usadas. Seguidamente, ofrecemos algunos criterios a considerar para la elaboración de preguntas válidas y confiables.

Título Planifica

Baja a continuación todos los ejemplos incorrectos.

Botón descargar

 

Ana María AmengualPatricia AninatPor Ana María Amengual M. y Patricia Aninat S., consultoras de la Corporación Educacional Aprender

 

Muchas veces los profesores usamos la evaluación como un premio o un castigo que se da a los estudiantes, olvidando que esta constituye una herramienta que sirve más al profesor que a los alumnos, por cuanto permite determinar el nivel de logro de los objetivos de aprendizaje (“aprendizajes esperados”), planteados al comienzo del proceso de enseñanza. Asimismo, los alumnos no aprenden sólo por cómo se les enseña, sino también por cómo se los evalúa. Las evaluaciones son instancias de aprendizaje y el uso efectivo de sus resultados permite retroalimentar las prácticas de profesores y alumnos.

En este contexto, resulta indispensable que la evaluación sea coherente con las prácticas pedagógicas y el currículo y reforzadora de éstos: la validez de todo procedimiento de evaluación dependerá de la coherencia que exista entre él y los tipos de aprendizajes que se busca evaluar. Para lograr esta coherencia se requiere, entre otras cosas, de una planificación del proceso evaluativo, en la cual se establezcan metas (objetivos) de evaluación derivadas de las metas de aprendizaje (“aprendizajes esperados”). Junto con lo anterior, se requiere contar con instrumentos de evaluación confiables, esto es, que den información  fidedigna respecto de los logros de los alumnos.

A continuación, se señalan algunos criterios a considerar para la elaboración de preguntas válidas y confiables (1). En particular, nos remitiremos a las preguntas de selección múltiple (“opción múltiple”), pues si bien los instrumentos de evaluación pueden construirse con distintos tipos de preguntas, estas son unas de las más usadas, pues en una misma prueba se pueden incluir muchas más preguntas de selección múltiple que de desarrollo y porque para los propósitos de lograr un muestreo de conocimientos y destrezas son la mejor alternativa .

1) Estos criterios se encuentran en numerosas publicaciones internacionales de prestigio, tales como ETS (Educational Testing Service) (2002): Guidelines for Item Writers, San Antonio, Texas, USA/ Dodds, J. (1999): Writing Good Tests for Student Grading or Research Purposes,  San Antonio, Texas, USA / Haladyna, T., Haladyna, R. y C. Merino (2004): “Preparación de preguntas de opciones múltiples para medir el aprendizaje de los estudiantes”, Revista Iberoamericana de Educación, Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Madrid, España / Kehoe, J. (1995): Writing Multiple-Choice Test Items, Washington, D.C., USA, ERIC, Clearinghouse on Assessment and Evaluation.

2) Haladyna TM, Haladyna R, Soto CM. Preparación de preguntas de opciones múltiples para medir el aprendizaje de los  estudiantes. OEI-Revista  Iberoamericana  de  Educación 2001; 1-17

1. Cada pregunta debe evaluar efectivamente el objetivo de evaluación para el cual fue diseñada. Para ello, el enunciado de la pregunta debe orientarse a la evaluación del objetivo seleccionado (y de uno solo por pregunta) ícono Word; la alternativa correcta (“clave”) debe corresponder a la respuesta de los alumnos que dominan el objetivo y las alternativas incorrectas (“distractores”) deben recoger errores de los alumnos que no dominan la habilidad, por lo que deben ser  completamente incorrectos ícono Word. Adicionalmente, en diversas publicaciones se plantea la inconveniencia de utilizar las alternativas “ninguna de la anteriores” y “todas las anteriores”, pues en definitiva estas no recogen errores relacionados con el objeto evaluado.

2. Las preguntas no deben inducir a responder correcta ni incorrectamente. Para ello, verifique que la información entregada en una pregunta no constituya parcial o totalmente, la respuesta correcta de otra ícono Word; evite las respuestas al azar (incluyendo no menos de 4 alternativas) y evite:
- el uso de palabras llamativas en la clave, o en un solo distractor; la inclusión de elementos comunes en el enunciado y la clave o en el enunciado y un distractor ícono Word;
- construir claves o distractores con una extensión claramente distintos de las demás alternativas ícono Word;
- utilizar distractores no verosímiles ícono Word.

3. La dificultad de las preguntas debe radicar en la tarea que se está evaluando y no en la forma en que se presenta dicha tarea. Para ello, las interrogantes deben ser susceptibles de ser respondidas como un hecho o información objetiva (evite consideraciones valorativas) ícono Word, deben incluir toda la información necesaria para responderla correctamente (no deben depender de aclaraciones al momento de la aplicación) ícono Word y deben ser comprensibles (con un lenguaje comprensible para todos los alumnos del nivel evaluado, con una redacción sencilla, unívoca, clara y de estructura simple) ícono Word.

Adicionalmente, al construir una prueba, siempre redacte las preguntas utilizando un lenguaje formal y correcto -una prueba es un documento formal que sirve de modelo a los alumnos ícono Word- y plantee tareas que sean significativas para los alumnos evaluados y que estén contextualizadas en situaciones en las que realmente el conocimiento evaluado pueda ser usado ícono Word.

Información

Técnica

Descripción BreveLas preguntas de selección múltiple son la mejor alternativa para lograr un muestreo de conocimientos y destrezas; por esto son muy usadas. Seguidamente, ofrecemos algunos criterios a considerar para la elaboración de preguntas válidas y confiables.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Queremos tu

Opinión