Loading

compartir

Artículo

Competencias Digitales: un imperativo del Siglo XXI

El extendido uso de las TICs en la sociedad demanda nuevas competencias docentes hacia la incorporación de estas herramientas en el mejoramiento de los aprendizajes.

Paola Alarcón: "se hace necesario que los profesores se comprometan al desarrollo y perfeccionamiento permanente en esta área, que les permita el desarrollo de competencias digitales para atender las exigencias del mundo de hoy y del mañana.".

Por Paola Alarcón Frías, jefa Área de Competencias y Formación TIC, Enlaces- Ministerio de Educación.

Actualmente el trabajo, las comunicaciones, los servicios y sistemas, las relaciones interpersonales, en definitiva la mayor parte de las acciones que a diario desarrollamos son mediadas por las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs). Así, todos los sistemas, de una u otra forma, se ven afectados por estas herramientas. El mundo educativo no se encuentra ajeno a esta situación, por el contrario, con alumnos "nativos digitales" mal podríamos los profesores y quienes nos vinculamos a diario con los procesos que vive la escuela, excluirnos de un mundo que exige la presencia permanente de la tecnología en todos los espacios y por ende también en la sala de clases integrándola al proceso enseñanza-aprendizaje.

"Los  docentes del siglo XXI tienen el compromiso de integrar las TIC ajustando y replanteando sus métodos de enseñanza a modo de crear nuevos contextos de aprendizaje".

En la sala de clases, junto con mejorar la motivación y con ello la disposición al aprendizaje de los niños, niñas y jóvenes, las TICs constituyen una herramienta muy potente para el trabajo de los profesores entregándoles recursos alternativos para satisfacer los distintos estilos de enseñanza. Asimismo, acompañada de procesos formativos y liderazgo directivo en su uso, las TICs pueden además mejorar procesos de gestión educativa y administrativa, la convivencia escolar y habilitar nuevos modelos pedagógicos en el aula, nuevas prácticas de gestión y nuevas formas de  participación. Finalmente no se puede dejar de mencionar el valor que estas herramientas revisten al momento de enfrentar los procesos de formación y desarrollo profesional docente.

En este escenario, los  docentes del siglo XXI tienen el compromiso de integrar las TIC ajustando y replanteando sus métodos de enseñanza a modo de crear nuevos contextos de aprendizaje enriquecidos por estas herramientas, en sintonía con las experiencias de sus alumnos, con la forma en que ellos interactúan en el mundo moderno, desarrollar un nuevo lenguaje que les permita dialogar con estos aprendices del nuevo milenio.

Nuestros profesores deber pasar desde una fase inicial en que desarrollan capacidades básicas de uso de las TIC a fases especializadas de integración de las TIC en su práctica profesional; aprender a enseñar con estas herramientas, utilizarlas adecuadamente para ofrecer a sus alumnos oportunidades de construir y reconstruir su aprendizaje a través de la comunicación, la interacción, el acceso a recursos digitales, la colaboración y la expresión de sus construcciones. Para ello, se hace necesario que los profesores se comprometan al desarrollo y perfeccionamiento permanente en esta área, que les permita el desarrollo de competencias digitales para atender las exigencias del mundo de hoy y del mañana.

Para atender esta demanda, Enlaces del Ministerio de Educación diseñó un nuevo Plan de Formación Docente, que reconoce que los profesores han sido alfabetizados digitalmente, y por ende, se hace cargo de un nuevo desafío: el uso de las tecnologías en contextos educativos. Por ejemplo, es necesario que los profesores de aula no sólo la usen como herramientas de productividad personal, sino que sean capaces de cambiar sus prácticas y desarrollar nuevos métodos de enseñanza-aprendizaje que contemplen su utilización como instrumento cognitivo, social, de aprendizaje, comunicación, etc. Así, el proceso de formación se orienta a desarrollar las competencias digitales de los distintos actores del sistema educativo, acorde a las necesidades de cada uno y a los recursos que tendrán disponibles dentro de la escuela.

El año pasado, más de 9 mil profesores y asistentes  recibieron formación en el uso de las tecnología en la educación y en 2009 hay cupos para 20 mil docentes.

El Plan de Formación de Enlaces potencia competencias en distintas dimensiones. En particular, una de ellas es la  dimensión ética que entre otras habilidades, entrega herramientas a los profesores para que promuevan en sus alumnos el desarrollo del pensamiento crítico y reflexivo para analizar la información obtenida del ciberespacio.

Nuestra experiencia indica que la integración de  tecnologías digitales y el uso de una nueva generación de recursos pedagógicos digitales en las aulas (recursos que van desde los textos escolares que van a migrar hacia ambientes hipertextuales, pasando por los software educativos y llegando a sofisticados videojuegos) pueden transformar significativamente la experiencia de aprendizaje de los alumnos. Pero queremos insistir majaderamente en que no es la tecnología la que produce los cambios, es lo que el profesor hace con ella lo que desencadena los buenos resultados, aportando a mejorar la calidad de la educación de los chilenos y chilenas del país.

Información

Técnica

Fecha de Modificación19/10/2009
Descripción BrevePaola Alarcón de Enlaces-Mineduc presenta el sentido del perfeccionamiento docente continuo en Competencias TICs para el aprendizaje.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Queremos tu

Opinión