Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

Métodos y estrategias para atender el bullying entre estudiantes

La pregunta que se hacen estudiantes, profesores, padres y directivos de los establecimientos educacionales es cómo atender y, por sobre todo, prevenir el bullying.

Se deben definir políticas anti-bullying en el establecimiento con participación de toda la comunidad educativa: padres, profesores, estudiantes, personal administrativo y directivo. Esta política debiera ser sostenida en el tiempo, debe definir normas, apuntar a cambiar relaciones interpersonales y climas discriminatorios e intolerantes.

Estás en: Especial bullying en la escuela / Cómo afrontarlo - Puedes ver: Antecedentes  / Cómo prevenirloConvivencia

Especial Bullying

Los países que han tomado consciencia del problema y que han actuado, han logrado desarrollar una serie de políticas públicas para enfrentar el problema, siendo evaluadas y establecida su eficacia.

Las estrategias además de convocar a diferentes actores: estudiantes, profesores, padres y directivos de los establecimientos educacionales, se realizan a nivel del establecimiento escolar, de la sala de clases y, en casos específicos, de intimidados o intimidadores. Todo indica que las estrategias más eficaces son las que pueden entenderse como integrales, aquellas que incorporan a toda la comunidad escolar y operan en los distintos niveles. Ahora bien, la integración de los padres es considerada en la mayoría de las estrategias, porque ella se define como fundamental.

  • Es importante que tanto estudiantes, padres, profesores y directivos de los establecimientos educacionales, tomen, en primer lugar, conciencia de que el bullying existe, que es un problema grave, que no necesariamente hay que buscar culpables, reconocer que intimidados e intimidadores requieren atención, y tomar la decisión de enfrentar el problema.
  • Saber que el bullying ocurre preferentemente cuando los profesores, padres y adultos no están presentes: en el recreo, en el cambio de hora, a la salida del colegio, en los camarines, en los baños, en los chats o blogs.

Atención padres y apoderados:

Se recomienda que se fijen en algunas señales que les permiten sospechar que el bullying está ocurriendo con su hijo o hija:

- llega a casa con su ropa, libros y cosas rotas o le han sido robadas;
- tiene moretones, heridas, cortes y rasguños que no puede explicar;
- ha perdido el interés por ir al colegio y por hacer tareas;
- baja en su rendimiento académico;
- tiene pocos amigos o no tiene amigos;
- no invita a compañeros a su casa y rara vez va a la casa de amigos;
- falta de apetito, dolores de cabeza y/o de estómago (en las mañanas);
- presenta alteraciones del sueño: insomnio, pesadillas o llora mientras duerme;
- pide dinero extra o saca dinero a escondidas (entregado al intimidador);
- llega del colegio ansioso, triste, alicaído, con los ojos lagrimosos;
- aspecto triste, deprimido y de infelicidad;
- cambia de humor de forma inesperada;
- está irritable y con rabia repentina.

Si se dan cuenta que su hijo o hija participan en acciones de bullying:

- evite culpabilizar;
- evite castigar;
- explíquele que intimidar no es un juego;
- señale que no va a tolerar que este tipo de comportamiento continúe;
- establezca normas familiares sobre relaciones interpersonales;
- refuércelo cuando cumpla con sus deberes;
- si rompe las reglas, sea claro en sus respuestas, pero no agresivo;
- sea un buen ejemplo cumpliendo las reglas;
- trate de pasar más tiempo con su hijo, involúcrese en sus actividades y pasatiempos;
- conozca a sus amigos;
- estimule y refuerce habilidades y aspectos positivos de su hijo;
- ayúdelo a desarrollar estilos de comportamiento no agresivos;
- mantenga contacto con el colegio.

 

Sugerencias para profesores y profesoras:

- Diagnosticar la situación: aplicar un instrumento de diagnóstico  para conocer la situación de su curso o casos individuales;
- estar atentos  a conductas  que no son habituales en algún(a) estudiante;
- operar con recursos accesibles y que son familiares;
- jerarquizar las necesidades.;
- hacer un plan estratégico de atención, intervención y prevención;
- realizar campañas masivas;
- romper la cultura del silencio;
- hacer participar a los estudiantes y conversar con ellos sobre las consecuencias del bullying.

Recomendaciones para los directivos y para el establecimiento:

- Diagnosticar la situación: aplicar un instrumento de diagnóstico para conocer la situación del bullying en su establecimiento.

- Definir políticas anti-bullying en el establecimiento con participación de toda la comunidad educativa: padres, profesores, estudiantes, personal administrativo y directivo. Esta política debiera ser sostenida en el tiempo, debe definir normas, apuntar a cambiar relaciones interpersonales y climas discriminatorios e intolerantes.

- Sensibilizar a los padres y apoderados en torno al bullying y hacerlos participar activamente en programas de intervención.

- Evaluar los resultados de las acciones emprendidas, reconocer avances y dificultades, y definir nuevas acciones.

Información

Técnica

Descripción BreveArtículo que presenta acciones concretas que pueden realizar estudiantes, escuelas, padres y apoderados, para prevenir el bullying.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile

Queremos tu

Opinión