Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

Entrevista a Ernesto Schiefelbein

La unanimidad de la votación que otorgó el Premio Nacional de Ciencias de la Educación a Ernesto Schiefelbein, dice suficiente sobre el aprecio que concita la obra de este destacado investigador en el ámbito educativo. Premiado además en 2004 con la Medalla Comenius, alta distinción que confiere la UNESCO, Schiefelbein ha ejercido la docencia en programas doctorales de universidades en EEUU, Argentina, y Japón, entre otros, además de dirigir el ministerio de educación durante el gobierno de Eduardo Frei Ruiz – Tagle.

Ernesto Schiefelbein ha recibido varios premios dentro y fuera de Chile por su labor investigativa, es miembro de numerosos consejos editoriales de revistas especializadas y autor de más de un centenar de trabajos.

"Una cosa es tener tiempo pero otra es usarlo de manera que los niños realmente puedan aprender".

"Los profesores manejan un método que es el frontal, que es cuando el profesor explica y los alumnos toman nota."

El Premio Nacional le llega a Ernesto Schiefelbein en una época de intensa actividad, mientras trabaja en investigaciones sobre la efectividad de las políticas de educación inicial, y sobre la formación docente.

¿Cuánto ha cambiado la educación desde los años en que ocupó una cartera ministerial?

Desde 2000 hasta ahora, creo que lo más notorio como avance es que los alumnos disponen de más tiempo para aprender. Y habría que decir que faltan dos cosas que se rescataron en el informe de la comisión Brunner, primero que los textos de estudio no son adecuados, especialmente para las clases donde hay mayor heterogeneidad de alumnos, y en segundo lugar que los profesores no tienen una formación adecuada.

¿En qué medida es inadecuada la formación docente?

En la medida en que no ha habido gran cambio en la formación en los últimos años. El profesor está preparado para trabajar con clases homogéneas donde los niños llegan con un buen vocabulario, han tenido preescolar, los padres les han enseñado a conversar, a razonar, a hacer abstracción, etc, pero no está preparado para enseñar en una clase de primer año donde hay niños que tienen 8, 9, 10, 11 o 12 años de edad. No está preparado para enfrentar una variedad así, ni para trabajar con niños que tengan 500 o 600 palabras de vocabulario, no está preparado para trabajar con textos que sean distintos a los que está acostumbrado, ni para usar diferentes métodos de enseñanza.

Cuándo menciona que los alumnos tienen más tiempo para aprender, ¿se refiere a la Jornada Escolar Completa? Porque los estudiantes secundarios piensan otra cosa…

Ciertamente, los casos de una buena aplicación de la JEC son aislados. Es imposible que exista un uso eficiente cuando no hay textos que entreguen técnicas para enseñar en ese tiempo extra. Una cosa es tener tiempo pero otra es usarlo de manera que los niños realmente puedan aprender.

Durante las movilizaciones los estudiantes decían sentirse defraudados porque en lugar de talleres extra programáticos, el tiempo adicional se ocupó en pasar materia.

Los profesores manejan un método que es el frontal, que es cuando el profesor explica y los alumnos toman nota. Está bien que los pingüinos hayan mencionado el segundo método, el de los talleres, pero hay 20 o 30 métodos más, está la discusión en grupos, los casos, los proyectos, en fin, entonces el problema es que no hay una participación y experimentación de los futuros profesores en situaciones en que se estén empleando métodos distintos.

Lo único que se hace es imitar a los académicos universitarios que dictan sus clases según el método frontal; los profesores pueden recitar de memoria: “mire el método de proyecto que se usó a partir de tal o cual autor, etc, pero nunca lo han visto funcionar. Pueden mencionar el método de Makarenko, el Plan Dalton, pero nunca los han visto y cuando no se ha experimentado, nadie se atreve a usarlos. No pueden pasar de aprender de memoria la definición de un método a ponerlo en práctica.

Lo que esta claro es que los académicos que forman a los futuros profesores no están modelando lo que dicen que hay que hacer, dicen “miren, ustedes deben reflexionar sobre su experiencia” pero el académico nunca graba una clase con sus alumnos, por ejemplo, y al no hacerlo el mensaje implícito, lo que se llama el currículum oculto es: “esto en la práctica no sirve para nada, pueden aprender de memoria que la practica es importante pero ustedes ven que no le doy importancia y por tanto no es importante”.

¿Qué papel juegan en este escenario las TICs y sus potencialidades educativas?

No hay duda de que los programas tipo Abrapalabra  podrían facilitar la adquisición de vocabulario a los niños, pero en la medida que eso no se incluya en las prácticas de manera sistemática no generará mayor impacto.

Ud se refería en la prensa a la necesidad de basar las reformas educativas en investigación; a su juicio ¿se toman decisiones que no tienen respaldo científico en materia de educación a nivel latinoamericano?

Te puedo decir que ejemplos no faltan. En 1996 y en Chile, sin ir más lejos, se propuso pasar un currículum con orientación fonológica a la orientación por palabra completa, lo que va en contra de toda la investigación que existía a la fecha. En 2003, afortunadamente se volvió atrás y se cayó en la cuenta de que había que complementar el enfoque fonológico con el aumento del vocabulario y los niveles de comprensión lectora, pero no se trataba de pasar a un método distinto.

¿Cómo llegó a interesarse en la educación habiendo estudiado economía?

Fundamentalmente a raíz de una invitación de Juan Gómez Millas, con quien había trabajado en la universidad. Yo había estado trabajando con un grupo de Harvard en problemas de mano de obra y educación mientras estaba en la subdirección de planificación en la CORFO, y cuando empecé a trabajar en educación me enamoré de la educación y decidí seguir hasta este momento, ya van más de 40 años.

¿Y cree realmente que el desarrollo económico y el de la educación estén ligados, en el sentido de que el segundo tenga influencia sobre el primero?

Dos grandes premios Nobel de economía lo demostraron, Teodoro Schultz y Gary Becker, así que habrá que creerles…

Más sobre Ernesto Schiefelbein en educarchile:

Información

Técnica

Descripción BreveEntrevista a Ernesto Schiefelbein, premio nacional de ciencias de la educación 2007.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Queremos tu

Opinión