Sigue a educarchile en

Cantidad de usuarios online 1.500.000

Recursos educativos interactivos

compartir

Ficha temática

Región de Coquimbo

Aquí podrás conocer más sobre esta fiesta del folclor regional.

El pueblo de Andacollo se ubica a 56 km. al sureste de La Serena. Fue poblado inicialmente por la cultura molle, la cual fue influenciada por los incas, desarrollando la agricultura y la metalurgia de cobre. Mayormente se cree que recibió su nombre por este pasado inca: “anta”, palabra quechua que significa cobre, y “coya”, que se entiende como reina o princesa, significando entonces su compuesto: “cobre-reina” o “reina del cobre”.

Los cronistas y la leyenda cuentan que la imagen de la Virgen del Rosario llegó a Chile a través de los españoles que debían fundar La Serena, en 1544. Cuatro años más tarde de la fundación hecha por Juan Bohn, la ciudad fue atacada e incendiada por los indios de Copiapó. Sobreviviendo sólo dos, quiénes huyeron a las montañas con la imagen, que escondieron. Posteriormente, entre 1560 y 1570, un indio minero de Andacollo tuvo una visión en sueños donde una voz le ordenó buscar un tesoro entre los peñascos más altos. El indio hizo lo que se le ordenaba y la imagen fue encontrada por él entre los matorrales. Luego se construyó una capilla de paja para venerarla. Comenzando alrededor de 1585 la devoción por ella, y los bailes en su honor, los llamados bailes chinos.

A mediados de 1600 la capillita fue destruida y la imagen sagrada desapareció misteriosamente. El pueblo volvió a contar con su presencia en 1676 cuando llegó de Lima, Perú, una nueva imagen tallada, solicitada por el párroco del pueblo, Bernardino Álvarez del Tovar.

La imagen que hoy se conserva y venera es de poco más de un metro, de madera de cedro, de rostro indígena y de mirada misericordiosa, que sostiene a un niño Jesús, y se cree que es muy diferente a la original, aún así no menos venerada. Llegó al pueblo del Andacollo gracias a los esfuerzos de la autoridad eclesiástica, representada por el cura; por los chinos, representados por los indios;y gracias al pueblo, representado por los vecinos de la época.

La localidad de Andacollo, con su imagen venerada y visitada por miles de visitantes nacionales y extranjeros se llena de colores, danzas y músicas por las numerosas cofradías y agrupaciones de bailes, cuya principal función es formar la carrera de honor y escoltar a la santísima imagen durante la procesión solemne. Están conformadas por los bailes chinos, que celebran desde 1585, los turbantes desde 1752 y posteriormente los morenos, gitanos, pieles rojas y danzantes de Tamaya. Su amor y fe es demostrado a la “Chinita”, como es llamada la Virgen, acompañado de matracas, tarkas, flauta de cañas, bombos, cajas y platillos.

La veneración y celebración de la Virgen del Rosario de Andacollo, se divide en dos etapas. Una denominada Fiesta Chica, celebrada el primer domingo de octubre en vísperas de la segunda celebración, y la Fiesta Grande, la que se realiza entre los días 24, 25 y 26 de diciembre.

El día más importante de la celebración es el 26, cuando después de celebrada la misa, la Virgen es sacada en procesión por el pueblo. La importancia de este día radica en que el 26 de diciembre de 1901, bajo el papado de León XIII, la presidencia de Germán Riesco, y el Obispo de La Serena, Florencio Fontecilla, fue coronada canónicamente la imagen venerada. La imagen fue decorada con una corona de oro, en señal de sus milagros y de la importante de la devoción que a ella se manifestaba.

Cuatro templos han sido edificados en honor a la Virgen. Uno en el siglo XVI, otro en el XVII (que sólo alcanzó a durar hasta 1776), el tercero fue edificado en el XVIII, teniendo sucesivas reparaciones, y es en él donde se encuentra la Virgen, el mayor tiempo del año. Finalmente, entre 1873 y 1893 se construyó el templo nuevo declarado Basílica Menor por el Papa Juan Pablo II, en 1998.

En el pueblo de Andacollo se encuentra el Museo de la Virgen, que data del siglo XVII. En él es posible encontrar exvotos (ofrendas religiosas en reconocimiento de un beneficio recibido) que los peregrinos dejan a la Virgen del Rosario.

¿Sabías qué?
El Rey de España Felipe IV, decretó el 10 de mayo de 1643, que las iglesias de América que carecieran santo patrono reconocido tomaran alguna advocación de la Santísima Virgen, por lo que el Obispo de Santiago de la época, fray Gaspar de Villarroel, dispuso que las parroquias o doctrinas de Copiapó, Huasco y Andacollo, que no tenían titular, tomaran el de Nuestra Señora del Rosario.

Información

Técnica

Descripción BreveAquí podrás conocer más sobre esta fiesta del folclor regional.
Recursos recomendados

bienes patrimoniales

IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile
Clasificación Curricular
NivelAsignaturaEje y habilidades
5° básicoEducación artísticaLa música y los sonidos que nos rodean
5° básicoEducación artísticaEl folclor de nuestra región

Queremos tu

Opinión