Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Artículo

La lectura debe ser entretenida, fácil y significativa o el niño cierra el libro

Entre el momento en que el niño aprende a leer -o a decodificar- y la creación de un hábito de lectura, hay una enorme distancia que en muchos casos no se supera. Mabel Condemarín, Premio Nacional de Ciencias de la Educación, 2003- se detiene en las características que debe tener esa lectura inicial para acaparar la atención de los niños. Aunque lo ha dicho en todas las ocasiones que ha podido, cree que todavía no hay plena conciencia al respecto.

'Yo escuchaba en una conferencia: 'si este grupo de niños, no tiene desarrollo cognitivo, no están estructurados, no tienen conocimiento' y yo les digo: 'discuta con ellos sobre fútbol y a lo mejor le pueden enseñar a usted'.

'Por ejemplo, en los niños que recién aprenden a leer tienen que ser textos bastante entretenidos, interesantes y fáciles de leer. Esto significa que el sujeto esté muy claro, que las oraciones sean breves y directas... en el momento en que el niño lee : 'éste le dijo aquello'... ya se pierde'.

'El deber del profesor es enseñarles a leer, pero después formar niños que tengan el hábito de la lectura, que no sea una cosa mecánica, que sea para el niño una necesidad tanto placentera para su tiempo libre, como para encontrar respuestas a distintos propósitos, a necesidades... '

- Hoy más que nunca hay materiales y técnicas para el reforzamiento de la lectura y la escritura, sin embargo esto no se refleja en las estadísticas.

Aquí interesa mucho ese concepto de analfabetismo funcional, que es de la UNESCO... en que la gente en el fondo puede leer en voz alta, o sea puede decodificar, pero lo que más cuesta es utilizar la lectura para solucionar tareas de vida. Por ejemplo leer instrucciones... la habilidad que usas cuando vas a comprar un remedio, para preparar una mamadera, todo se hace al ojímetro, al tincómetro. Se puede decodificar pero no puedes aplicarlo a calidad de vida, a la crianza de hijos a la preservación de la paz...

¿Por qué ocurre esto?

Los niños son gozosos, aprenden a leer el primer año y después se les empieza a dar materiales muy alejados de sus intereses y sus propósitos... Hay que hacer una intervención muy directa en cuanto al tipo de textos que les das a leer muy temprano, desde el momento que aprenden a decodificar.

Hay una tecnología que se llama legibilidad de los textos escritos. Por ejemplo en los niños que recién aprenden a leer tienen que ser textos bastante entretenidos, interesantes y fáciles de leer. Esto significa que el sujeto esté muy claro, que las oraciones sean breves y directas... en el momento en que el niño lee : 'éste le dijo aquello'... ya se pierde.

Yo les puedo leer un cuento con toda la complejidad lingüística, pero cuando ellos empiezan a leer, por ejemplo el cuento de la Caperucita roja, si leen: 'El lobo la escudriñaba desde lo más profundo de los matorrales con una mirada aviesa', ya el niño cerró el libro.

- ¿Y esto no lo saben los educadores?

Yo trato de agitar la bandera en todas las formaciones que hago... Pero también tienen que saberlo los elaboradores de texto, los editorialistas... También tienen que saberlo las familias cuando le eligen un libro a un niño que recién empieza a leer... Tienen que entender que la lectura es evolutiva, que nadie parte por Saramago, llega a Saramago.

Por otro lado también en no pensar que solamente se tienen que leer textos narrativos... sino que también desde muy temprano se puede incorporar al niño una gran variedad de textos. Existe la poesía, por ejemplo, también están las recetas de cocina, también está la lectura de un afiche, la lectura de una boleta, del diario, que te sirve de soporte para múltiples tipos de textos. Hay que rodear al niño de un mundo muy letrado en el sentido de tenerle muchos materiales, pero que los use con propósitos bien claros...

Lo ideal es que sea como la biblioteca de aula... eso que nosotros hacíamos en las 900 escuelas y que ha dado resultados estupendos... que tengan los textos al alcance de la mano, pero que tengan distintos tipos de texto... ojalá permanentemente un diario, porque el diario te conecta con la noticia que vieron en la televisión... con lo de hoy, con lo emergente, en el fondo.

La comprensión de lectura es un proceso cognitivo en el cual tú entiendes cosas de las cuales tú ya previamente sabes y tienes interés. Si yo doy a leer un texto estándar, por ejemplo, a un niño campesino sobre el Metro de Santiago, puede que los resultados sean pésimos. Es como cuando tú vas a una conferencia, tú puedes ser brillante pero si el tipo te habla de física cuántica no entiendes nada.

Yo escuchaba en una conferencia: 'si este grupo de niños no tiene desarrollo cognitivo, no están estructurados, no tienen conocimiento' y yo les digo: 'discuta con ellos sobre fútbol y a lo mejor le pueden enseñar a usted'.

O sea, el deporte les fascina y a lo mejor puedes entrar a la lectura con ellos a través del deporte. Les puedes pasar biografías, porque les va a encantar leer la vida de Massú, pero también a partir de eso les puedes ampliar el mundo, porque cuando hay torneos, vienen de distintas ciudades, puedes mirar el mapa, o si son pruebas internacionales pueden aprender dónde está Australia.
A partir de algo así se va a interesar porque está interesado, pero si tú le impones algo en lo cual ellos no tienen conocimientos previos, no están interesados, no lo desarrollan, porque no sienten la necesidad de leer.

- Es difícil imaginar por qué no nos va mejor en lectura y escritura...

Yo creo que no hay plena conciencia de las cosas que yo te estoy diciendo... Eso requiere de más información de parte del profesor y mayor implementación de materiales.

Piensa que a un importante sector de la población, la más pobre, le llega nada más que el libro de texto. Que entrega el ministerio. Y el libro de texto te asocia inmediatamente con hacer o no hacer una tarea. No te da el placer de leer, por ejemplo. Es un instrumento de aprendizaje: tú lees eso, pero después tienes que ver la palabra principal, tienes que ver el vocabulario... tienes que escribir. Se asocia la lectura como un paso previo para enfrentar una tarea.

Pero lo que importa es que muy temprano hay que llevar a los niños a una lectura que por un lado les dé placer y por otro les forme para satisfacer necesidades e intereses.

- En este sentido ¿cuál es el deber del profesor, lo esencial?

En primer lugar enseñarles a leer, pero después formar niños que tengan el hábito de la lectura, que no sea una cosa mecánica, que sea para el niño una necesidad tanto placentera para su tiempo libre, como para encontrar respuestas a distintos propósitos, a necesidades...

Queremos tu

Opinión