Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

La juventud chilena hoy

No basta con verlos hacer filas cada mañana antes de entrar a clases para conocer más a los jóvenes que tratamos de educar; es por eso que ponemos a tu disposición los documentos de trabajo y estadísticas que sirvieron de punto de partida a las “Mesas Hurtadianas”, una jornada de reflexión sobre la juventud, recientemente organizada por el Hogar de Cristo.

Durante 2006 se pudo observar un movimiento juvenil organizado, que lejos de una mirada apática, levantó su voz y logró instalar como preocupación pública la temática de la educación.

Los jóvenes son personas que se encuentran en una etapa de cambios fisiológicos y psicológicos.

El desarrollo pleno de los jóvenes contribuye al proceso de configuración de identidad.

Según el censo de 2002, el 26,1% de la población chilena está constituida por jóvenes de entre 13 y 29 años. De estos, los que tienen edad escolar, en su mayoría se encuentran estudiando en colegios, liceos o establecimientos municipales.

Existe un alto porcentaje de cesantía entre los jóvenes (21,1%), lo que implica que muchos de ellos no tienen ingresos personales o para aportar a sus familias; que teniendo capacidades no las pueden desarrollar en un lugar estable; que poseen mucho tiempo libre, entre otras cosas. Si se suma a esto que un 39,6%  de la población joven hoy vive en una situación de pobreza, nos encontramos con un grupo que, además, de no tener trabajo, vive situaciones de marginalidad y de pocas posibilidades económicas, lo que conforma un círculo vicioso, pues sin trabajo difícilmente podrán dejar la pobreza.

Los jóvenes son personas que se encuentran en una etapa de cambios fisiológicos y psicológicos, y el desarrollo pleno de estas áreas contribuye al proceso de configuración de identidad, que es clave en esta etapa de la vida. Para los jóvenes de hoy este proceso se ha complejizado aún más, debido a que los referentes externos se multiplican (por la influencia de la globalización, los avances tecnológicos y la influencia de las telecomunicaciones, etc.) y otros se vuelven obsoletos rápidamente. Entonces, los jóvenes muchas veces se ven obligados a asimilar ideales externas que pueden ser contradictorios entre ellos.

En este contexto, se sienten saturados de información y confusos, sus conflictos internos se pueden maximizar con los referentes externos y ante tanta confusión tienden a tomar una actitud de desinterés y apatía. Esta característica es relevada por el “mundo adulto”, quienes muchas veces ven a los jóvenes como sujetos “rebeldes”, “desordenados”, “sin intereses” o que “no están ni ahí”. Entonces, prevalece la visión negativa de la juventud.

Hay cifras que nos hablan de una juventud que se encuentra experimentando dificultades, consecuencia de la marginalidad, la pobreza, la educación u otros. El aumento de la adicción y consumo de drogas y alcohol, de embarazos adolescentes, de enfermedades de salud mental como la depresión y la anorexia, y de la violencia y actos delictivos son situaciones que nos hablan de realidades complejas que viven muchos jóvenes.

Pero no podemos generar reflexión sólo desde estas cifras negativas. Muchos jóvenes generan acciones positivas, creativas y expresan interés por asuntos públicos.

Durante 2006 se pudo observar un movimiento juvenil organizado, que lejos de una mirada apática, levantó su voz y logró instalar como preocupación pública la temática de la educación. Observamos que mediante marchas, festivales, foros, tomas y asambleas expresaron su descontento y sus propuestas en relación al sistema educativo.

Algunas de las expresiones de los jóvenes generan reacciones adversas, especialmente cuando se recurre a la violencia como modo de expresar descontento, lo que genera un cierto temor de la sociedad hacia los jóvenes. Así, hoy podemos observar que se teme por su reacción y expresión,  pero por otra parte se castiga su “apatía” y su falta de interés en el mundo social.

Panelistas de diferentes ámbitos relacionados con la juventud discutieron sobre la realidad de los jóvenes en Chile en el Santuario del Padre Alberto Hurtado el 11 de julio pasado, en el marco de las “Mesas Hurtadianas”, con vistas a la generación de una propuesta para elaboración de políticas públicas dirigidas a este sector de la población.

La iniciativa, generada por el Hogar de Cristo, tiene por objeto entregar propuestas a la Presidenta Michelle Bachelet el próximo 18 de agosto, durante la visita que realizará la Mandataria a la tumba de San Alberto Hurtado.

Documentos de trabajo:

 
 

Información

Técnica

Descripción BreveConclusiones y estadísticas que sirvieron de punto de partida a las “Mesas Hurtadianas”, una jornada de reflexión sobre la juventud, recientemente organizada por el Hogar de Cristo.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Queremos tu

Opinión