Loading

compartir

Artículo

Sacar partido de la SEP

Un estudio recientemente publicado por la UDP entrega recomendaciones certeras para mejorar los aprendizajes en la escuela, a través de las exigencias y apoyos que entrega la Subvención Escolar Preferencial.

Como recomendaciones preliminares los académicos Ernesto Treviño, Miguel Órdenes y Karina Treviño, sugieren establecer las metas de modo que sean desafiantes, pero alcanzables, a fin de “verificar avances graduales en los aprendizajes, y mantener la motivación de los equipos escolares al ver que se van consiguiendo los objetivos planteados al implementar las estrategias diseñadas por el colegio”.

Ante la presión por los resultados de aprendizaje las escuelas podrían buscar intervenciones aparentemente fáciles y de corto plazo para obtener resultados. Por desgracia, las medidas que buscan resultados a corto plazo no necesariamente construyen capacidades pedagógicas perdurables en el tiempo en los docentes y los directivos.

"La definición a 4 años plazo debe tomarse con extrema cautela, señalan los especialistas, debido a que el tiempo considerado para el plan de mejoramiento comienza a correr desde la firma del Convenio de Igualdad de Oportunidades y Excelencia Académica y no desde la aprobación del plan de mejoramiento por parte del ministerio. Esta situación ha impedido que las escuelas conozcan con certeza el tiempo del que dispondrán efectivamente para alcanzar las metas SIMCE propuestas".

La nueva Subvención Escolar Preferencial, que entrega más recursos a los establecimientos que tienen alumnos con mayores dificultades económicas, ha sido reconocida como un gran paso hacia la equidad de la educación en Chile. Para recibir estos recursos, las escuelas y sostenedores deben suscribir un plan de mejoramiento, que incluye metas a lograr en cuatro años, con el apoyo de una Asistencia Técnica Educativa (ATE).

¿Cómo los planes de mejoramiento de la SEP pueden ayudar a mejorar los aprendizajes?

El estudio realizado por Ernesto Treviño, Miguel Órdenes y Karina Treviño, formula recomendaciones claves para sacar el mayor provecho a esta ley.

Entre sus premisas, el documento menciona las eventuales dificultades que pueden limitar el impacto esperado por la SEP. Algunas escuelas desarrollan los planes de mejoramiento estipulados, tan sólo como un trámite burocrático a cumplir para recibir la subvención. Es necesario por tanto diseñar un buen plan de mejoramiento, pero este es solamente el primer paso para aumentar sostenidamente el rendimiento escolar.

Otro escollo es la ilusión de que las capacidades pedagógicas en la escuela puedan ser transformadas mágicamente por las ATEs: estas están destinadas a ayudar en el diseño e implementación de estrategias de mejora, pero las estrategias deben ser realizadas por los docentes, directivos y sostenedores.

5 ámbitos de acción para mejorar con los planes de mejoramiento SEP:
1:  Establecer un sistema de evaluación y seguimiento de los avances del aprendizaje de los estudiantes durante el año escolar.

Estre paso es necesario para identificar las necesidades de aprendizaje de los estudiantes, proveyendo información a docentes y directivos recibirán sobre el efecto que tienen las medidas implementadas en los resultados académicos. No es tarea fácil. La evaluación suele ser vista sólo como una actividad de asignación de notas a los estudiantes, más que como un insumo de datos para tomar decisiones pedagógicas. Esto hace necesario cambiar la cultura de la escuela. Pero además, el sistema de evaluación que se aplique no debe transformarse en una carga que entorpezca las actividades cotidianas del establecimiento.

El sistema de medición debe ser simple pero con solidez técnica para hacer ajustes en las prácticas docentes en caso de que algunos aprendizajes no estén ocurriendo debidamente.

La evidencia de que los alumnos estén aprendiendo debe provenir de pruebas estandarizadas confiables. Los resultados de estas pruebas deben complementarse con la evaluación que hacen los docentes a través de distintos medios—pruebas, trabajos individuales o grupales, participación en clase, entre otros. Es importante señalar que la evaluación estandarizada complementa y no sustituye la que hacen los docentes en la sala. Con el tiempo este sistema de monitoreo podrá incluir los resultados de las evaluaciones de los docentes e incluso el tipo de intervención que el docente está desarrollando con cada estudiante. Así se podrá construir una ficha con el historial educativo para cada estudiante, similar a las que se usan para el historial clínico o médico.

2: Definir estrategias de enseñanza

Este punto se traduce en un sistema de planificación de clases y evaluaciones, así como de métodos y recursos pedagógicos para la enseñanza. Este es el ámbito más trascendente para mejorar los aprendizajes. Las acciones en este ámbito deben promover la participación de los docentes en la generación de propuestas de acción y, al mismo tiempo, lidiar con la resistencia que puede suscitarse entre el profesorado por la presión que impone esta política y por los roces que pudiera crear con los directivos escolares y los sostenedores.

Independientemente de lo anterior se recomienda desarrollar estrategias de formación docente en servicio, para facilitar a los profesores aprender de sus propias prácticas. Una de las formas más eficaces de llevar a cabo este tipo de formación es a través del acompañamiento en aula, así como la revisión rigurosa de las prácticas y su vinculación con el aprendizaje logrado por los estudiantes. Es a partir de estas situaciones prácticas donde se puede construir una comprensión teórica más profunda que alimente el quehacer del profesorado.

3: Apoyar la gestión docente en el aula

Esto tiene que ver con enfocar el trabajo de aula de acuerdo al Marco para la Buena Enseñanza, considerando un sistema de acompañamiento del profesor en el área de Lenguaje. Se recomienda conformar un sistema de supervisión y retroalimentación de los docentes en aula que incluya observaciones de clase y retroalimentación de pares.

Otro componente de la estructura de apoyo a los docentes lo constituyen las herramientas que el Mineduc pone a disposición de los profesores. Por ello, es indispensable que éstos se apropien en profundidad del currículum y de los mapas de progreso. Si bien es obvio que los profesores deben conocer el currículum, esto no se debe tomar por hecho.

4: Reforzamiento pedagógico

Se deben proponer acciones de reforzamiento, sobre todo para alumnos con bajo rendimiento escolar en Lenguaje y, también, atención especial para estudiantes destacados. Estas acciones debieran conectarse con las anteriores para tener un diagnóstico adecuado del aprendizaje de los estudiantes, mejorar las estrategias de enseñanza de los docentes y enfocar el apoyo a la gestión en el aula en la consecución de mayores logros de aprendizaje entre los estudiantes más desfavorecidos. El diseño y la implementación de las acciones de reforzamiento pedagógico servirán de orientación a los docentes y podrán combatir la tendencia a justificar el bajo rendimiento académico en función de factores externos a la educación.

5: Comprometer a apoderados

La participación de los padres en la escuela tiene un impacto positivo sobre el logro académico. En contraposición, la investigación también ha revelado que los padres de bajo nivel sociocultural enfrentan importantes obstáculos para apoyar el desarrollo académico de sus hijos. En cualquiera de los dos casos los padres deben ser considerados como socios de la escuela. Se recomienda que, para motivar la participación, los docentes orienten a los padres para llevar a cabo tareas sencillas en el hogar, tales como leer por espacio de quince minutos diarios a los niños más pequeños (para eso podrían usarse libros de la biblioteca escolar); salvaguardar que los niños se duerman temprano; limitar el horario para ver televisión y sustituirlo por actividades que apoyen el desarrollo de la lengua escrita; explicar detalladamente las fortalezas y debilidades del aprendizaje de los estudiantes en relación al currículum o mapa de progreso; y, convidarlos a compartir historias o explicaciones de su actividad económica con los estudiantes. 

Información

Técnica

Fecha de Modificación30/07/2009
Descripción BreveUn estudio recientemente publicado por la UDP entrega recomendaciones certeras para mejorar los aprendizajes en la escuela, a través de las exigencias y apoyos que entrega la Subvención Escolar Preferencial.
IdiomaEspañol (ES)
Autoreducarchile
Fuenteeducarchile

Queremos tu

Opinión