Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Ficha temática

de Valdivia, Luis (1561-1642)

Conoce a quien impulsó en Chile el concepto de Guerra defensiva contra la población mapuche.

Luis de Valdivia, sacerdote misionero jesuita, nació en Granada, España, en 1561. Dedicó su vida a la defensa de los derechos de los indígenas, intentando terminar con las hostilidades de las autoridades y el ejército español hacia los mapuches del sur de Chile.

Llegó a Chile en 1593, con el objetivo de fundar una nueva provincia de la Compañía de Jesús. Propuso una nueva estrategia para enfrentar a los mapuches: La Guerra Defensiva. Esta táctica, que fue puesta en práctica en Chile desde 1612, tenía como objetivo que los conquistadores españoles sólo se defendieran si los indígenas los atacaban y que se terminara definitivamente el servicio personal de las encomiendas. Además, este plan incluía el establecimiento de una frontera natural con los mapuches en el río Bíobio y una constante práctica misionera.

Valdivia se debió enfrentar a una fuerte resistencia de parte de la gran mayoría de los españoles, pues no estaban dispuestos a terminar con la guerra. Finalmente, el plan de Valdivia fracasó, ya que no se cumplían los principios que estableció el misionero. De esta forma, el rey de España implantó nuevamente la guerra ofensiva en 1625.

El Padre Luis de Valdivia regresó a España y murió en Valladolid 1642.



Información

Técnica

Descripción BreveConoce a quien impulsó en Chile el concepto de Guerra defensiva contra la población mapuche.
Recursos recomendados
Otras efemérides del mes

Luis de Valdivia, misionero de la Compañía de Jesús, nació en Granada, España, en 1561. A los 20 años ingresó a la orden jesuita y, luego de ser ordenado sacerdote en 1589, fue enviado a Perú, lugar en el cual se dedicó a trabajar con otros religiosos en tipografía Aymara. Junto a un grupo de sacerdotes jesuitas, en 1592 fue designado a fundar una nueva provincia de la Compañía de Jesús en Chile. El 12 de Abril de 1593 llegó a Santiago la delegación e inmediatamente el Padre Luis de Valdivia comenzó a tener un papel protagónico: se convirtió en rector del Colegio Jesuita y ordenó erigir el primer templo de la Congregación en Santiago.

Siguiendo la tradición de la Compañía de Jesús, Luis de Valdivia se dedicó a la evangelización de indígenas, conociendo la cruda realidad de la Guerra de Arauco y empapándose de las costumbres de los mapuches. Este primer contacto con grupos indígenas en territorio chileno, fue fundamental para formar su sensibilidad ante los problemas que aquejaban a hombres y mujeres de los pueblos conquistados por el ejército español.

La llegada a Chile de los jesuitas se produjo en uno de los momentos más álgidos del conflicto entre mapuches y españoles. En este contexto, 1598 fue un año fundamental, pues se desencadenó la insubordinación indígena de Curalaba, combate en el cual los mapuches liderados por Pelentaru, resultaron victoriosos dando muerte al Gobernador español Martín García Óñez de Loyola y a casi la totalidad del contingente que lo acompañaba. Este acontecimiento provocó que las autoridades españolas decidieran tomar medidas más drásticas en contra de los mapuches. En 1599, como consecuencia directa del combate de Curalaba, los gobernantes españoles incluyeron la esclavitud indígena, mediante un memorial redactado por Melchor Concha. Paradójicamente, la lectura pública del memorial realizada en la Catedral de Santiago, fue realizada por el propio Padre Luis de Valdivia que estaba en desacuerdo con esta nueva estrategia, pues consideraba que la rebelión de los indígenas se producía justamente por el “servicio personal”, es decir, por los trabajos forzados que debían realizar los mapuches como tributo a los encomenderos españoles. Valdivia consideraba que la mejor forma para terminar con la Guerra de Arauco era suprimir el “servicio personal” y dejar a un lado la guerra ofensiva. Para lograr este propósito, el sacerdote postulaba que el protagonismo lo debían tener los misioneros y no el ejército.

Durante los años siguientes los españoles continuaron discutiendo en torno a la forma de enfrentar el conflicto con los mapuches. En 1606, en un debate sobre la Guerra de Arauco realizado en la capital del Virreinato del Perú, el oídor de la Real Audiencia de Lima, Juan de Villela, propuso el sistema de Guerra Defensiva. El Padre Valdivia estaba completamente de acuerdo con este nuevo plan y logró convencer de la nueva estrategia al virrey del Perú, el marqués de Montesclaros, proponiendo la eliminación de los “servicios personales”, el establecimiento del río Bíobio como frontera y la evangelización por medio de misioneros como táctica para lograr una conquista religiosa. En 1609, el virrey del Perú envió a Valdivia a España para lograr la autorización del rey para el nuevo plan. Por su parte, los colonos radicados en Chile se mostraron reticentes ante esta nueva idea y enviaron a un representante a España, el capitán Lorenzo del Salto, con el fin de contrarrestar la posición de Valdivia. Finalmente, luego de largas deliberaciones, el rey Felipe III se convenció con la postura del sacerdote jesuita.

En 1611, Valdivia retornó a Chile con el título de Visitador General de las provincias y junto a 10 misioneros comenzó a aplicar su plan. Sin embargo, la Guerra Defensiva tuvo muchos detractores en la sociedad chilena: por una parte a los encomenderos les convenía que se mantuviera el sistema de esclavitud, el ejército temía una sublevación general de los mapuches y, por último, el hecho de que formalmente no hubiera guerra iba a significar que el virreinato del Perú no iba a enviar más dinero al país mediante el Real Situado (impuesto específico que se entregaba sólo en caso de Guerra). Además, el gobernador de Chile Alonso de Ribera también se resistía a los planes de Valdivia.

En este contexto, Valdivia se dispuso a eliminar fuertes, entregar a los prisioneros mapuches y  enviar misioneros a territorio indígena. En 1612, aumentó el rechazo a la estrategia de Valdivia por la muerte de tres sacerdotes jesuitas en Paicaví.  La muerte de los misioneros obligó a Valdivia aprobar la defensa militar de los territorios al norte del Bíobio. La Guerra Defensiva se fue volviendo más teórica que práctica, debido a que no se cumplían los principios que la sustentaban. Valdivia intentó mantener su estrategia, pero no pudo volver a convencer al rey de España, el cual reimplantó la Guerra Ofensiva en 1625.

El Padre Luis de Valdivia volvió a España, donde tuvo el cargo de Prefecto de Estudios y Director de la Congregación de sacerdotes del Colegio San Ignacio. Murió en Valladolid el 5 de noviembre de 1642.

IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile
Clasificación Curricular
NivelAsignaturaEje y habilidades
5° básicoHistoria, Geografía y Ciencias SocialesHistoria

Queremos tu

Opinión