Loading

compartir

Artículo

Ley SEP: Desafíos y recomendaciones para directivos

La Ley de Subvención Escolar Preferencial ha cambiado significativamente el funcionamiento de establecimientos municipales y subvencionados del país, pero también ha generando desconcierto. Conoce algunas claves para trabajar de mejor manera las oportunidades de la SEP.

 "Los recursos se deben usar de manera estratégica, llegar a la raíz pedagógica del problema con el diagnóstico y luego asignar creativamente los dineros para lograr los resultados de aprendizaje esperados. Buscando la eficacia del gasto y la focalización de recursos", señala Patricio Traslaviña.

Por Equipo de Gestión y Dirección Escolar de Fundación Chile

La Ley de Subvención Escolar Preferencial (SEP) conlleva varios aspectos revolucionarios para el sistema escolar chileno y comprender su importancia conceptual, ayudará a sacarle el mayor partido posible. En primer lugar, la SEP es la primera política pública en educación que reconoce que educar a estudiantes de niveles socioeconómicos más bajos es más caro que trabajar con alumnos de estratos medios o altos. Esta premisa da el sustento para la segmentación del alumnado en prioritarios y no prioritarios. En términos prácticos, esto significa que si su establecimiento tiene muchos alumnos considerados prioritarios podrá recibir proporcionalmente más recursos que un establecimiento que tenga menos alumnos prioritarios.

Otro aspecto de cambio, y de suma importancia para el sistema escolar, está dado por el traslado de  la responsabilidad de mejora a la misma escuela. Es decir, la ley compromete al establecimiento, a la elaboración de un plan de mejoramiento, basado en un proceso de diagnóstico. Si no se rinden cuentas apropiadamente y no se demuestran avances en metas de aprendizaje, el Ministerio puede llegar a pedir de vuelta los recursos o a intervenir el establecimiento. Esto pone el foco de mejoramiento en las propias necesidades de la escuela y en su capacidad de gestión al momento del uso de los dineros, es por esto que al momento de trabajar con recursos SEP es tan importante preocuparse por las capacidades de gestión y por las habilidades de liderazgo directivo, sobre todo considerando ciertas dificultades que la mayoría de las escuelas tuvieron en la etapa inicial de implementación de la ley.

Los problemas y dificultades

Una de las quejas constantes a nivel escuela con respecto a la Ley SEP, se relaciona con la falta de información precisa, e incluso a contradicciones entre diversas fuentes de información. Durante el año 2008, primer año SEP, existió confusión en cuanto a en qué se podían gastar los recursos, formas de realizar el diagnóstico y plan de mejoramiento, calendarización de entrega de recursos, etc., agravado además por la percepción de que las respuestas de las direcciones provinciales no eran claras o derechamente incoherentes unas con otras (Ver estudio).

Otro de los problemas que afectó a muchas escuelas, fue en relación a la tardanza en la entrega de dineros. Esto, tomando en cuenta que el plan de mejoramiento también conlleva un cronograma con metas calendarizadas, por lo que la demora en entrega de recursos afecta directamente al logro de objetivos previamente definidos.

La falta de entendimiento entre el nivel del sostenedor y la escuela también fue un punto de conflicto a la hora del convenio SEP, sobre todo por la no explicitación en la ley de las distribuciones de funciones entre ambas figuras.

Finalmente, los directivos también han plateando problemas prácticos relacionados con las fallas en el sistema on-line para cargar los planes de mejoramiento.

Buscando el progreso educativo

A pesar de estos y otros problemas, muchos directores(as) han reconocido que esta ley es un avance, pero que hay que usarla con seriedad y compromiso.  Jorge Tapia es director del Liceo Andrés Sabella, establecimiento certificado municipal de Antofagasta. Para él y su equipo directivo, la ley SEP ha ayudado a focalizar la atención en alumnos  con bajo nivel de logro en las pruebas diagnósticas, usando asistencia técnica especializada: “nuestra estrategia de uso de recursos está basada en acompañamiento pedagógico y psicológico especializado a alumnos con más necesidades”. Recalca que el diagnóstico fue clave para detectar esas necesidades.

En este sentido, el propósito final para el uso de recursos es clave. Patricio Traslaviña, Coordinador del Programa Mejor Escuela de Fundación Chile, advierte que lo importante  para el buen uso de recursos SEP es la reflexión, pues muchas veces los establecimientos no saben qué hacer con el dinero y sus soluciones improvisadas consisten en usar el dinero en capacitaciones (sin foco estratégico), arreglo de infraestructura e incluso en aspectos municipales (cuando el sostenedor es la municipalidad) no ligados a ámbitos escolares. “Los recursos se deben usar de manera estratégica, llegar a la raíz pedagógica del problema con el diagnóstico y luego asignar creativamente los dineros para lograr los resultados de aprendizaje esperados. Buscando la eficacia del gasto y la focalización de recursos”.

Otro punto importante, tiene que ver con cómo tratamos este tema con los profesores. Resulta común para algunos equipos directivos usar los recursos según sus propios criterios sin escuchar a los docentes. Además de la pérdida de confianza en la dirección y el ruido peligroso que eso puede causar en la comunidad educativa, saber escuchar a los docentes es fundamental a la hora de asignar estrategias, pues por su labor en el aula es muy probable que conozcan las necesidades pedagógicas de sus estudiantes y sea más simple establecer acciones remediales o buscar asistencia técnica.

Además de todo esto, los directivos también tienen que poder mantener una relación fluida con el sostenedor, entendiendo y coordinado las diferentes funciones de cada estamento. Guillermo Richards, Coordinador de Gestión de Sostenedores del Programa de Gestión Escolar, plantea que una relación positiva entre directivos y sostenedor asegura que los recursos SEP, se focalicen en los aprendizajes de los alumnos e impacten positivamente los resultados que alcanza la escuela.

Recomendaciones a directivos para Ley SEP:

  • Informarse exhaustivamente y de varias fuentes en relación a las obligaciones SEP.
  • Buscar experiencias en otras escuelas.
  • Basar las decisiones en el diagnóstico y no desalentarse o desmotivarse por sus resultados.
  • Construir un plan de mejoramiento pertinente, con definiciones precisas, metas alcanzables y responsables determinados.
  • Difundir y buscar la participación de la comunidad en el plan de mejoramiento.
  • Establecer sistemas de evaluación y seguimiento de los avances.
  • Mantener expectativas altas y no frustrarse ante imprevistos o incumplimiento de otras instancias.
  • Conocer y buscar diferentes tipos de asistencias técnicas, optando por la que mejor resuelva los objetivos planteados previamente.
  • Mantener buenas relaciones con el sostenedor y saber diferenciar funciones.

Para más información siga este enlace

Información

Técnica

Fecha de Modificación25/06/2010
Descripción BreveConoce algunas claves para trabajar de mejor manera las oportunidades de la SEP.
IdiomaEspañol (ES)
Autorsansaldo

Queremos tu

Opinión